Economía

Investigan a los dueños de la cerealera Las Pircas por evadir 700 millones de pesos

El fiscal federal de Resistencia, Patricio Sabadini, había solicitado el año pasado al juez Carlos Skidelsky que se detenga y se tome declaración indagatoria a los titulares de la firma.

Miércoles 04 de Marzo de 2015

Después de que los imputados no se presentaran a declarar, la Justicia del Chaco sigue adelante con la investigación por presunta evasión de granos por 700 millones de pesos iniciada el año pasado contra los titulares de la firma Las Pircas Cereales SRL, que posee una planta en la localidad santafesina de Acebal.
 
El fiscal federal de Resistencia, Patricio Sabadini, había solicitado el año pasado al juez Carlos Skidelsky que se detenga y se tome declaración indagatoria a los titulares de la firma. El fiscal justificó el pedido de la “inmediata detención” en base a la “escala penal del delito atribuido, como la logística y medios con que cuentan, a fin de asegurar la realización de dicho acto procesal”, y los sindica como presuntos responsables del delito de “asociación ilícita fiscal” para el cuál se prevén penas entre 3 años y 10 años. Pero los dueños de la firma no se presentaron y por eso ahora la investigación avanza.
 
La presentación de Sabadini se realizó en base a una denuncia de la Afip que detectó en Las Pircas un eslabón fundamental para operaciones de venta en negro de granos que también involucran a una cadena de operadores y compradores que la usaban como comitente (“carpeta”, en la jerga) para canalizar soja sin pagar impuestos.
 
Las Pircas declaró ante el fisco poseer 285.692 toneladas de granos en su planta de Acebal.  Pero de acuerdo a constataciones posteriores que hizo el gobierno, la planta posee una capacidad de solo 7 mil toneladas de almacenaje. Es más, el procedimiento de constatación realizado por la AFIP a fines de abril de 2014 verificó la presencia de tan solo 119 toneladas de cereal. La hipótesis del fisco es que al falsear la declaración obtuvo los documentos necesarios (como carta de porte) para vender miles de toneladas que en realidad no tenía y de esa forma blanquear (y transportar) los granos operados en negro.
 
Precisamente, la Afip interceptó en distintos puntos del país numerosos cargamentos de soja transportada por Las Pircas Cereales SA al amparo de cartas de porte que entre otras irregularidades, consignaban como origen de la mercadería lugares en los cuales la firma no posee planta de acopio declarada ante AFIP, ni campos explotados para la producción de granos, no surgiendo por otra parte, dato alguno sobre los proveedores de origen de los granos.
 
Las Pircas ya había ya había sido suspendida y excluida del Registro Fiscal de Operador de Granos por parte de la AFIP por las sucesivas irregularidades, pero en una astuta maniobra mudó su sede fiscal al Chaco (alquilando oficinas que no usa) dónde el juez federal de Resistencia Skidelsky le permitió seguir funcionando por una medida cautelar. Fue ahí que el fisco salió a la carga contra el juez al que lo sometió a fuerte presión política logrando que en el fallo de fondo revierta sus argumentos.
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS