Economía

Hubo acuerdo y no habrá huelga nacional de recolectores de residuos

El Sindicato de Choferes de Camiones y la empresa recolectora de residuos Covelia acordaron hoy una salida al conflicto gremial que mantenían desde el viernes último en la comuna de Quilmes, por lo que el dirigente Pablo Moyano confirmó que “no habrá paro nacional”.

Miércoles 01 de Agosto de 2012

El Sindicato de Choferes de Camiones y la empresa recolectora de residuos Covelia acordaron hoy una salida al conflicto gremial que mantenían desde el viernes último en la comuna bonaerense de Quilmes, por lo que el dirigente Pablo Moyano confirmó que “no habrá una huelga nacional”.

La municipalidad de Quilmes prorrogó hoy hasta el mes de noviembre próximo “la emergencia sanitaria”, lo que posibilitará al jefe comunal Francisco Gutiérrez la extensión del contrato de concesión de los servicios de recolección de residuos a Covelia.

Esa posibilidad permitirá que los 400 trabajadores recolectores del municipio de Quilmes permanezcan por lo menos hasta ese mes encuadrados en el convenio colectivo de trabajo 40/89 del gremio camionero. Los trabajadores cumplieron hoy el tercer día consecutivo de paro general y acampe frente a la comuna de ese partido del sur del Gran Buenos Aires.

Los concejales de ese partido bonaerense aprobaron en ese marco la prórroga de “la emergencia sanitaria”, por lo que a partir de ahora el gremio podrá negociar con Covelia y, el municipio, acordar un contrato directo de tres meses con la compañía.

El secretario general adjunto del sindicato, Pablo Moyano, confirmó que la organización levantó finalmente hoy el paro. “Se decidió levantar la medida de fuerza, luego de que el intendente se comprometió a sostener las fuentes de trabajo”, explicó Moyano en declaraciones formuladas a la prensa.

El conflicto se originó el viernes último, cuando el intendente obtuvo de parte del Concejo Deliberante la autorización para rescindir desde el 9 de este mes el contrato con la compañía.

Moyano, hijo del titular de la CGT, Hugo Moyano, había denunciado que 400 trabajadores de la rama recolección de residuos y barrido manual de calles del municipio habían recibido “telegramas de despido”, por lo que el gremio decidió el alerta y movilización primero y, luego, el paro general y el acampe frente a la comuna.

La decisión de los ediles quilmeños permitirá que el servicio de recolección se realice con normalidad hasta noviembre próximo, cuando se producirá una licitación para concesionar la tarea.

Los delegados y dirigentes camioneros, que hoy deliberaron en asamblea general, reclamaban la indemnización previa del personal por parte de Covelia y su absorción bajo el convenio 40/89, lo que el lunes último no habían acordado Hugo Moyano y el intendente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario