Economía

"Hoy sería más prudente en algunas expresiones"

El ex presidente de FAA, en una entrevista publicada por este diario en enero, repasó el conflicto.

Domingo 11 de Marzo de 2018

A mediados de enero pasado, este diario publicó una entrevista a Eduardo Buzzi, el ex presidente de la Federación Agraria que protagonizó la revuelta ruralista de 2008, en la que analizó el conflicto de la 125. En la fecha exacta en que se cumplen 10 años del inicio de esa pelea, se reproducen algunas de las declaraciones formuladas por el entonces líder federado y actual colaborador del presidente de la Cámara de Diputados de la Nación.

•Actualidad del campo: Desde diciembre de 2015 a diciembre de 2017 hay un deterioro de competitividad. La foto del 2015 era muy buena en términos de rentabilidad: se sincera el tipo de cambio, eso se traslada a mejora de precios de commodities. Dos años después la situación del sector se ha deteriorado pero nadie añora el tiempo anterior. Hay problemas, pero en general el productor está tranquilo de que puede producir y comercializar. La abrumadora mayoría prefiere este proceso a lidiar con tipos como Moreno, Kicillof y Echegaray.

• Federación Agraria: Su rol esrá deslucido. En su momento apostaron muy fuerte a Kicillof y a Daniel Scioli: los resultados fueron lo que fueron. No podés diferenciarte por izquierda, que es lo que al conductor de FAA en este momento más le gustaría, porque los productores no se quieren diferenciar. Y no quedaste en el conglomerado de entidades, para ir a negociar inteligentemente. En consecuencia, estás en la nada misma: una especie de limbo político con un perfil absolutamente deslucido.

• Autocrítica: Hoy sería mucho más prudente de lo que fui en determinadas expresiones públicas. En el acto en el Monumento dije "hay que ganar o ganar". Eso es una arrogancia. Cristina quería imponer a cualquier precio la resolución, y nosotros queríamos imponer a cualquier precio la caída. Entonces no le deja margen a la política. He cometido muchos de esos errores.

• Diputados y el abrazo con Rossi: el proyecto que obtuvo media sanción en la Cámara baja bajaba del 44% al 35% las retenciones para los productores de 500 toneladas, nos dejaba igualmente jodidos de como ya estábamos. Segundo, ponía fecha de caducidad al 31 de octubre. Era tan homeopático, tan pijotero, tan engañoso. Darle ventajas es no aplicar retenciones a los pequeños productores y aplicárselas a los que la puedan pagar. Eso es un gobierno peronista o progresista de verdad. Ahí tengo que reivindicar a Agustin Rossi: él lo entendía, e hizo todo lo posible por darle mejores beneficios y reales a los productores. No pudo, porque ni Néstor ni Cristina querían conceder nada.

• El sujeto agrario: Néstor desconoció que en el peronismo existe también un sujeto agrario. Yo me declaro peronista, sin ningún tipo de pudor: mi viejo era peronista, porque recibió los beneficios de una legislación peronista que lo transformó en propietario de un pedazo de campo. Perón supo acuñar una burguesía de orden agrario y un peón rural con derechos. Néstor no termina de entender eso, y Cristina menos aún. La Uatre y la Federación Agraria deberían haber sido la base de sustento de un proceso de transformación, popular, progresista. No se hizo, porque subestimaron y porque no lo vieron.

• Alianzas: Con la 125, todos los productores de 20 a 20 mil hectáreas se vieron afectados por igual y reaccionaron por igual. Esa alianza en la calle, en la ruta, en los piquetes, en las marchas, en los actos, esa conjunción de acciones por el mismo interés, produce una revuelta fiscal por confiscación autoritaria. Esa alianza de los productores chicos, medianos y grandes en un mismo colectivo se transformó en indisoluble. Quien no entendía que tenía que representar eso con todas sus contradicciones no entendía nada.

• Grieta: La grieta en Argentina es anterior a nosotros: viene de 1810. En el 2008 se transforma en una quebrada de Humahuaca.

El 11 M: reflexionar en lugar de celebrar

El referente de la Agrupación "Grito de Alcorta" y ex director de Federación Agraria Argentina (FAA), Roberto Peretti, cuestionó la decisión de algunos integrantes de las entidades que conformaron la mesa de enlace, de celebrar como una gesta los diez años del paro agropecuario por las retenciones móviles.

"La Agrupación Grito de Alcorta quiere expresar su oposición, porque para la FAA no debe ni puede ser una fecha festiva; no hay nada que conmemorar o festejar, es tiempo de reflexionar sobre lo que paso y lo que hicimos", dijo.

Según detalló Peretti "dicho conflicto representó el abandono de principios fundacionales de nuestra entidad y por ende del espacio gremial histórico, donde nos había colocado Humberto Volando, que continúo tras su muerte la lista Azul Y Blanca, como pata agraria del movimiento nacional y popular", dijo.

El dirigente, quien fue un activo militante durante la movilización agraria, hizo una autocrítica y señaló que"el conflicto de la 125 fue un punto de quiebre, dejamos de ser una organización autónoma, independiente, al servicio de los pequeños y medianos productores y de la soberanía y seguridad alimentaria de la Nación, para transformarnos en fuerza de choque de la derecha neoliberal".

"Eso empezó el 11 de marzo del 2008 es triste, pero es la pura verdad y nos hacemos cargo de la parte que nos toca. Valoramos los esfuerzos de parte de la conducción nacional actual de la entidad, para volverla a posicionar en su lugar original", agregó Peretti.

También dijo que "antes que conmemorar habría que reflexionar, analizar, sopesar autocríticamente, en que nos terminamos convirtiendo después de ese conflicto gremial, donde fuimos claramente usados por la derecha política, para tumbar un gobierno legítimamente elegido que, nos guste mucho o poco, representaba a los sectores populares, de los cuales los pequeños y medianos productores somos parte".

Al cumplirse una década de esa protesta, Peretti señaló que cuestionar a quienes pretenden reinvidiarla "no significa de ningún modo que nos hayamos arrepentido de oponernos a la 125, que desde nuestro punto de vista sigue siendo una mala resolución impositiva".

"Hoy ya pocos dudan de que estuvo mal hecha, mal ejecutada y explicada y que no reunía los requisitos básicos de segmentación y políticas públicas diferenciadas, requerimiento esencial de cualquier política agraria progresista", dijo sobre la medida que dispuso Martín Lousteau.

"También hay que reconocer g hoy el papel positivo del entonces presidente del bloque de diputados nacionales, Agustín Rossi, que a pesar de las calumnias y escraches que recibió puso denodado empeño para encontrar una solución a favor de los pequeños y medianos productores. Hasta el propio Eduardo Buzzi, reconoció en un reportaje del diario La Capital", agregó Peretti.

Frente a eso y de cara a lo que la década de aquel 11 de marzo de 2008, "proponemos realizar una reflexión colectiva sobre el rol, y el futuro de la FAA", dijo y señaló que "de su imprescindible regreso a sus valores histórico, los que defendieron hombre como Volando, Echaguibel, Paillole, Nogueras y Netri, por citar algunos".

"Estos 10 años nos deben devolver el debate sobre el rumbo de la FAA. Y es, además, una fecha propicia para que visto el desastroso rumbo antipopular que tiene el actual gobierno, le exijamos la renuncia a todos afiliados federados que detenten cargos en él. El de Macri es un gobierno, que es la negación de la esencia de los principios federados, por eso es inadmisible que ex altos dirigentes federados aún socios de la entidad colaboren con él", concluyó Peretti.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario