Economía

Geller: "Hay que movilizar el dinero que hoy está atesorado"

Entre los funcionarios del gobierno de Hermes Binner no quedan dudas sobre la lectura del actual escenario económico en Santa Fe y a nivel país: "Estamos en recesión".

Domingo 05 de Abril de 2009

Entre los funcionarios del gobierno de Hermes Binner no quedan dudas sobre la lectura del actual escenario económico en Santa Fe y a nivel país: "Estamos en recesión". Las diferencias expresadas por algunos miembros del gabinete sobre la magnitud o duración de la crisis son a esta altura nimiedades técnicas frente a los pronósticos coincidentes respecto del impacto que podría tener en la región, fundamentalmente en los sectores sociales más vulnerables. La sequía fue el empujón definitivo hacia una curva descendente que ya había comenzado con el crac financiero internacional y la persistencia en el tiempo del conflicto entre productores y gobierno nacional.

"Hacer pronósticos económicos hoy es más difícil que predecir el clima", admite el subsecretario de Política Económica provincial, Lucio Geller, uno de los integrantes de la mesa chica del gabinete que está encargado de analizar estrategias a mediano y largo plazo. En ese papel, fue partícipe activo en la elaboración de los tres documentos elaborados como propuestas para saldar el conflicto del campo. El último de ellos, incluso, se transformó en una especie de protoplataforma económica nacional.

En el medio, la realidad santafesina impone otras urgencias. Al parate de importantes cadenas de actividad, se le suma la dificultad de acceder al mercado de crédito, como herramienta para operar sobre las consecuencias del ciclo recesivo. Frente a ese contexto, Geller explicó que "se están haciendo todo tipo de ejercicios".

Los instrumentos financieros que más probabilidades tienen de ser implementados para "colaborar en la reanimación de la economía" figura la colocación de letras intergubernamentales, salida adoptada por el gobierno nacional en los últimos tiempos y que ahora replica la provincia de Buenos Aires con las cajas profesionales.

Una opción sería la entrega de títulos a la Caja de Jubilaciones, principalmente, a cambio de fondos frescos, "pero sin descontar haberes como hizo Reutemann", acotó. No está en carpeta la emisión de cuasimonedas.

El funcionario dijo que otra herramienta financiera para hacerse de recursos en el corto plazo, pero sin frenar obras de infraestructura en marcha, sería mediante la renegociación de los acuerdos alcanzados con los organismos internacionales para modificar los flujos de aportes. "Vamos a tratar de renegociar los pesos relativos de los flujos, hasta ahora la provincia ponía la parte más importante de recursos para la obra en cuestión en la primera etapa, y lo que buscamos en este momento es que sea al revés", indicó.

En ese menú de medidas figura el uso del fondo anticíclico, que requiere de la aprobación de la Legislatura.

Animados

"De una situación recesiva como la actual no se sale si primero no se reanima la economía, después vienen los efectos reactivantes", señaló este hombre que fue asesor de los presidentes chilenos Salvador Allende y Ricardo Lagos. En ese sentido, defendió la postura oficial de suspender las retenciones agropecuarias por 180 días.

Señaló, en ese sentido, que "el fondo solidario sojero" ayudará a provincias y municipios pero "no resolverá en dos o tres meses el conflicto agropecuario, que ya trasciende a los productores del interior y ya afecta a mucha otra gente".

—¿Por qué están convencidos que si se suspenden las retenciones el productor volcará esos recursos al mercado y no la retendrá, previendo que después de esa ventana de 180 días todo volverá a ser como antes o peor?

 

  —Porque la plata en mano de los productores es una plata que se gasta más rápidamente, porque el ciclo agropecuario continúa, hay que volver a sembrar, criar ganado, vuelve a gastar la plata. En tanto, la inversión pública es una política mucho más lentificada para un momento en que se requiere de shock para reanimar la economía. En principio, es cierto que no sabemos qué harán los productores con esa plata pero, en el peor de los casos, sólo se modificaría el estado de esas riquezas. En lugar de granos será en dinero. Por eso creo que no es contradictorio. En nuestros documentos nunca decimos que estamos en contra de las retenciones pero, en el actual contexto, funcionaría como una política cíclica eficaz, en el sentido de cuál es el gasto por unidad de tiempo si la plata la tuviesen los productores y no sí la plata fuera al Estado. Además, el gobierno nacional se empecinó con el campo como lugar para recoger el excedente pero, como lo señala nuestro último documento, hay otras maneras de ir recogiendo excedentes. Hay otras fuentes de ganancias que deberían estar pagando impuestos y no lo están haciendo. De allí que se hace necesario una reforma tributaria integral a nivel país.

—¿Qué opciones están pensando?

—Hoy día la gente tiene recursos atesorados, en dinero, en departamentos o en granos. Lo que hay que encontrar entonces es un instrumento financiero para que esos fondos estacionados sean captados en parte por el Estado, para obras que apunten a una verdadera política anticíclica. Hoy todo tiene que diseñarse sobre la idea de que todo el dinero que está inmovilizado se ponga en movimiento, ese es el sentido de pedir la suspensión de las retenciones por 180 días, que se ponga en marcha la economía que se reactive.

—Los economistas recorren el abecedario para describir la crisis. ¿Cuál es su hipótesis?

—La "L" (estancamiento, ejemplo, Japón en los 90) hay que sacársela de la cabeza, porque ahora viene la cosecha y los productores tendrán que vender, dado que los silos están repletos. Y, después, ya viene el nuevo ciclo en julio-agosto, por lo que creemos que la economía entonces se va a reanimar, que no es lo mismo que decir reactivar.

—Además, hoy los valores de los commodities parecen haber encontrado un piso, que en los dos anteriores ciclos de crecimiento (1997 y 2000) fueron su techo.

—Sí, eso se dio en épocas de crecimiento. Ahora, en recesión, quiere decir que no está mal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS