Economía

Gremios y empresarios rechazaron postergar paritarias

Distintos sectores cuestionaron la iniciativa del ex titular de la UIA y referente del massismo, José Ignacio De Mendiguren. El gobierno nacional instó al Frente Renovador que fije una posición clara .  

Martes 25 de Febrero de 2014

Sectores gremiales y empresariales salieron ayer a rechazar de plano las propuestas para postergar las paritarias, y destacaron la necesidad de defender el mercado interno para que no se enfríe la economía.

Sindicatos y cámaras que enrolan a pymes coincidieron en cuestionar la sorpresiva propuesta de prorrogar las paritarias realizada por el secretario de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio de Mendiguren, quien ante la magnitud de los rechazos recibidos debió dar marcha atrás con su iniciativa.

Las declaraciones del industrial alcanzaron un alto tono político teniendo en cuenta que se trata del diputado nacional referente del Frente Renovador que conduce Sergio Massa, con lo cual, las críticas fueron directamente hacia ese espacio. También se vieron amplificadas tras los dichos del diputado Felipe Solá, quien poco antes había señalado que los trabajadores podrían aceptar una rebaja salarial si estuvieran en juego sus fuentes de trabajo.

Los cuestionamientos frente a esta postura no sólo provinieron del sector sindical sino además del gobierno y de diferentes sectores políticos de la oposición.

Uno de los primeros en reaccionar fue el secretario general del sindicato de mecánicos (Smata), Ricardo Pignanelli, quien rechazó la posibilidad de postergar las paritarias, por entender que eso seria "esconder la basura debajo de la alfombra". Además, consideró que los empresarios "tienen que invertir para producir más, pero están acostumbrado a involucionar cada diez años".

"Los empresarios quieren un país con salario bajo y desocupación del quince por ciento, por eso decimos que tenemos que defender el modelo", enfatizó..

Pignanelli dijo también que en el encuentro del PJ bonaerense que se realizó el sábado pasado, se planteó la necesidad de "trabajar para reducir el empleo en negro y discutir las paritarias con libertad, sabiendo que tenemos que cuidar el empleo".

Por su parte, la Unión Industrial bonaerense (Uipba) destacó el rol clave en la defensa del mercado interno que constituye la libre negociación entre empresas y trabajadores, y rechazó de plano cualquier pretensión de postergar las paritarias.

El titular de la Uipba, Osvaldo Rial, consideró un "grueso error" reclamar una postergación y sostuvo que encaradas con "racionalidad son herramientas para defender el poder adquisitivo".

"Empleadores y trabajadores deben constituir un círculo virtuoso cuya meta sea el crecimiento con inclusión social", señaló.

El dirigente fabril ratificó que "no hay industria sin trabajadores ni trabajadores sin industria" y sostuvo que "hoy más que nunca debemos apelar a la responsabilidad empresaria y a la racionalidad de las demandas gremiales. Si nos sentamos a negociar y teniendo esos objetivos como marco, se llegará a un acuerdo".

Fijar posición.Frente a las declaraciones de De Mendiguren, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pidió al Frente Renovador que defina su posición respecto de las paritarias, ante las idas y vueltas sobre este tema que expresaron algunos de sus integrantes.

El funcionario recordó que el sector que lidera Massa "alentaba en enero el adelantamiento de la discusión paritaria y la necesidad de convocatoria del consejo del salario, y ahora uno de sus voceros (José Ignacio), De Mendiguren, plantea la postergación".

Al respecto, Capitanich afirmó que "queremos saber la posición del Frente Renovador y si tenemos que creerle a quienes pedían el adelantamiento de paritarias o su postergación". También pidió a ese partido que "ratifique o rectifique lo que algunos de sus voceros han planteado sobre la necesidad de reducir un 10 por ciento los salarios".

A su vez, el diputado nacional Edgardo Depetri señaló que las declaraciones de De Mendiguren "muestran el verdadero rostro del Frente Renovador" y acusó a ese sector de acordar "con los grandes grupos económicos" para llevar adelante "una megadevaluación".

También se explayó sobre los dichos de Felipe Solá, quien propuso rebajar los salarios. Afirmó que "Felipe Solá en 2008 defendió la rentabilidad de patronales sojeras, hoy es coherente, defiende la rentabilidad de los grandes comerciantes y de los sectores formadores de precios".

El diputado nacional de Nuevo Encuentro, Carlos Heller, se refirió a las declaraciones de Mendiguren, y las calificó como "declaraciones de ocasión", y a su vez manifestó que "en el massismo lo que hay es un notable oportunismo".

Por último, el senador nacional y titular del radicalismo, Ernesto Sanz, sostuvo que "la variable de ajuste no deben ser los salarios".

El senador radical aseguró que "el empleo y los salarios deben ser dos cuestiones a preservar", y propuso "no demonizar las paritarias, porque si no estaríamos reduciendo el problema de la economía".

Toma de planta

Los operarios de la fábrica de autopartes Valeo, ubicada en Córdoba, tomaron ayer la planta de producción para intentar frenar unos 45 despidos que la firma comenzó a realizar tras acusar una crisis en medio de la negociación salarial. Valeo es el más destacado productor de faros y ópticas para autos en Europa, con 14 fábricas dedicadas a ese fin en siete países Europa y América. Cuenta con una planta industrial de 6.500 metros cuadrados cubiertos donde posee una dotación de más de 240 empleados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS