Economía

La Afip suspendió a tres cerealeras del Registro de Operadores de Granos

La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) suspendió ayer del Registro de Operadores de Granos a las cerealeras Louis Dreyfus Argentina, Bunge Argentina y Oleaginosa Moreno (del grupo suizo Glencore) y dio así un paso más en su estrategia de presión fiscal hacia el sector exportador multinacional...

Martes 22 de Marzo de 2011

La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) suspendió ayer del Registro de Operadores de Granos a las cerealeras Louis Dreyfus Argentina, Bunge Argentina y Oleaginosa Moreno (del grupo suizo Glencore) y dio así un paso más en su estrategia de presión fiscal hacia el sector exportador multinacional, completando una grilla que había arrancado con sanciones a Cargill, ADM, Nidera y Toepfer hace un par de semanas. Del top ten sólo fueron excluidas —al menos por ahora— las empresas de capitales nacionales: Molinos, AGD, Vicentín y las cooperativas ACA y AFA.

A través de un comunicado, el organismo recaudador indicó que las firmas sancionadas ayer realizaban “triangulaciones nocivas de operaciones, utilizaban paraísos fiscales y registraban maniobras financieras con el exterior”.

La medida —publicada ayer en el Boletín Oficial— implica que “las cerealeras deberán regularizar su situación ante el fisco”, caso contrario “serán excluidas del Registro de Operadores de Granos”.

La Afip señaló que “puntualmente en el caso de Bunge Argentina, también se la sancionó por la utilización de facturas apócrifas”.

“El Registro de Operadores de Granos resulta un pilar esencial para el control de la evasión por parte de la Afip, ya que posibilita contar con un universo acotado y verificado de los integrantes de la cadena de comercialización de granos, posibilitando la pérdida de beneficios de alícuotas diferenciales de retenciones a aquellos operadores que denoten una incorrecta conducta fiscal, tal como los casos señalados”, agrega la información oficial.

En caso de ser excluidas del registro, por las ventas de granos que realicen en el mercado interno estas empresas no tendrán más una retención del impuesto a las ganancias de sólo el 2% sino que se les retendrá el 15% por ese gravamen y el 10,5% por el impuesto al valor agregado (IVA).

También, y en el supuesto caso de ser excluidas del Registro de Operadores de Granos, a las cerealeras sancionadas “se les limitará la cantidad de cartas de porte autorizadas por parte de Afip”, expresa el comunicado.

En el arranque de este mes, la Afip también resolvió la suspensión del ROE para las firmas agroexportadoras ADM Argentina, Cargill y Toepfer Internacional.

A comienzos de febrero las suspensiones arrancaron con Nidera, que previamente había sido denunciada por prácticas de trabajo esclavo.

En el primer caso, las autoridades impositivas detectaron que las cerealeras realizaban triangulaciones nocivas de operaciones, utilizaban paraísos fiscales y registraban maniobras financieras con el exterior.

Ayer en el mercado local, los comentarios entre los operadores y ejecutivos del sector volvieron a centrarse en torno a las mismas especulaciones que vienen manejando desde hace algunos meses, las cuales hablan de que con este accionar el gobierno allana el camino para una intervención del mercado una vez que pasen las elecciones presidenciales de octubre de este año, dando casi por descontado la continuidad de Cristina al frente del Ejecutivo nacional. Otros insisten en que se rompió el pacto exportadores-gobierno, que funcionó hasta en los momentos más álgidos del conflicto con las entidades del campo a partir de 2008.

La exclusión de las exportadoras nacionales también provocó algunas suspicacias, pero nadie se animó formalmente a levantar el dedo acusador. En concreto, más allá de las especulaciones en torno a las decisiones del gobierno, todos los actores reconocen que el problema de la evasión existe con lo cual consideran que un acuerdo entre las partes no será tan expeditivo.

Las variantes. Por las dudas, las fuentes consultadas ayer por La Capital señalaron que las firmas suspendidas analizan variantes para salir de esta situación. La vía judicial figura en los manuales, pero con las encuestas electorales a favor del gobierno nacional temen que el gobierno eche mano de nuevas restricciones comerciales que afecten al sector. También sacan cuentas y empiezan a advertir que los “costos adicionales” que acarrea no ser parte del Registro de Operadores en materia de ganancias (pasa del 2 al 15%) e IVA (10,5%) terminarán trasladándolos al productor.

Desde el año pasado la Afip y algunas regionales, como las de Córdoba, viene elevando el perfil de las investigaciones sobre el comercio de granos. El destino de estas investigaciones y subsiguientes suspensiones quedará más claro a mediados de abril cuando vence el plazo de sesenta días desde que el organismo recaudador sancionó a Nidera. Por lo pronto, los productores para esa fecha estarán entrando de lleno en la cosecha de soja.

Suben los commodities

El Banco Mundial (BM) advirtió ayer de previsibles alzas de los precios del petróleo, gas y otras materias primas, por los esfuerzos que deberá hacer Japón para reconstruirse tras los desastres naturales (sismo y tsunami) del pasado 11 de marzo y la consiguiente crisis nuclear, aún sin resolver.

La demanda de Japón de materias primas en el período subsiguiente a los desastres “elevará aún más la ya de por sí elevada demanda de commodities”, dijo el economista jefe del banco para Asia Pacífico, Vikram Nehru.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario