Economía

Griesa ratificó que levantará las cautelares si derogan la ley cerrojo

Dijo que las medidas que impiden el pago a bonistas reestructurados es inequitativa. Pero condicionó su levantamiento. El juez de Nueva York mete presión al Congreso.

Jueves 03 de Marzo de 2016

El juez neoyorquino Thomas Griesa ratificó que levantará las medidas cautelares que impiden al país pagarles a los bonistas reestructurados, bajo la condición previa de que el Parlamento derogue la ley de pago soberano y la ley cerrojo, y que pague a todos los holdouts que llegaron a un acuerdo con el país hasta el 29 de febrero.

El pronunciamiento de Griesa se conoció ayer, tras la audiencia celebrada ayer en Nueva York en la que los fondos buitre pidieron al magistrado que extienda por treinta días más el plazo para pronunciarse en torno al pedido formulado por Argentina para dar de baja las restricciones que pesan sobre el país.

Según el texto de la decisión, la Corte concede al pedido de Argentina de revocar las medidas cautelares contra la República si se cumplen dos condiciones previas╠

La primera es que Argentina derogue "todos los obstáculos legislativos a la solución con los tenedores de bonos", incluyendo la ley de bloqueo y la ley de pago soberano.

La segunda pide que "para todos los demandantes que entraron en acuerdos hasta el 29 febrero de 2016" Argentina realice "el pago completo en concordancia con los términos específicos de cada uno de los acuerdos".

"La Corte aprecia los argumentos presentados por todas las partes que hablaron en la audiencia de ayer", agrega el fallo que lleva la firma de Griesa.

No obstante, reconoció que la Corte "no se toma a la ligera la decisión de levantar" las medidas cautelares, aunque admite que "las circunstancias han cambiado de manera tan significativa que las medidas cautelares se han vuelto inequitativas y perjudiciales para el interés público".

Griesa fijó además un plazo de 48 horas para que los holdouts disconformes con su pronunciamiento puedan presentar un exhorto ante la Cámara de Apelaciones de Nueva York.

En su resolución, Griesa destacó también "tres acontecimientos recientes que refuerzan la previa constatación de que los mandatos ya no son equitativos".

"En primer lugar, la República ha firmado acuerdos de principio con demandantes que representan a la gran mayoría de las reclamos de estas acciones. El total acordado asciende ahora a por lo menos 6.200 millones, potencialmente la resolución de más del 85 por ciento de los créditos de los demandantes", precisó el magistrado.

Agregó que "la República ha abandonado todos los antiguos retos a los mandatos de forma voluntaria, mostrando de esta manera una actitud completamente cambiada".

"Existe una urgente necesidad darle punto final", argumentó.

Presión. Dijo que ahora "el Congreso argentino tiene que saber dónde se encuentra y todas las partes deben actuar diligentemente para consumar estos acuerdos".

Griesa adoptó la decisión un día después de la audiencia que mantuvo con representantes de la Argentina, de los fondos buitre y de los bonistas más pequeños.

Prat Gay se reunió con Massa en busca de apoyo

El diputado nacional Sergio Massa  aseguró ayer que el Frente Renovador (FR) definirá el próximo  sábado si apoya en el Congreso la derogación de las leyes cerrojo y pago soberano, que habiliten el acuerdo con los fondos buitre.
    “Analizamos los aspectos legales y patrimoniales del acuerdo con los holdouts para verificar cuáles son los alcances”,  puntualizó Massa al formular declaraciones tras un encuentro  mantenido con el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay.
    Massa se reunió con el funcionario y el secretario de Hacienda,  Luis Caputo, junto con los economistas Aldo Pignanelli, Marco  Lavagna, Alejandro Snopek y Andrés Caserio que integran los  equipos técnicos del FR.
    Massa señaló que durante el encuentro, que duró dos horas,  revisaron “las cuestiones legales y patrimoniales” del acuerdo y  la cantidad de bonistas incluidos.
    El gobierno enviará en las próximas horas al Congreso Nacional el paquete de leyes de cuya  aprobación depende el acuerdo alcanzado con los holdouts.
    Fuentes del Palacio de Hacienda señalaron que se “estaban definiendo los últimos detalles” para intentar presentarlo hoy.
    El conjunto de cuatro medidas se divide en dos partes: la primera incluye la derogación de la ley cerrojo y de la ley de pago soberano; y una segunda que se ocupa del acuerdo con los holdouts y  de las características de la emisión de deuda para cumplir lo  pactado. El paquete se llama “Ley de normalización de la deuda pública”.
    El Congreso comenzó a hacer su parte al conformar ayer  las comisiones de Presupuesto y Finanzas, que quedaron a cargo de Luciano  Laspina y Eduardo Amadeo, respectivamente, y que serán las encargadas de iniciar el debate parlamentario.
    Incluso trascendió de fuentes legislativas que el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, podría presentarse ante el plenario de  comisiones.

Kicillof criticó la rendición incondicional del gobierno

El exministro de Economía Axel Kicillof aseguró ayerque la Argentina está ejerciendo una  “rendición absolutamente incondicional” ante los fondos buitre en el conflicto de la deuda, al criticar con dureza la negociación encarada por el gobierno de Mauricio Macri.
    Kicillof dijo que el sector de la oposición que encabeza el  kirchnerismo se propuso ser “muy constructivo” para colaborar en  el desarrollo del país, pero que para decidir qué postura tomarán  ante la iniciativa de derogar las leyes cerrojo y de pago soberano  quieren ver “los papeles, hasta ahora sólo hubo dichos”.
    La ley cerrojo impide al gobierno formular una mejor oferta que  la realizada a los bonistas que ingresaron a los canjes de 2005 y  2010, mientras que la de pago soberano habilita la cancelación de  deuda en el país: el juez neoyorquino Thomas Griesa puso como  condición para cerrar el litigio que ambas fueran derogadas.
    “Hasta lo que vi, ha sido una capitulación, una rendición  absolutamente incondicional ante los fondos buitres. Esto no es un  acuerdo, acá no hubo negociación: se les está pagando lo que  pedían”, cuestionó en Radio Del Plata el exministro, quien también  había disputado con los holdouts cuando fue funcionario público.
    Aclaró Kicillof que su posición es preliminar porque quiere ver las cláusulas y los “vericuetos” del contrato de pago que propone  el equipo económico de Alfonso Prat Gay a los fondos NML Capital,  Aurelius, Davidson Kempner and Bracebridge Capital.
    El actual diputado kirchnerista sostuvo que los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner pagaron con 30.000 millones de dólares  al 93% de los bonistas (con una quita del 65%) y ahora el gobierno de Mauricio Macri emitirá 15.000 millones de dólares para sólo el 7% que no aceptó los canjes de 2005 y 2010.
    “Es un número escandaloso que puede traer muchos problemas después, eso hay que evaluarlo bien”, sostuvo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario