Economía

La actividad económica local cayó 4,6 por ciento en agosto

La industria manufacturera se desplomó un 11 por ciento respecto del mismo mes de 2018. En ocho meses, la industria acumuló una baja del, 9,2 por ciento

Miércoles 30 de Octubre de 2019

La actividad económica de Rosario cayó 4,6 por ciento durante agosto, respecto al mismo mes de 2018, según el último informe del Indicador Mensual de la Facturación que elabora el Centro de Información Económica de la Secretaría de Producción de la Municipalidad de Rosario. Entre enero y agosto de 2019 la actividad cayó 6,7 por ciento interanual.

Algunas actividades expresan una baja más notable. La industria manufacturera mostró una caída del 11 por ciento, respecto del mismo mes del año anterior. En tanto, la construcción reflejó una caída del 3,4 por ciento, el comercio 2,8 por ciento y servicios privados 3,2 por ciento.

En ocho meses del año, la industria acumuló una baja del 13,7 por ciento, la construcción del 9,2 por ciento, el comercio del 5,8 por ciento y los servicios privados del 3,4 por ciento.

Historial de caída

La caída de la facturación de agosto que se ubicó en un 4,62 por ciento fue más profunda que la baja del 4,28 por ciento en julio. No obstante, el escenario más crítico ocurrió en junio con una caída de las ventas del 10,55 por ciento.

En mayo el indicador había mostrado una retracción del 7 por ciento, en abril del 5,89 por ciento, en marzo del 8,64 por ciento, en febrero del 4,51 por ciento y en enero del 7,99 por ciento.

Según el informe presentado ayer por el municipio, el indicador desestacionalizado aumentó un 2,7 por ciento respecto del mes de julio del año 2019.

La información publicada sobre la facturación a valores corrientes, es la que surge de las declaraciones juradas presentadas mensualmente por los contribuyentes del Régimen General del Derecho de Registro e Inspección.

No se considera la facturación de los contribuyentes de Régimen Simplificado, ya que éstos pagan un monto fijo por mes y por lo tanto no declaran lo facturado, aclararon desde la Municipalidad.

La clasificación de actividades, se basa en la Clasificación Internacional Industrial Uniforme (Ciiu) Revisión 4 de Naciones Unidas. El ajuste estacional del indicador de facturación se aplica sobre los valores corrientes utilizando como método de ajuste el modelo Arima. En el indicador desestacionalizado se toman como provisorios los últimos seis meses de la serie.

En tanto, la facturación a valores constantes surge de deflactar los agregados económicos (corriente y desestacionalizado) por el índice de precios proveniente del Indice de Precios al Consumidor (IPC) que elabora el Ipec Santa Fe, con base en el año 2014.╠

La caída de la actividad económica rosarina comenzó a profundizarse en el segundo semestre de 2018, poco después que se iniciara el declive de la economía nacional. En estos meses, la comparación de la facturación de los comercios locales se realiza con el peor período del año pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS