Economía

Idea y Macri: una alianza que trasciende la realidad económica

A pesar de la crisis del modelo, los empresarios de la tradicional entidad, cerraron filas con el gobierno. Culparon a la política por la corrupción

Domingo 28 de Octubre de 2018

La economía está en crisis, la inflación en niveles históricos pocas veces vistos, la caída del nivel de actividad no cede, no hay indicios de inversión y las elevadas tasas de interés y la ausencia de crédito vienen de la mano de un corte en la cadena de pago entre las empresas. Lo que en términos objetivos es un escenario demoledor para la rentabilidad, no parece ser una razón suficiente para desplomar las expectativas de los grandes empresarios de la Argentina, quienes aún siguen depositando un voto de confianza en el modelo económico de Macri y hacen suya la premisa de que el país no puede gastar más de lo que tiene, pasándole a la clase política la factura del despilfarro.

"El cambio cultural es dejar de creer que el Estado es de otros, tiene recursos ilimitados y se financia con los aportes de los que producimos y por eso, el gobierno debe administrar en bien de la sociedad y dejar de hacer lobby", dijo el presidente de Idea y gerente general de Ledesma, Javier Goñi, quien en un guiño hacia el gobierno nacional aseguró que "hay que hacer lo que corresponde sin temor a costos políticos".

La idea de cambio cultural fue la idea eje del debate del 54º Coloquio de Idea que se realizó en Mar del Plata y "soy yo y es ahora", la consigna de un encuentro que estuvo atravesado por el escándalo de la causa de los cuadernos, que tuvo muchas "ausencias", especialmente de hombres que años antes eran los que se paseaban como anfitriones por los pasillos del hotel Sheraton dando cátedra sobre política económica y hoy pasean pero por los pasillos de Comodoro Py. Pero también hubo escasez de economistas haciendo pronósticos y analizando datos duros, por caso muy desfavorables para la gestión actual, lo que puso al cónclave más en un lugar de encuentro entre pares que en una usina de información y análisis.

"Que los cuadernos haya salido a la luz nos hace decir basta. Los empresarios queremos que los que cometieron delitos paguen las consecuencias para que no se genere nunca más en nuestro país un sistema de corrupción aberrante como el que se dio", dijo Goñi.

Pero la autocrítica estuvo teñida de un fuerte cuestionamiento hacia la responsabilidad política en el entramado de coimas, por eso la propuesta común que consensuaron los empresarios fue avanzar en exigir "que haya una ley de financiamiento de la política, algo que venimos trabajando hace tiempo con Cippec, Rap y Poder Ciudadano", señaló Goñi y reiteró Gastón Remy, director de Idea y CEO de Vista Oil & Gas, haciendo eje en la bancarización de los aportes. Por caso, Sergio Kaufmann, CEO de Accenture para Sudamérica Hispana, planteó que "si logramos bancarizar los aportes, si logramos ese único cambio, ya cambia la Argentina".

Aunque esta mea culpa fue puesta en cuestión durante el encuentro por el politólogo e investigador de la Universidad Nacional de Lisboa, Andrés Malamud. "El cambio cultural es una consecuencia de incentivos, premios y castigos". Por eso, "si en Argentina dejamos de coimear no fue porque vimos la luz, sino porque nos meten presos", aseguró Malamud y dejó en off side el planteo de arrancar por lo individual y ponerlo en el terreno de la acción política.

De todos modos, el tema atravesó todos los debates fue más en términos discursivos que concretos. La encuesta que elabora todos los años entre los empresarios de Idea la consultora D'Alessio Irol muestra que entre los problemas que se atribuyen a la actual situación de la Argentina, el impacto de las investigaciones por corrupción figura entre los últimos lugares, con 7 puntos, cuando el déficit fiscal suma 68 puntos y se ubica en el primer lugar.

