Economía

La actividad económica local está en una meseta

La funcionaria local dijo que el comercio tuvo una evolución similar a la inflación. Destacó el ritmo de creación de empleo en la ciudad.

Domingo 22 de Marzo de 2015

La actividad económica en Rosario “no tuvo crecimiento pero tampoco caída”. Así lo indicó la secretaria de Producción municipal, Eleonora Scagliotti, quien reiteró que en la ciudad el sector comercio sigue explicando casi la mitad de la facturación y éste “tiene una evolución similar a la inflación”, lo que explica la meseta.

   La funcionaria recordó que en pocos días la Municipalidad presentará el cierre del año de la actividad local, aunque adelantó que “en términos generales el sector comercio y servicios lideran el ranking en cuanto a importancia económica, y en el caso del segundo, liderado por el financiero y de seguros, cuya evolución no se vio afectada en el último año.

   “Tenemos una estructura económica que nos beneficia frente a otras ciudades en este contexto de transición, ya que prácticamente no tenemos presencia de la industria automotriz”, dijo en referencia a la caída de actividad que se registró a nivel nacional y fundamentalmente traccionada por la desaceleración del sector manufacturero.

   “Rosario no tiene una situación tan complicada como la de otras localidades donde la industria automotriz tiene una presencia importante”, reiteró Scagliotti.

   “El único sector que siente más fuertemente el contexto de crisis o estancamiento es el industrial, pero en Rosario esto opera en mucha menor medida que en el contexto nacional por la composicón relativa de nuestra industria”, agregó.

Más empleos. Por otra parte, en términos de empleo “se conocieron recientemente los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec del último trimestre de 2014 y todos los aglomerados del país, incluido Gran Rosario, experimentan una tasa de desempleo que crece respecto del año anterior”.

   Pero Scagliotti destacó como dato positivo que en la región “hay indicadores muy alentadores que hay que seguir muy de cerca y es que este es el único aglomerado donde hay un rasgo positivo, frente a ese negativo, que es el crecimiento de la tasa de empleo”.

   Agregó que en Rosario “comparando año contra año, hay 44.000 nuevos ocupados y hay 10 mil nuevos desocupados”. Esto quiere decir que “por cada desocupado hay cuatro ocupados y medio nuevos, lo que da cuenta de una situación muy alentadora porque si se observa el conjunto de aglomerados del país, esta relación que aquí es de 4,4, en el total país es de 1,6.

   La funcionaria destacó que aún es mejor si la comparación se realiza con Gran Córdoba, donde fue al revés. “Crecieron los desocupados y disminuyeron los empleados”, precisó.

   El crecimiento de los desocupados en un marco de crecimento de tasa de empleo se explica por un crecimiento de la Población Económicamente Activa (PEA). “En Rosario hay un gran crecimiento de la PEA”, explicó Scagliotti, pero dijo que prefieren “seguir de cerca la tasa de empleo y la creación de puestos de trabajo porque es un signo positivo a evaluar en el tiempo”.

   En la última medición del Indec, los niveles de subempleo habían sido un signo característico de la medición del aglomerado del Gran Rosario. Al respecto Scagliotti indicó que “aún no hay una apertura de esos datos”, y sólo están disponibles los desagregados sólo hasta el segundo trimestre del año pasado. “De cualquier manera lo estamos encarando y vamos a poder analizar la estructura de los desocupados y subocupados”, dijo.

Al interior. A la hora de analizar la salud de las empresas —en un momento en el que volvieron a acelerarse los pedidos de procedimientos de crisis en los Tribunales— Scagliotti explicó que se detecta una “situación de transición”, vinculada a un contexto de cierta incertidumbre producto del año electoral. “Es un momento de esperar y ver”, dijo, pero “com dato alentador no hemos tenido en los últimos tiempos, y en la recorrida que realizamos a las empresas, grandes problematicas con el tema del abastecimiento o del comercio exterior”, indicó.

   Además resaltó como dato llamativo el nivel de expectativas que tiene el empresariado rosarino. “Lanzamos un programa de primeros exportadores que se realizó en simultáneo en otras ciudades de la provincia y en casos como el de la capital santafesina , prácticamente no se presentaron empresas. Eso tiene que ver con una expectativa, con un clima empresarial a futuro”.

   En cambio, en Rosario la situación fue distinta. “En la ciudad se presentó una gran cantidad de empreas y las diez que logramos seleccionar tienen grandes posibilidades de exportar. Esto quiere decir que más allá de esta situación de transición que vemos, entendemos que los rosarinos siguen apostando a un futuro mejor”.

   De ese universo de empresas, la mayoría son del alimenticio y metalmecánicas, dos rubros distintivos de la composición industrial de Rosario. También hay firmas vinculadas al diseño y al rubro textil.
  El nivel de precios “no es el factor de mayor preocupación relativa”, dijo Scagliotti, aunque reconoció que al municipio “le sigue costando, a la hora de hacer un seguimiento de la actividad económica local, encontrar un índice de precios para seguir y monitorear”, razón por la cual siguen optando por mostrar los valores en términos corrientes “y que cada uno busque el índice que mejor considere para deflactarlo”, sentenció.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS