Economía

Ideas que laten: proyectos de emprendedores para la salud

La incubadora, que tiene el aval de fundación Barceló, lanzó en Rosario su segunda convocatoria para emprendimientos innovadores.

Domingo 11 de Noviembre de 2012

Incubando Salud es la primera incubadora y aceleradora de proyectos en salud de América latina. Con el aval de la Fundación Barceló, el programa busca prestar servicios a emprendedores para el desarrollo de habilidades orientadas a la creación de empresas de bienes y servicios en entornos biosanitarios. Mediante un asesoramiento de especialistas, brinda herramientas y recursos para transformar ideas en negocios.

   Axel Barceló, integrante del management de Incubando Salud, estuvo en la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de Rosario para lanzar la segunda convocatoria nacional para emprendedores que está abierta hasta el 17 de diciembre en www.incubandosalud.com..

   Barceló explicó que en más de una oportunidad conoció investigadores y estudiantes que tenían grandes ideas pero por falta de conocimientos financieros sólo quedaban en propuestas. “En muchas oportunidades no sabían cómo avanzar, dónde conseguir la financiación; y en otros casos hay demasiado temor al robo de ideas. Por eso, además de tener el respaldo del Instituto Universitario de Ciencias de la Salud contamos con abogados asesores que antes que el proyecto se entregue a evaluadores e inversores se firman acuerdos de confidencialidad e incluso asesoramos en el patentamiento”, dijo.

   Señaló que otro de los objetivos es orientar la inversión a emprendimientos que sean necesarios en el área sanitaria y encuentren una solución real a problemas locales con proyecciones globales.

—¿Cuál fue la repercusión de la primer convocatoria?

—El año pasado recibimos más de 100 proyectos de 18 provincias del país, de los cuales se seleccionaron 10 a través de un comité evaluador. Todos ellos comenzaron el proceso de preincubación y finalmente quedaron tres ganadores.

—¿Cuál es el criterio de selección?

—Primero se analiza la viabilidad técnica y el atractivo que pueda tener ese proyecto para la industria sanitaria. También se valora la necesidad de contar con ese desarrollo, el impacto que pueda generar en el sector y el retorno que pueda generar la inversión, así como el nivel de desarrollo que ya tenga el proyecto. En nuestra primera experiencia, en principio se buscó a aquellos proyectos que tenían mayor potencial para comenzar con la pre incubación. Durante ese tiempo, los diez postulantes preseleccionados contaron con un couch que les brindaba todas las herramientas relacionadas con las finanzas, economía, administración y marketing para que puedan confeccionar su plan de negocios. Además se asignó un asistente técnico vinculado al área de la salud. Después de este proceso, que llevó tres meses, se seleccionaron los ganadores.

—¿En qué etapa se encuentran esos proyectos?

—Estamos trabajando en generar una ronda de inversores en donde cada uno de los tres equipos de emprendedores tendrá la posibilidad de presentar su proyecto y plan de negocios para convencer a los interesados de que lo financien.

— ¿Cuál es el interés de los inversores en estos emprendimientos?

—En cuanto al sector privado, hace ya un año que venimos convocándolos y les pareció muy atractivo poder encontrar en la salud un espacio para orientar el capital, ya que generalmente los emprendimientos en estado semilla están más vinculados con la tecnología o la generación de software. Por otro lado, las líneas de financiamiento pública son muy amplias, hay muchas oportunidades, sólo hay que encontrar la más adecuada.

— ¿Cuáles son los parámetros de financiación que manejan?

—Siempre está vinculado al tipo de proyecto, más allá de que se trata de emprendimientos que se encuentren en la fase semilla. Por ejemplo, el equipo que ganó el primer puesto, por ser el desarrollo de una válvula cardíaca, demandará en el primer año el desembolso de un millón seiscientos mil dólares. Pero hay otros donde el requerimiento de capital van desde los 100 mil pesos en adelante.

— ¿Cómo califica a Argentina respecto del mundo en materia de innovación para el área de la salud?

—Hoy el sector a nivel mundial vive un momento muy interesante porque está cambiando el modo en que se relaciona el paciente con el médico. Hay nuevos paradigmas a partir de la tecnología y los tratamientos. Lo que buscamos en Incubando Salud es ser parte de este gran cambio. Estamos en el punto de largada, todos están viendo hacia dónde va a ir el sistema de salud, pero según mi experiencia, sabemos que hay una movida muy grande y por eso queremos ayudar a posicionar a Argentina en la innovación para la salud. Acabamos de presentar Incubando Salud en Madrid y la idea es posicionarnos a nivel mundial como generadores de start up en salud.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS