Economía

La Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados evaluó como contundente el paro

El presidente de la entidad, Jorge Cherro, dijo  que la medida de fuerza “tuvo un acatamiento del 70 a 80 por ciento en la ciudad de Buenos Aires, el conurbano bonaerense y el interior".

Miércoles 21 de Mayo de 2014

El presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados de la República Argentina (Adecra), Jorge Cherro, calificó hoy de “contundente” el acatamiento de la medida de fuerza llevada a cabo durante toda la jornada en los centros de salud privados, que sólo atendieron urgencias, en reclamo de “una recomposición arancelaria” para enfrentar una suba en los costos del sector.

Cherro indicó en diálogo con DyN que la realización de la medida de fuerza “tuvo un acatamiento del 70 a 80 por ciento en la Ciudad de Buenos Aires, en el conurbano bonaerense, y en los grandes centros urbanos del interior del país”.

“Hubo centros de diagnósticos y laboratorios que directamente no abrieron sus puertas. La medida fue contundente, estamos conformes”, evaluó el directivo, quien manifestó a DyN que “todavía no hemos tenido novedades” por el lado del gobierno.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo en su habitual conferencia de prensa matinal que “la Superintendencia de Salud tiene que propiciar este acuerdo con las instituciones de provisión de servicios de medicina prepaga y prestadores de servicios de la salud”.

Al respecto, Cherro expresó que “es optimista” en que habrá un contacto con funcionarios, y especuló que “como es un gobierno que no negocia con medidas de fuerza, tal vez, pasado el paro, nos llamen a negociar”.

De todos modos, el directivo ratificó que habrá una nueva medida de fuerza, pero esta vez de 48 horas, el próximo miércoles y jueves “si no hay una propuesta razonable y suficiente” en respuesta a los reclamos del sector.  “Nuestra voluntad es diálogo y negociación, pero se llegó a estas medidas porque estamos en una situación límite”, justificó.

En este sentido, alegó que la devaluación de enero impactó notablemente sobre los insumos médicos y aparatos tecnológicos que “son importados”, a lo que se suma el efecto de la inflación, y la próxima negociación de paritarias donde el gremio reclama una suba salarial del 30 por ciento.

“Necesitamos una recomposición de aranceles cercano al 30 por ciento, en línea con la inflación y con el reclamo salarial del gremio. La paritaria vence el 31 de julio, pero el sindicato quiere adelantar la negociación un mes. El 80 por ciento de nuestros costos es mano de obra”.

Cherro aclaró que el sector no pretende que ese ajuste arancelario del 30 por ciento sea en una sola vez, pero enfatizó que “necesitamos que el gobierno nos de un cronograma para el año para saber a que atenernos; sería muy irresponsable de parte nuestra si firmáramos una paritaria sin tener asegurados los recursos”. (NA)

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario