Economía

La actividad económica cayó 2,7 por ciento y anotó la cuarta baja consecutiva

La sequía y la corrida cambiaria favorecieron la contracción de la economía. En el año se acumula una baja del 0,8 por ciento, según el Indec.

Jueves 27 de Septiembre de 2018

Afectada por la sequía, la corrida cambiaria y la devaluación, la actividad económica alcanzó en julio un período de cuatro meses de caídas consecutivas, al registrar una contracción del 2,7 por ciento interanual, con lo que acumula en el año una baja del 0,8 por ciento, en comparación con el mismo período del 2017.

No obstante, según informó el Indec, en julio pasado respecto de junio anterior la producción de bienes y servicios experimentó una suba del 1,4 por ciento y quebró tres meses consecutivos de caídas.

La contracción de la actividad económica comenzó en abril último con una baja del 0,5 por ciento y siguió en mayo con una caída del 5,2 por ciento, según los datos del Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) difundidos por el organismo encargado de las estadísticas a nivel nacional.

En junio pasado la actividad alcanzó la caída más alta del año con un 6,8 por ciento, para volver a bajar en julio pasado otro 2,7 por ciento, luego de un primer trimestre de indicadores positivos.

Las ramas de actividad de mayor incidencia en la contracción interanual del Emae fueron la industria manufacturera, el comercio y la agricultura afectada por la sequía, detalló el informe del Indec.

La actividad agrícola y ganadera alcanzó una caída del 10,1 por ciento por ciento, seguida por el comercio mayorista y minorista con el 6,4 por ciento y la industria manufacturera que se contrajo un 5,1 por ciento durante el período analizado por el organismo.

También sufrieron una contracción la actividad hotelera y gastronómica con un 2,1 por ciento, los servicios comunitarios y sociales con un 2,5 por ciento y los transportes y las comunicaciones con una baja del 2,9 por ciento.

Por su parte, compensaron esas bajas la intermediación financiera y bancos con una suba del 7,1 por ciento, la industria pesquera con un alza 5,9 por ciento, la mejora en la utilización de electricidad, gas y agua del 3,9 por ciento y de las actividades inmobiliarias con una suba del 2,3 por ciento, detalló el informe del organismo estadístico.

También ayudaron a compensar la caída del nivel general de la actividad los aumentos del 1,4 por ciento en explotación de minas y canteras y la suba del 1 por ciento tanto en la industria de la construcción como en el servicio de enseñanza, se especificó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario