Economía

La Cámara se apresta a confirmar losprimeros procesamientos por las coimas

La investigación quedará a un paso de su elevación a juicio oral y público, decisión que tomará Bonadio a principios del año próximo.

Lunes 17 de Diciembre de 2018

La Cámara Federal se apresta a definir esta semana si confirma los primeros procesamientos dictados en la causa de los llamados cuadernos de las coimas, el caso que salió a la luz hace más de tres meses y reveló los pagos ilegales realizados entre 2003 y 2015 a cambio de obra pública. De ese modo, la investigación quedará a un paso de su elevación a juicio oral, decisión que tomará el magistrado Claudio Bonadio a principios de 2019.

La decisión de la Sala 1 de la Cámara Federal (que también comprenderá algunas libertades) sellará la suerte de la ex presidenta Cristina Kirchner, del ex ministro de Planificación Julio De Vido y de su mano derecha Roberto Baratta.

Lo propio ocurrirá con los arrepentidos ex funcionarios y allegados al matrimonio presidencial José López, Claudio Uberti y Ernesto Clarens y empresarios como Angelo Calcaterra (primo del presidente Mauricio Macri), Carlos Wagner, José Chediack, Enrique Pescarmona, Aldo Roggio y Luis Betnazza, entre otros.

La inminente resolución también alcanzará a Oscar Centeno, autor de los cuadernos, y otras figuras que, según el expediente, recibieron dinero como el ex juez Norberto Oyarbide. Bonadio los consideró a todos integrantes de la misma asociación ilícita y les trabó por igual embargos de 4 mil millones de pesos a cada uno.

Todo indica que la Cámara avalará la hipótesis de la asociación ilícita dirigida por CFK y ejecutada por De Vido junto a Baratta (Centeno es su ex chofer) e integrada por ex funcionarios que fueron procesados e integraron el sistema de recaudación que revelaron las anotaciones en los cuadernos.

Asimismo, la Cámara confirmaría esos procesamientos, pero no los de aquellos funcionarios de menor rango que oficiaron de mensajeros en el circuito de las coimas.

Roles

Además de ser formalmente acusada de dirigir una asociación ilícita, a Cristina la señalan como coautora de recibir dádivas en 22 hechos y de cohecho pasivo (cobrar coimas) en cinco oportunidades.? Sólo en su domicilio de Uruguay y Juncal se realizaron 87 entregas de fondos ilegales por casi 70 millones de dólares.

Otro interrogante a develar a la brevedad es qué ocurrirá con los empresarios que confesaron haber pagado las coimas, según aseguró la mayoría de ellos en sus declaraciones como arrepentidos. Los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi definirían por estas horas si los hombres de negocios formaron parte de la asociación ilícita.

Pero antes de arribar a esa decisión, los magistrados deberán responder a los primeros cuestionamientos sobre el inicio de la causa, la forma en la que Bonadio se quedó con la investigación y las circunstancias en las que las fotocopias de las anotaciones de Centeno llegaron al fiscal Carlos Stornelli, de manos del periodista Diego Cabot (diario La Nación), quien —a su vez— las recibió de un presunto amigo del ex chofer que las tenía bajo su custodia.

Asimismo, otra de las cuestiones que la Cámara estudiará es la ley del arrepentido y el uso que se le dio a su aplicación en la causa de los cuadernos.

Fueron los ex funcionarios de Planificación que siguen presos los que objetaron esa norma, publicada en noviembre de 2016, en medio de las revelaciones en el marco de la causa por la denominada ruta del dinero K.

Bruglia y Bertuzzi ya zanjaron la discusión sobre la posibilidad de compartir las confesiones, pero todavía queda abierto el debate sobre cuál será el valor que les podrán dar a esas afirmaciones en otras causas.

Interrogantes

Por su parte, la expectativa de los fiscales sobre el fallo de la Cámara apunta a la confirmación de los procesamientos. En ese sentido, Stornelli y Carlos Rívolo reclamaron que se quite el delito de dádivas y sean directamente coimas, que se multipliquen los hechos para todos los implicados, que se revoque la falta de mérito de los empresarios que dijeron haber cumplido órdenes y que se agrave la situación de cuatro encartados para considerarlos también organizadores de la asociación ilícita.

En ese lugar ubican a López (ex secretario de Obras Publicas), Clarens (financista de la familia Kirchner), al ex titular de la Cámara de la Construcción Carlos Wagner y a Gerardo Ferreyra, uno de los pocos empresarios que continúa detenido.

Las defensas de los hombres de negocios sostuvieron en su momento que pagaron sobornos presionados para poder cobrar las obras por las que habían sido contratados, para salvar la continuidad de sus compañías, para poner aportar dinero a la campaña electoral o, directamente, por temor.

Paralelamente, la confirmación de un eventual procesamiento de Cristina renovará los pedidos de desafuero como senadora nacional, como dejó supeditado Bonadio en su resolución de mediados de septiembre pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});