Economía

La ausencia de dólares no inquieta al mercado

El gobierno pagó el Boden 2015 y sus reservas se ubican muy próximas a los 27.500 millones de dólares. Sin embargo, el dólar blue se mantiene, por ahora, y solo por ahora, muy estable.

Domingo 11 de Octubre de 2015

El gobierno pagó el Boden 2015 y sus reservas se ubican muy próximas a los 27.500 millones de dólares. Sin embargo, el dólar blue se mantiene, por ahora, y solo por ahora, muy estable.

   La tarea de recomponer reservas y sacar pesos de mercado se dio de tres maneras. Esta misma semana el gobierno salió a colocar un bono en dólares, como el Bonar 2020, por el cual recaudó u$s 669 millones; un título que ajusta por el valor del dólar comercial, por el que recaudó el equivalente a u$s 385 millones; y un bono en pesos que paga tasa Badlar más un plus, por el que recaudo $ 8.320 millones.

   El gobierno salió a capturar fondos, en todas las modalidades posibles. El swap chino no llega, y el mercado comienza a mirar con cierto nerviosismo al dólar de convertibilidad, que es el que surge de la relación entre la base monetaria y las reservas. Este tipo de cambio se ubica en $ 19,30.

   El historial de mercado nos dice que el dólar blue, más tarde o más temprano converge al dólar de convertibilidad. Por otro lado, deberíamos tener en cuenta que hay muchos dólares físicos, ya que se pagaron u$s 2.400 millones de amortización y renta de Boden 2015, y los inversores no han decidido que hacer con dicho dinero. Muchos han vendido en el mercado informal, para adquirir activos, y esto frena el avance del dólar blue.

   El mercado está lleno de interrogantes, la base monetaria crece a un ritmo del 40% anual, y los precios lo hacen a un ritmo del 26% anual. El stock de plazo fijo en pesos aumenta, y la compra de dólar futuro es muy elevada, el total de compras asciende a la friolera de u$s 8.000 millones.

   Los que venden propiedades o terrenos, desearían postergar sus ventas para después de las elecciones. Si es cierto, que el próximo gobernante disminuye las retenciones, para conseguir dólares frescos, una gran liquidez invadirá al mercado en diciembre próximo, y los precios de venta no serán los mismos.

   En el mercado hay dos miradas bien diferenciadas: los que creen que todo explotará, y conviviremos con un dólar blue por encima de $ 20; y los que creen que el mercado no explotará, y que los dólares ahorrados, en algún momento irán en busca de activos.

   Desde esta columna nos inclinamos por la segunda posibilidad. Consideramos que hay precios tentadores para bienes inmuebles, acciones y títulos públicos.

   Las propiedades en Capital Federal están a precios de u$s 2.500 el metro cuadrado, en Rosario es muy fácil conseguirlas a $ 28.000 ó $ 30.000 el metro cuadrado.

   Las acciones muestran una suba considerable, aunque no han superado los máximos del año 2015. Después de cinco ruedas de suba, parecería que los bancos y petroleras podrían ser un buen negocio. En Argentina la nafta se vende a un precio elevado, que se condice con un precio del petróleo de u$s 77. De cara al próximo gobierno, ese precio sostén caerá, el nuevo valor no será el actual, de u$s 50 el barril, pero se ubicaría en un nivel intermedio, lo que implicará una baja de combustibles. Esto será muy bueno para las economías regionales, y cambiaría el precio de muchos campos en el interior.

   En cuanto a los bonos, hay para todos los gustos. A un año y medio, el Bonar 2017, que paga una renta de u$s 7 al año. A 5 años el Bonar 2020, que paga una renta de u$s 8. A 9 años el Bonar 2024 que paga una renta de u$s 8,75.

   Los que desean bonos en pesos tienen dos modalidades, los que abonan una tasa de interés de mercado, más un plus de 3%, o bien los bonos en pesos que ajustan por la suba del dólar oficial.

   De todos estos bonos, recomendamos la familia de los Bonar, se compran en pesos y se pagan en dólares. La mejor opción, para resguardo los ahorros.

Conclusión. El mercado está en un escenario binario, hay muchos dólares dando vuelta, y la oferta sobre el blue lo posiciona por debajo de $16. Los indicadores monetarios, dan cuenta de reservas por debajo de u$s 30.000 millones, la demora de los swap chinos y pocos dólares capturados por el Banco Central, con mucha venta de dólar turismo y ahorro. La base monetaria sigue creciendo a niveles superiores a los $ 550.000 millones. Esto nos daría un dólar de convertibilidad de $ 19,30.

   Nuestra interpretación, es que el dólar blue no crece, porque los inversores creen que hay ganador en primera vuelta, y esperan definiciones para dentro de dos semanas. Si esas definiciones satisfacen, el blue seguirá planchado, de lo contrario tendremos un dólar mucho más elevado. Ante dicho escenario, el mejor resguardo son bonos, si el blue sube, los bonos crecerán en precio, si el blue no sube, te pagaran una buena renta. No arriesgue, busque la medida justa, en la familia de los Bonar encontrará la mejor opción.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS