Economía

La canasta básica alimentaria subió un 53,5 por ciento durante el año pasado

La línea de indigencia quedó en $ 10.197 y la de pobreza en $ 25.493, de acuerdo a los datos del organismo nacional de estadística.

Jueves 24 de Enero de 2019

El precio de la canasta básica alimentaria aumentó 53,5 por ciento durante el 2018, por lo que una pareja con dos hijos requirió de $ 10.197,53 para comprar la cantidad mínima de comida y no caer por debajo de la línea de la indigencia, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, el precio de la canasta básica total (CBT), que además de los alimentos incluye una cantidad mínima de indumentaria y servicios, aumentó durante el año pasado 52,9 por ciento por lo que ese mismo núcleo familiar requirió de $25.493,80 y no caer por debajo de la línea de la pobreza.

Sólo en diciembre, el costo de la canasta básica aumentó 0,7 por ciento, mientras que la canasta total se incremento en 1,1 por ciento.

Indice de pobreza

Con los valores del segundo semestre de la canasta básica total, el Indec elaborará la medición del índice de la pobreza, entendida esta como las personas cuyos ingresos no alcanzan para comprar un mínimo de indumentaria y el pago de servicios, además de alimentos.

En tanto, con los valores de la CBT se confecciona el índice de la indigencia, que son aquellos pobres cuyos ingresos ni siquiera alcanzan para compara la cantidad indispensable de comida para la subsistencia.

El Indec informará el 28 de marzo los índices de pobreza e indigencia a partir de los valores del segundo semestre.

En el primer semestre del año, el índice de pobreza alcanzaba al 27,3 por ciento de las personas, de las cuales el 4,9 por ciento era indigente.

Esa medición estuvo por debajo del 28,6 por ciento del primer semestre del 2017, dentro del cual 6,2 por ciento eran indigentes.

Desde el sector privado, el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) estimó en 33,6 por ciento el índice de pobreza y en 6,1 por ciento el de indigencia para el tercer trimestre de este año.

De esta manera, para la UCA, la pobreza subió 5,4 puntos porcentuales, o casi un 20 por ciento, desde el 28,2 por ciento de un año atrás hasta el 33,6 por ciento de septiembre último. La indigencia saltó 0,4 punto, desde un 5,7 por ciento, para el tercer trimestre de 2018. En ambos casos el resultado refiere al porcentaje de personas con ingresos que no alcanzan a cubrir las canastas alimentaria y total.

Para el caso de los hogares, el análisis arrojó 25,6 por ciento de pobreza, también en alza en comparación con el 20,9 por ciento del tercer trimestre del 2017, y 4,2 por ciento de indigencia, desde 4,1 por ciento.

A partir de estas cifras, y teniendo en cuenta que para el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) la población urbana de la Argentina alcanza a 40,5 millones, son 2,2 millones las personas que ingresaron a la pobreza y 170.000 a la indigencia en un año.

La cantidad de pobres en Argentina pasó de 11,4 millones a 13,6 millones, y la de indigentes, de 2,3 millones a 2,47 millones.

Inflación feroz

Si bien la caída de la actividad económica es la característica dominante del mandato de Mauricio Macri, el 2018 fue especialmente duro por los efectos de la crisis cambiaria, la devaluación y el feroz rebote inflacionario. El Instituto Nacional de Estadística y Censos informó la semana pasada la medición de inflación correspondiente al año pasado.

Los precios minoristas ponderados por el organismo estadístico subieron 47,6 por ciento durante los últimos doce meses. Fue la más alta desde 1991, cuando acumuló 81 por ciento. Superó, incluso, a la de 2002, luego de la crisis de la convertibilidad.

Según el Indec, las mayores subas durante el año pasado se anotaron en transporte, con el 66,8 por ciento; alimentos y bebidas no alcohólicas (51,2 por ciento), y equipamiento y mantenimiento para el hogar (50 por ciento).

El lunes, el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec) informó que en la provincia de Santa Fe los precios minoristas subieron 49,3 por ciento durante el año pasado, 1,7 punto superior a la nacional. En cambio, el registro de diciembre fue igual: 2,6 por ciento.

El rubro otros bienes y servicios encabezó las alzas del año, con un 61,4 por ciento. El segmento incluye una cantidad importante de artículos, como los cigarrillos o los bienes de cuidado personal, y servicios. Le siguió transporte y comunicaciones, con un 59,1 por ciento, impulsado por los aumentos en el precio del transporte urbano y en los abonos de telefonía. Equipamiento y mantenimiento para el hogar, que incluye los bienes muebles y los servicios de mantenimiento, trepó al 57 por ciento.

Durante el gobierno de Mauricio Macri la inflación acumula 150 por ciento en tres años.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});