Economía

Heladeras: se agudiza el conflicto

El conflicto en la fábrica de heladeras Briket se profundizó ayer con la decisión de los directivos de la empresa de cesantear a otros 15 trabajadores, en represalia por la medida de fuerza que llevan adelante los obreros en reclamo de aumento salarial.

Jueves 31 de Enero de 2008

El conflicto en la fábrica de heladeras Briket se profundizó ayer con la decisión de los directivos de la empresa de cesantear a otros 15 trabajadores, en represalia por la medida de fuerza que llevan adelante los obreros en reclamo de aumento salarial. De esta forma, ya suman al menos 30 los despidos en esa planta.

  Los trabajadores de la tradicional fábrica de heladeras vienen reclamando desde fines del año pasado un aumento salarial para llevar la quincena de 500 a mil pesos. En noviembre, la discusión salarial fue apoyada con un paro que se zanjó luego de la firma de un acuerdo por el cual la empresa se comprometía a no despedir empleados y los empleados a cumplir determinados objetivos de producción, mientras se discutían incrementos de sueldos.

  Pero hace pocos días los directivos de Briket denunciaron ante el Ministerio de Trabajo de la provincia que la producción había caído y cortó los contratos de 15 trabajadores que se desempeñaban en la planta. Esto motivó un paro, al que la patronal respondió con otros 15 despidos. Ayer, los obreros de Briket decidieron instalar una carpa frente a la fábrica e impedir el ingreso y egreso de camiones para el traslado de las heladeras terminadas.

  "Nuestro reclamo es justo, el sueldo no alcanza para vivir y la empresa está en condiciones de mejorar los salarios porque está trabajando bien", señaló uno de los voceros de los trabajadores, que ayer fue cesanteado. Los manifestantes denunciaron también malas condiciones de trabajo, jornadas laborales más extensas que lo legal y persecución por parte de los supervisores.

  El Ministerio de Trabajo fijó una audiencia de conciliación para mañana. Igualmente, los trabajadores de Briket concurrieron ayer a la sede de la cartera laboral para denunciar los nuevos despidos. Según su relato, también concurrieron operarios que se desempeñaban en la fábrica de heladeras Bambi, vecina a la planta de Briket, que habían reclamado aumentos de sueldos.

  "Si esto sigue así el conflicto se va a generalizar en todas las fábricas de heladeras de la ciudad", señaló uno de los trabajadores de Briket que ayer se manifestaban frente a las puertas de la planta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario