Economía

Kayak desarmable, un emprendimiento con sello rosarino

El emprendimiento que también pasó por Tecnópolis, es unipersonal, cuenta con dos talleres y es gerenciado y administrado en la parte operativa y comercial por su impulsor.

Domingo 18 de Enero de 2015

A orillas de uno de los ríos que forma parte de la segunda cuenca hídrica más extensa de Latinoamérica, en el segundo polo náutico del país y con una actividad creciente en materia de competencias deportivas y recreación, generar kayaks desarmables parece una buena opción. Kauno Kayaks, emprendimiento local encabezado por Leandro Aragües, ofrece esa versión de la embarcación y fue el ganador de la 5° edición de la competencia Planes de Negocios, iniciativa promovida y organizada por la Secretaría de Producción y Desarrollo Local, la Cámara Junior Internacional (JCI) Rosario y Rosario Endeavor, organización que fomenta el apoyo a emprendedores.

Tras una primera selección de 20 emprendimientos, 16 presentaron sus planes de negocios y se eligieron seis finalistas. El de Aragües recibió el premio mayor, de 12 mil pesos. Aunque aseguró que el proyecto estuvo en su cabeza toda su vida, contó que lleva dos años en el mercado. El emprendimiento que también pasó por Tecnópolis, es unipersonal, cuenta con dos talleres y es gerenciado y administrado en la parte operativa y comercial por su impulsor.

“En Rosario hay muy buenos constructores de embarcaciones rígidas, es el epicentro nacional del kayakismo, hay ocho mil embarcaciones de este tipo que representa más del 30% de las embarcaciones totales, y es el segundo polo náutico del país. El mercado fue en permanente crecimiento, desde hace 30 años que se empezó a instalar en la ciudad la disciplina no paró”, detalló el kayakista de 38 años.

Fue justamente en una travesía, remando el Río Paraná desde Misiones a Buenos Aires, solo y con mucho tiempo para pensar, que Aragües tomó la decisión de volcarse a la realización de kayaks desarmables que, aunque se trata de una técnica de larga data, son los únicos construidos en su tipo en el país.

Se trata de una estructura de aluminio tubular incorroíble, recubierta con lona técnica resistente, con un sistema de expansión que lo estira y tensa, lo que permite que quepa en un bolso de un metro por treinta centímetros. Un elemento no menor es que se realiza con insumos nacionales, por lo que cuenta con una línea de repuestos de fácil acceso.

Al ser una disciplina que permite recorrer las distintas geografías hídricas del país, muchas veces expone al trastorno no sólo de trasladar una embarcación de cinco metros de largo, sino de encontrar una guardería mientras se permanece en la ciudad, tarea nada simple en el último tiempo. El kayak desarmable se puede trasladar en cualquier medio de locomoción, algo que puede implicar un ahorro de hasta cinco mil pesos, ni más ni menos que el costo de una embarcación rígida. “La gente se mueve mucho en eventos de competencia y recreativos, travesía, turísticos, con calendario anual que da la posibilidad de viajar para participar de actividades diversas que incluyen el kayakismo”, ponderó.

Pero para Aragües acceder a una embarcación propia y de fácil traslado, es colaborar no sólo a una disciplina deportiva sino con un estilo de vida en contacto y armonía con la naturaleza. “El kayakismo es un estilo de vivir, manifestarse y vincularse con el entorno de manera armónica. Es la embarcación menos invasiva y los tiempos del kayak son muy parecidos a los de la naturaleza. Decir que es un deporte solamente es reducirlo”, aclaró taxativo.

Fortaleciendo lo local. La competencia del plan de negocios contó con cuatro meses de talleres en diversas áreas vinculadas al desarrollo de emprendimientos. Los seis finalistas debieron presentar una exposición oral de 10 minutos, responder preguntas del jurado y de allí se definieron los ganadores. En estas cinco ediciones se presentaron 59 planes de negocios y se alentó a la profesionalización de la iniciativa local. “Un emprendedor no busca trabajo, genera puestos de trabajo. Antes se los denominaba buscas, ahora se cambió el paradigma y se lo define como un tipo con una energía potencial que no sólo no va a golpear puertas para pedir trabajo, sino que lo va a generar. Creo que por eso los diferentes niveles del Estado, bancos, fundaciones, apuestan a la riqueza creativa y al potencial de la energía de los jóvenes emprendedores”, analizó Aragües.

Respecto a la cantidad de emprendimientos que mueren antes de salir a la luz, o duran poco, el creador de Kauno vinculó la situación a problemas de estructuración interna. Por eso, contar con un espacio de formación e intercambio como el ofrecido por la Secretaría de Producción Municipal resulta vital para quienes se lanzan a la experiencia de generar ingresos con iniciativa propia.

Por eso, el emprendedor rosarino ponderó de la capacitación recibida. “Yo sabía de diseño, pero el mundo de los negocios es mi costado más flaco. Ciertamente aportó muchísimo y el reconocimiento es una inyección anímica que te dice que vas bien. Un emprendedor se levanta todos los días con incertidumbres y estos reconocimientos son esas pequeñas lucecitas en el camino que te dice que no aflojes, pequeñas certezas en este río de incertidumbres que es el emprendedorismo, tan vertiginoso como apasionante”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS