Economía

La Cámara baja retoma el debate sobre el proyectode ley de alquileres

La iniciativa, que tiene media sanción del Senado, estuvo frenada dos años y está a punto de perder estado parlamentario.

Martes 16 de Octubre de 2018

La comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados se reunirá hoy para avanzar con el análisis del proyecto de ley de alquileres, que obtuvo media sanción del Senado hace dos años.

La comisión está presidida por el oficialista Daniel Lipovetzky y el encuentro comenzará a las 14, en el segundo piso del Anexo C de la Cámara Baja.

La iniciativa prevé que se podrán usar garantías bancarias para alquilar un inmueble, y que se podrá actualizar cada seis meses el valor de locación, en base al coeficiente de variación salarial y el índice de inflación.

También, establece que la comisión de la inmobiliaria la pague sólo el propietario y aumenta de dos a tres años el plazo de los contratos de alquiler.

Además, el gobierno pretende que se formalicen los contratos, es decir, que se "blanqueen" los alquileres.

"Vamos a avanzar en el proyecto para obtener dictamen, se trata de un tema que afecta a 7 millones de argentinos que alquilan y que no tenían una ley", dijo Lipovetzky.

El viernes pasado, el presidente Mauricio Macri reclamó al Congreso que "avance pronto" con la sanción de la ley.

Cajoneada

El coordinador del Consejo Asesor de Defensa de la Vivienda e Inquilinos de la Oficina Consumidor de Rosario, Ariel D´Orazio apuntó que la iniciativa que anunció el presidente Macri es la que impulsó la Federación de Inquilinos Nacional y que recibió en su momento media sanción de la Cámara alta, y que luego fue cajoneada por el oficialismo en Diputados. "Es la misma que el propio legislador del PRO, Daniel Lipovetzky, frena desde hace 24 meses", agregó.

En ese marco, destacó el apoyo a que se reactive la discusión sobre ese proyecto, sobre el filo que pierda estado parlamentario. "El temor que tenemos es que esto sea sólo un anuncio, que se dilate en el tiempo el tratamiento de la ley que ya tiene media sanción en el Senado y que la misma pierda estado parlamentario en noviembre de este año", advirtió.

Inmobiliarios

El presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires, Armando Pepe, dijo que si el proyecto es sancionado por el Congreso, "muchas propiedades se van a retirar del mercado locativo para ponerse a la venta".

Pepe recordó que la ley ya tiene media sanción del Senado y desde hace dos años está en la Cámara de Diputados.

"Recién ahora comenzó el apuro para sancionarla, pero hay cuestiones del proyecto que no nos parecen bien", dijo.

Cuestionó la indexación semestral prevista. Dijo que "no se sabe cuál va a ser el valor locativo a partir del séptimo mes", en un país donde los índices inflacionarios "son siempre complicados".

Además, Pepe consideró que "se necesita una garantía más sólida, no una garantía bancaria, que es carísima, sale entre un 7 por ciento y un 8 por ciento del valor del contrato". Sobre este punto del proyecto, propuso "dejar un abanico de posibilidades para que el propietario elija la garantía".

En medio de la hiperrecesión provocada por la política económica del gobierno nacional, la situación de los inquilinos es cada vez más complicada.

Morosidad

Según datos de la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires, un 35,87 por ciento de los inquilinos porteños tiene dificultad para afrontar el pago del alquiler y las expensas. A principios de año, esa relación era del 21 por ciento.

La Cámara de Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros) informó que en la ciudad se multiplicó por cinco la mora en el pago del alquiler. En el último año "se pasó de una mora clásica de 1,9 por ciento a más de 5 por ciento".

Frente a este escenario, con récord de mora en el pago de los alquileres, con más de 3.500 locales comerciales vacíos en Rosario, con un 50 por ciento del salario que se destina a los alquileres, una inflación en alza constante, pérdida de poder adquisitivo, y congelamiento de créditos hipotecarios, desde el Colegio de Corredores Inmobiliarios de Rosario (Cocir) propusieron que los contratos de alquiler en la ciudad se ajusten por el Coeficiente de Variación Salarial (CVS) y no por la estimación de la inflación.

"Nos parece una idea interesante y para llevar a cabo en tiempos donde los inquilinos no están pudieron abonar el alquiler", dijo Nire Roldán, titular de la Concejalía Popular.

"No podemos usar índices de fantasías, tenemos que ver la realidad, donde el inquilino pueda pagar el alquiler y el propietario mantener el inmueble. Si se toma el índice sobre la evolución de los salarios para los alquileres nos quita un problema al mercado, porque los alquileres están atados a los salarios", argumentó el presidente del Cocir, Julio Farah.

De acuerdo a la Concejalía Popular, los nuevos contratos como las renovaciones que se vienen desarrollando desde principio de año rondan entre el 30 por ciento y 40 por ciento. Esto significa que el alquiler aumentó más de lo que pudieron cerrar las mejores paritarias, como los aceiteros que acordaron un 22 por ciento, aunque desde los privados retrucan con que "es menor a la inflación estimada para el 2018" que superaría el 42 por ciento.

Mercado. La Cámara de Diputados de la Nación retoma el debate sobre el proyecto de ley de alquileres.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario