Economía

Kicillof criticó a los buitres: “Es la lucha de David contra Goliat”

Frente externo. El ministro de Economía, Axel Kicillof, dijo que los fondos de inversión son un “instrumento privatizado” de presión sobre los países.

Lunes 13 de Julio de 2015

El ministro de Economía, Axel Kicillof, renovó sus críticas contra los fondos buitre, al sostener que “son un instrumento  privatizado de presión sobre los países” y evaluó que la Argentina mantiene “una lucha de David contra Goliat” contra el sistema financiero internacional.
    “Los buitres son un instrumento privatizado de presión sobre los países, lo que no nos puede hacer el FMI lo que la Embajada no puede, no quiere, no se atreve a hacer, queda en manos de los buitres”, criticó el funcionario.
    En ese sentido, aseguró: “Es una lucha de David contra Goliat, la Argentina contra el sistema financiero internacional, en su versión más deleznable” y subrayó que “el default de 2001 fue la máxima expresión y el resultado de la política de endeudamiento que se aplicó en el país y en el mundo”.
    De ese modo, ejemplificó que “lo que ocurre hoy en Grecia permite ver cómo llevan a los países a endeudarse cada vez más,  con un objetivo que no es cobrar”.

Retrógrado. En una entrevista a un matutino porteño, Kicillof se quejó de que el país tiene una puja con “lo más concentrado, lo más retrógrado, lo más conservador y al mismo tiempo lo más especulativo del sistema financiero internacional”.
    Insistió en que el conflicto que el país mantiene con los  holdouts “puso negro sobre blanco cómo son esas relaciones financieras y qué le exigen a los pueblos” que sufren su acoso.
    “Hoy se está viendo en Grecia pero la Argentina lo vivió muchas veces, llegó a naturalizarse”, advirtió el ahora primer candidato a diputado por Capital Federal por el Frente para la Victoria.
    Kicillof consideró que “cuando se acerca un vencimiento de deuda y un país no tiene los dólares, está obligado a pedir no que le presten más sino que le presten a los acreedores para no ir al default, y con cada nuevo empréstito, llegan las condiciones”.
    “El gran éxito que ha tenido esta política es que por reducción al absurdo logramos denunciar este escándalo a escala internacional y atraer la atención de todos los países,  mostrándoles el espejo de su porvenir”, destacó.

Inversiones.  Por otro lado, analizó la economía y resaltó que “ganó más  plata el que puso un peso en el banco que quien compró un dólar”, al tiempo que subrayó: “Esto hay que sostenerlo desde el punto de vista de las políticas económicas”.
    En ese escenario, consideró: “Cuando nosotros desendeudamos al  país lo volvimos más fuerte, más estable, menos vulnerable a esas  corridas que nos tratan de hacer todavía hoy y van a fracasar de  nuevo, a medida que se sostenga la independencia económica, la  soberanía política y la justicia social.

Reindustrialización. Por otra parte, Kicillof destacó que “en estos doce años se ha recuperado mucho” el “tejido industrial” en el país y “miles y  miles de empresas han nacido al calor de los programas del gobierno  para reindustrializar al país”.
    “Ese camino de reindustrialización tiene que hacerse con el liderazgo del Estado, porque el libre mercado, el liberalismo no nos  lleva a la reindustrialización del país”, planteó.
    En ese sentido, el jefe del Palacio de Hacienda dijo que ese liderazgo del Estado “tiene que ser “acompañado por un sector privado que tenga esa voluntad de  sustituir algunas importaciones, que invierta más y con sentido nacional”. Una utopía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario