Economía

Habrá una nueva pulseada por las tarifas en la Cámara de Diputados

El macrismo intenta calmar los ánimos presentando la posibilidad de abonar las boleta de gas de mayor consumo en tres cuotas.

Sábado 21 de Abril de 2018

Una nueva pulseada se avecina la próxima semana en el Congreso entre el oficialismo y la oposición, que redoblará su ofensiva para avanzar en un dictamen para atenuar la suba de tarifas, en rechazo a la propuesta del gobierno de mantener el incremento del servicio de gas, que ahora se podrá pagar en cuotas, con intereses, a fin de mitigar el impacto en los meses de mayor consumo.

El gobierno y los bloques parlamentarios oficialistas acordaron que las subas en las tarifas de gas se podrán pagar en tres cuotas bimestrales para todas las facturas emitidas entre el 1º de julio y el 31 de octubre, que se harán efectivas en los tres bimestres de menor consumo, con un interés "a una tasa baja" tomada a partir de los índices que establece el Banco Nación.

En consonancia, la provincia de Santa Fe bonificará las facturas de electricidad a pequeñas industrias y subsidiará diagnósticos de eficiencia energética. Se trata de una bonificación del 10 por ciento en la tarifa a partir del 1º de abril para pequeñas demandas industriales. Además, se subsidiará el 50 por ciento de los diagnósticos de eficiencia energética para aquellas industrias interesadas en invertir para reducir sus consumos de energía.

Por otra parte, los tributos dispuestos por autoridades provinciales y municipales, y que inciden sobre el servicio público de distribución de gas, serán incluidos por línea separada en las facturas correspondientes, de acuerdo con la metodología aprobada por el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas). La resolución 6 del organismo, que se publicó ayer en el Boletín Oficial, incluye al impuesto sobre los ingresos brutos y a las tasas de seguridad e higiene, entre otros.

En ese contexto, las vertientes del peronismo impulsarán una fuerte ofensiva contra el aumento de tarifas de servicios púbicos luego de haber fracasado su apuesta de realizar una sesión especial por la ausencia de un diputado ya que alcanzaron 128 de los 129 legisladores necesarios para deliberar, aunque aún no pudieron consensuar una sola iniciativa.

En ese sentido, el PJ y el Frente Renovador proponen ligar el aumento de servicios públicos a la variación salarial, mientras que el kirchnerismo quiere retrotraer las tarifas a enero 2017 y congelarlas hasta diciembre del 2019.

De todos modos, tienen acuerdo en buscar la idea de instalar el debate en el recinto de sesiones, tanto en una sesión especial —si finalmente deciden volver a pedirla— como en una ordinaria, con lo cual obligará a Cambiemos a trabar el tratamiento sobre tablas de estas propuestas ya que se requieren los dos tercios.

La primera opción del bloque justicialista y el massismo es convocar a un plenario para el martes, a las 18.30, de las comisiones de Obras Públicas y Defensa del Consumidor para avanzar en un dictamen sobre el proyecto que ata la suba de tarifas a la variación salarial.

De todos modos no podrán tener dictamen ya que le faltará la comisión de Presupuesto, que conduce el macrista Luciano Laspina, y que es un filtro que tiene el oficialismo para evitar que la oposición pueda emitir despachos de proyectos.

Desde el oficialismo, el presidente del interbloque de Diputados de Cambiemos, Mario Negri, dejó en claro que no aceptará debatir el alza de las tarifas.

Por su parte, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró que las tarifas de servicios públicos todavía no cubren el costo de producción y reafirmó la meta anual del 15 por ciento de inflación fijada por el gobierno nacional para este año. "Las tarifas y los servicios básicos tienen un costo, y ese costo por supuesto que hay que pagarlo. Estábamos con tarifas muy lejanas a ese costo y por eso tenemos que hacerlo de manera gradual", manifestó Frigerio.

"Recién al cuarto o quinto año de este camino las tarifas van a llegar al nivel de su costo de producción. No hay otro camino que el que está llevando adelante el presidente (Mauricio Macri)", añadió.


Came pidió menos carga impositiva

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) solicitó "un esfuerzo conjunto" del gobierno nacional y las provincias para "bajar la carga impositiva y los costos burocráticos" que derivan en altas tarifas por energía a las pequeñas y medianas empresas. La entidad aclaró que "el gobierno actual dispuso políticas orientadas a recomponer la matriz energética y actualizó los valores que estaban muy retrasados", sin embargo, este plan tendría que ir acompañado con el compromiso de los gobernadores de hacer valer nuestras economías regionales, disminuyendo los impactos locales, ya que el precio de la energía tiene grandes diferencias entre provincias", destacó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario