API

La API lanzará nuevos planes de pago para regularizar deudas impositivas

Tras el fin de la última moratoria, habrá dos nuevos regímenes. Uno por obligaciones vencidas a noviembre pasado y otro por las de este año.

Viernes 05 de Junio de 2020

Tras la reciente finalización de la moratoria impositiva que puso en vigencia en febrero pasado, el gobierno provincial pondrá en marcha nuevos planes de pago para que los contribuyentes se pongan al día con los tributos.

El titular de la Administración Provincial de Impuestos (API), Martín Avalos, adelantó que el organismo va a implementar dos planes: uno para regularizar deudas al 30 de noviembre de 2019 y el otro para las que se hayan generado desde el 1º de diciembre de 2019 al 31 de mayo de 2020.

"Ambos planes abarcan todos los tributos provinciales: Impuesto Inmobiliario, Urbano y Rural, Ingreso Brutos, Tasas Retributivas de servicios", explicó Avalos.

Respecto del primer plan, contempla la misma masa de deudas que se podía incluir en el régimen de regularización que acaba de finalizar. De hecho el nuevo plan tiene características "muy similares" a la última moratoria y consiste en una reducción en los intereses resarcitorios, "que son los que se tienen en cuenta para actualizar la deuda hasta la fecha del liquidación", dijo el funcionario.

Los intereses ordinarios del API se ubican normalmente en el 3 por ciento mensual. Pero en el caso del nuevo plan se va a liquidar la deuda con un interés resarcitorio del 2 por ciento mensual. Avalos explicó que habrá distintas formas de pago:

• Al contado, con una reducción del 20 por ciento de los intereses.

• En 12, 24 ó 36 cuotas, con un interés de financiación de 1,5 por ciento mensual, 2 por ciento, y 2,5 por ciento mensual, respectivamente.

Además, este plan de facilidades de pago establece también una reducción de las sanciones tanto de infracciones formales como de infracciones materiales.

Deuda nueva

El segundo plan que implementará la API alcanza a todas aquellas deudas tributarias que se hubieran generado desde el 1 de diciembre de 2019 al 31 de mayo de 2020. Es decir, las que no estaban siendo contempladas dentro de la moratoria.

"Este plan está orientado específicamente a otorgar algún beneficio para que aquellos contribuyentes que por algún motivo relacionado a la situación de aislamiento, pandemia o baja de actividad económica no pudieron cumplir con sus obligaciones fiscales corrientes, de esta manera puedan cumplirlo", explicó Avalos.

En este caso, no se van a cobrar intereses resarcitorios. Después va a haber dos opciones: o pagar en seis cuotas, que a su vez también se va a poder pagar sin intereses; o en 12 cuotas, a un interés del 0,5 por ciento mensual. "También se va a establecer la condonación de multas por incumplimientos formales", señaló el titular de la API.

Este plan no incluye la patente automotor porque "está emitida con posterioridad y abarca todo un periodo que se complejiza esa condonación, y además se trata de un impuesto que se coparticipa en un 90 por ciento, con lo cual estas condonaciones habría que acordarlas con cada municipio o comuna".

A instancias del gobierno provincial, la Legislatura aprobó sobre el filo del año pasado la ley 13.976, que instrumentó un cambio impositivo una ley de regularización tributaria. La moratoria empezó a regir a principios de febrero y terminó a fines de abril, aunque fue prorrogada por un mes.

Ese plan terminó el miércoles y, de acuerdo a lo que se señaló desde la propia API, se firmaron convenios por $ 100 millones.

Cuando se lanzó el programa, en el segundo mes del año, Avalos había asegurado que no tenía objetivos cuantitativos a alcanzar con la moratoria. Sí señaló que el Estado provincial buscaba gestionar un stock de deuda tributaria a su favor que alcanzaba a $ 7 mil millones de pesos.

Defensa del Consumidor

La Subsecretaría nacional para la Defensa de los Consumidores imputó a las empresas de envío a domicilio Rappi, Glovo y Pedidos Ya por presuntas cláusulas abusivas en su contratación y por difundir información engañosa. Estas plataformas, "en sus términos y condiciones, poseen cláusulas que resultarían abusivas ya que se deslindan de responsabilidades frente a las y los consumidores; asimismo, para acceder al servicio, se requiere que los clientes desistan de derechos que son irrenunciables y se encuentran garantizados constitucionalmente", informó la Subsecretaría. Las empresas tienen cinco días hábiles para el descargo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario