Economía

General Motors parará la producción por las próximas dos semanas

A mediados de septiembre, comenzará un esquema de 355 suspensiones rotativas del personal hasta febrero próximo. Hay un acuerdo con el gremio para no despedir trabajadores hasta el 31 de diciembre de 2020

Viernes 30 de Agosto de 2019

La empresa automotriz General Motors parará la producción de la planta de Alvear por las próximas dos semanas y, a partir de ahí, mantendrá un esquema de 355 suspensiones rotativas de personal hasta febrero próximo. La medida, acordada con el gremio de los mecánicos (Smata) permitirá adecuar los volúmenes de fabricación a “las circunstancias actuales del mercado” y “lograr un equilibrio para brindar certidumbre” a “la operación de la firma, los empleados y los proveedores” por los próximos seis meses.

El secretario general de Smata Rosario, Marcelo Barros, explicó que “el objetivo principal es evitar despidos”, y puntualizó que existe un acuerdo con la firma de “no despedir trabajadores hasta el 31 de diciembre de 2020, pero sí puede haber retiros voluntarios”.

También advirtió que eso “no pone en riesgo el plan de inversión que la compañía viene ejecutando y que tiene como objetivo la producción de un vehículo de alto valor agregado durante 2021”.

En el medio, hay que pasar la profunda crisis económica argentina que, en el caso del sector automotor, se expresa en un derrumbe de las ventas en el mercado interno y un nivel de producción que está a un tercio de su capacidad instalada.

El esquema de suspensiones, administración de horas y regulación de la producción en la fábrica de Alvear se viene dando desde hace un tiempo de manera frecuente, aunque no constante y en diferentes momentos. De hecho, hace un año, en septiembre de 2018, anunció un proceso de suspensiones de una semana por turno hasta el 31

de enero de este año. El régimen se extendió hasta abril, a pedido del gremio. Luego se normalizó, hasta que a mitad de año, durante un mes volvió a aplicarse entre junio y julio.

Tras otro breve período de relativa normalidad, finalmente GM y Smata alcanzaron un acuerdo para hacer una parada técnica de la planta durante las primeras dos semanas de septiembre para adecuar los volúmenes de producción a las circunstancias actuales del mercado y lograr un equilibrio para brindar certidumbre a las operaciones, empleados y proveedores en los próximos seis meses.

Al regreso, el 16 de septiembre, se mantendrán 355 suspensiones rotativas hasta febrero de 2020. Los empleados suspendidos recibirán el 70% de su salario neto. “El objetivo principal es evitar despidos”, explicó Barros, quien argumentó que existe un acuerdo con la firma de “no despedir trabajadores hasta el 31 de diciembre de 2020, pero sí puede haber retiros voluntarios”.

Más información en la edición impresa de La Capital de este sábado

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS