Economía

La actividad rosarina cayó un 2,3 por ciento en septiembre y se hundió 8,9 por ciento en octubre

Construcción entró en terreno negativo y encabezó las bajas. Comercio e industria, por el piso. Los servicios zafan por los bancos.

Martes 27 de Noviembre de 2018

La actividad económica cayó 2,34 por ciento en Rosario durante septiembre, en relación al mismo mes del año anterior. Y el anticipo de la medición de octubre fue mucho peor: la baja interanual llegó a 8,96 por ciento.

Así lo informó el Centro de Información Económica de la Municipalidad de Rosario, al difundir el estudio que realiza mensualmente en base a la facturación de los comercios, industrias y empresas de servicios de la ciudad.

El desempeño de la facturación en septiembre, que se mide en base a la recaudación del Derecho de Registro e Inspección (Drei) muestra una caída en casi todos los sectores.

La construcción registró una baja del 8,1 por ciento, el comercio -que explica un 40 por ciento de la actividad económica de la ciudad- 5,8 por ciento y la industria manufacturera 2,8 por ciento.

Según el relevamiento, el único sector económico que operó en alza fue el de los servicios privados, impulsados por la intermediación financiera, con una suba de su actividad del 2,8 por ciento, en valores constantes.

actividad1.jpg

Bajas sectoriales

Entre las principales bajas se destaca la caída de la facturación en la comercialización de vehículos y equipos de transporte, con un descenso del 36,6 por ciento. También, la fabricación de componentes electrónicos y equipos eléctricos (-14,2 por ciento).

Desde la Municipalidad informaron que en septiembre de 2018 el indicador de facturación total de los locales habilitados en la ciudad de Rosario arrojó una caída del 2,34 por ciento, en valores constantes, respecto al mismo mes del año 2017.

En tanto, el comportamiento del acumulado enero-septiembre 2018 arrojó un crecimiento del 3,45 por ciento respecto al mismo período del año anterior.

actividad2.jpg


Evolución mensual

El foco del informe está puesto en el indicador desestacionalizad,o que cayó un 3,88 por ciento respecto a agosto de 2018. Se trata de la mayor caída de la actividad económica desde diciembre de 2015 .

En esos términos, la facturación de los sectores económicos en la ciudad marcó una caída del 2,12 por ciento, en febrero 0,07 por ciento y en marzo tuvo un pequeño rebote y subió 0,31 por ciento. En abril volvió a operar en rojo y cayó 2,10 por ciento, en mayo saltó y subió 3,13 por ciento y en junio se ubicó en terreno negativo con una caída del 0,48 por ciento como en julio con una baja de 3,07 por ciento. Agosto operó arriba con un alza de 1,16 por ciento. En la comparación interanual, septiembre arrojó la primera caída, como corolario de una tendencia a la desaceleración económica que se inició en junio.

"Estamos viendo un septiembre con caída, como era de esperar, como se anunció cada vez que se tomaron medidas macro económicas a nivel nacional", indicó el secretario de Producción, Empleo e Innovación, Germán Giró, al presentar el informe.

En ese sentido, destacó que "la intendenta Mónica Fein nos pide que tomemos medidas concretas para sostener la actividad económica", y enumeró "la campaña Precios Justos, con una segunda etapa que se extiende hasta el 10 de enero con precios congelados y productos navideños, la prórroga de la renovación habilitaciones, a la que ya se sumaron más de 3.500 contribuyentes que pudieron renovar sin necesidad de una erogación de dinero y las líneas de créditos a tasa subsidiada junto al Banco Municipal". También anticipó que, junto a la provincia, desde el municipio se lanzará una campaña para fomentar el comercio durante las fiestas.

El viernes pasado, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó el Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae), que anticipa la evolución del Producto Bruto Interno (PBI) a nivel nacional. La economía argentina se desplomó en septiembre un 5,8 por ciento y entró técnicamente en recesión, ya que lleva seis meses en caídas ininterrumpidas, algo que ocurre por segunda vez durante los tres años de la gestión de Mauricio Macri.

La crisis se expresa con cierto delay en los números de Rosario, en buena medida por el sostenimiento de la obra pública local. De hecho, este sector muestra un aumento acumulado de 8,3 por ciento. Igual, la tendencia general de la facturación es declinante. Y preocupante.

Octubre en rojo

El Centro de Información Económica de la Municipalidad difundió, como lo hace habitualmente, los datos provisorios de la actividad económica de Rosario correspondientes al mes de octubre de 2018. Este indicador muestra una caída del 8,96 por ciento, a valores constantes, respecto al mismo mes del año pasado.

El indicador desestacionalizado de octubre muestra una caída del 3,24 por ciento respecto a septiembre de 2018. En tanto, el acumulado enero-octubre de 2018 muestra un crecimiento del 2,06 por ciento respecto al mismo período del año anterior.

El índice se calcula en base a la facturación total a valores constantes de los locales habilitados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});