Eso muestra que el empresariado argentino comparte el diagnóstico del gobierno sobre la economía y está dispuesto a «bancar» los costos que las correcciones demanden. El desfile distendido de los funcionarios macristas por el Coloquio mostró esa la sintonía, la que, entre otras cosas, le permitió al ministro de Economía, Nicolás Dujovne, confiar en el triunfo político de ese espacio en las próximas elecciones. "Nunca se había hecho antes esto (ajuste) sin crisis política en la Argentina", dijo y fue optimista sobre el respaldo popular a estas medidas. "El apoyo de la gente, respaldando al presidente Macri muestra que la sociedad argentina adscribe en líneas generales a lo que planteamos en 2015 de convertir a la Argentina en un país distinto", aseguró confiado.

Aunque Roberto Murchison, presidente del grupo empresario que lleva su nombre, planteó sus temores y señaló que "viendo los casos de corrupción de la región y de la Argentina, y los ajustes macroeconómicos que tenemos, se crea escepticismo en la sociedad, en los políticos y en los empresarios, lo que genera tierra fértil para los populismos", dijo. "Si bien es poco probable en el corto plazo que tengamos de vuelta un gobierno populista, la probabilidad dejó de ser cero y eso me preocupa mucho", advirtió con una velada referencia al kirchnerismo, que fue apuntado como el único foco de corrupción política cuando en el panel sobre justicia e instituciones se hizo un repaso de las causas históricas de la Argentina con una clara y burda omisión de causas que involucran al actual gobierno, como la figura de Calcaterra en los cuadernos u otra tan relevante como la del Correo.

"Lo otro que me preocupa es que una parte de la ciudadanía y de la dirigencia política no está convencida de que tenemos un Estado muy grande para el tamaño de nuestra economía", agregó Murchison y señaló que "tal vez piensan que tal vez es una buena idea tener el Estado que ocupa el 45 por ciento del PBI. Es una familia que quiere vivir con un estándar de vida que no tiene", afirmó.

Fue justamente esa lógica del ajuste la que recibió el aval empresario. Aunque los ejecutivos ponen como prioridad bajar la inflación como un factor para aumentar la competitividad, según la encuesta de D'Alessio Irol, acompañan las políticas de restricción monetaria como el remedio para este mal. "Es imposible que no haya inflación cuando hay tanta plata dando vuelta", dijo Carola Fratini Lagos ejecutiva para América latina de Zurich. "Hay cosas que no se pueden hacer tan rápido", señaló.

Pese a que Dujovne anticipó que en octubre la inflación va a ser alta por el "arrastre de la inestabilidad cambiaria", aseguró que ve indicios de que "está desacelerándose" y se lo atribuyo a la efectividad de la política monetaria. Sin embargo, aunque los empresarios en su mayoría coincidan con las recetas restrictivas para bajar el nivel de precios también están urgidos por los resultados. "La inflación es un tema catastrófico, y hay que eliminarla para dedicarnos a lo que realmente importa que es la eficiencia productiva", destacó Murchison, para quien, en este contexto de aceleración inflacionaria, "la discusión empresaria y gremial por el tema paritario, es infantil".

El economista Miguel Kiguel valoró la estrategia monetarista como una forma de frenar la crisis cambiaria. Aunque reconoció que los "efectos secundarios" vinculados con el ajuste tienen un fuerte impacto social, es clave estabilizar el dólar en una economía como la argentina. Por eso, vaticinó que "esto empieza a encaminarse y hay buenas chances de que toque el piso de la banda y esté más estable" y de ese modo, "el año que viene "el dólar no va a estar tan apreciado, lo que ayudaría a bajar las tasas y a que la economía se reactive modestamente", dijo y coincidió con las expectativas empresarias que planten un escenario de "recuperación" para 2019, fundamentalmente por un incremento de las exportaciones y un crecimiento de las ventas.

Sin embargo para Kiguel, la clave es seguir enfocándose en el déficit comercial externo en lugar de hacer eje en lo fiscal. "El principal problema que llevó a esta crisis a ser peor que otra fue el déficit de cuenta corriente de la balanza de pagos", dijo y planteó que fue así porque éste se debe afrontar con dólares cuando el fiscal se financia con pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});