Economía

La Bolsa lloró el fin de las AFJP con una caída histórica del 10,11 por ciento

La Bolsa porteña organizó un funeral a toda pompa por el deceso de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP), las principales inversoras en el mercado de acciones y de bonos. El Merval llegó a perder 18 por ciento pero la intervención de los bancos oficiales...

Jueves 23 de Octubre de 2008

La Bolsa porteña organizó un funeral a toda pompa por el deceso de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP), las principales inversoras en el mercado de acciones y de bonos. El Merval llegó a perder 18 por ciento pero la intervención de los bancos oficiales comprando activos logró achicar pérdidas hasta 10,11 por ciento. Igual, fue el peor resultado desde agosto de 2004.

Si bien el mercado local no escapó a un nuevo derrumbe internacional de las Bolsas, la histeria se desató fundamentalmente por la presentación del proyecto de ley que estatiza el sistema de jubilaciones y la prohibición judicial a las AFJP de mover sus carteras. Como las principales compañías del rubro son propiedad de bancos españoles, el drama también llegó a la Bolsa madrileña, que cayó 8,16 por ciento, empujada por las acciones de firmas que operan en la Argentina.

De este frente se encargó el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, quien se apresuró a reunirse con las cúpulas de YPF y Telefónica para asegurarles que en el país "existe seguridad jurídica".

Las administradoras de fondos de jubilación tienen una participación en el mercado de capitales de unos 52.000 millones de pesos a través de títulos públicos y otros 10.000 millones en acciones. El traspaso de sus activos al Estado es, en ese sentido, no sólo un golpe a esas empresas sino al escuálido mercado de valores local.

Con la desaparición de los mayores inversores del mercado, los operadores se desencajaron. "La salida de las AFJP va a llevar a un mercado más pequeño e imprevisible, teniendo en cuenta que hoy por hoy los fondos de pensión tienen un importante circulante de acciones", señaló uno de ellos.

El frenesí por desprenderse de los títulos de la deuda local se reflejó en el riesgo país, que llegó a 2.005 puntos básicos, un nivel similar al de octubre de 2001, antes de la cesación de pagos.

El índice Merval cayó 10,11 por ciento hasta los 940,82 puntos, aunque llegó a ceder más de 18 puntos porcentuales, antes de que la banca oficial decidiera intervenir comprando acciones y bonos.

Operadores dijeron que la firma Nación Bursátil, la sociedad de bolsa ligada al Banco Nación, fue la que encabezó una serie de compras accionarias para frenar la caída. "Compró títulos públicos cortos y acciones en aquellas empresas donde existe mayor participación de los fondos de las AFJP", agregaron y especularon con que en el futuro, si el proyecto es aprobado, estas entidades se desprenderían de los papeles empresariales para volcarse a los bonos.

"La pregunta es qué va a pasar con el mercado de capitales porque si no están las AFJP, quién va a aportar liquidez", lloró una operadora.

El Merval, que perforó holgadamente la barrera psicológica de los 1.000 puntos, acumula pérdidas de 41,13 por ciento en octubre, 56,27 por ciento en el año y más de 60 por ciento desde el 31 de octubre de 2007, su último máximo. Ayer negoció 109,9 millones de pesos en acciones, con 62 papeles en baja, 5 en alza y 4 sin cambio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario