Economía

Fuerte cruce de EEUU con China y Rusia en la OMC

En la sesión inaugural, el gobierno de Trump arremetió contra los emergentes ricos. Y recibió críticas por su proteccionismo

Martes 12 de Diciembre de 2017

Las tensiones políticas derivadas de los roces en el comercio internacional quedaron ayer en clara evidencia en la sesión plenaria de la XI Conferencia Ministerial (MC11) de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se realiza en Buenos Aires, cuando Estados Unidos arremetió contra los países emergentes dentro del bloque, a los que acusó de no cumplir las normas multilaterales y de sacar ventaja del sistema de resolución de disputas para ganar terreno en negociaciones, en una clara alusión a China. Pero el duelo de gigantes también involucró a la Federación Rusa, que acusó, sin mencionarlo, al gobierno estadounidense por practicar "formas agresivas de proteccionismo".

El representante de Comercio estadounidense, Robert Lighttizer, planteó que "no es posible apoyar que las nuevas reglas se apliquen sólo a unos pocos y se les dé vía libre a los demás miembros en el estatus autoproclamado de «en desarrollo»".

"Debemos precisar nuestra comprensión de «en desarrollo» en el marco de la OMC: cuando 5 de los 6 países más ricos del mundo dicen ser países en desarrollo hay algo que, claramente, no funciona y todos deberíamos estar contrariados", criticó.

China, uno de los aludidos respondió minutos después. El ministro de Comercio, Zhong Shan, dijo que su país profundizará su proceso de apertura comercial, que "abrirse al mundo es imprescindible para la prosperidad" y que el proteccionismo es un desafío a enfrentar.

El representante de la Federación Rusa, en cambio, fue más elocuente al advertir sobre las "formas agresivas" de proteccionismo y acusar, sin nombrarlo, a Estados Unidos de imponer barreras comerciales para "beneficiar a su empresas".

"Tenemos a la fecha suficientes pruebas de que el país que más barreras ha puesto a miembros de las OMC lo hizo para beneficiar a sus empresas", cuestionó el funcionario en referencia a los relevamientos que la OMC hace de manera periódica sobre los mecanismos de control de sus miembros.

El representante de India, otro de los grandes mercados emergentes, exhortó a los miembros a respaldar "el lugar central de desarrollo que juega la OMC, sin crear subcategorías de países".╠

También Japón demandó por "el fortalecimiento del sistema de solución de diferencias de la OMC", al que calificó como "esencial" y llamó a los miembros a que la cumbre ministerial de Buenos Aires envíe un mensaje al mundo "para impulsar la confianza en el sistema multilateral de comercio".

La Unión Europea, a través de su comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, apuntó en general a todos al lamentar "la incapacidad de hablar entre los miembros" para definir el futuro de la OMC. "Es un problema endémico", lamentó.

En cuanto a las negociaciones específicas sobre la agenda de Doha, Malmström calificó como "triste" que queden temas pendientes, como los subsidios directos a la producción agrícola que "ha sido imposible de resolver".

La presidente de la (MC11) de la OMC y ex canciller argentina, Susana Malcorra, advirtió que "este es un momento clave" para el sistema multilateral, y confió en que pese a las diferencias entre los miembros de la reunión en Buenos Aires se reconocerá la importancia de la organización.

"Más allá de nuestras diferencias estamos unidos para reconocer la importancia que tiene y debe seguir teniendo la OMC en nuestras relaciones comerciales; en eso debemos basar esta conferencia", sostuvo Malcorra al abrir la primera sesión plenaria.

Los discursos en las sesiones plenarias continuarán hasta mañana.

En paralelo, los siete grupos de negociación, que corresponden a sendos temas de la agenda de la MC11, se reunieron a puertas cerradas y tendrán al final de la jornada un encuentro de balance.

Granos y comercio electrónico en la agenda

Uno de los temas centrales de la MC11 fue la necesidad de reformar el comercio agrícola. Así lo planteó el bloque sudamericano, que conforman dos países centrales en el mercado de commodities agroalimentarios como Argentina y Brasil.
El canciller argentino Jorge Faurie, resaltó la importancia de "persistir en el proceso de reforma del comercio agrícola". Tras destacar el potencial del país en la producción de alimentos, agregó que se necesita que la MC11 envíe un mensaje al mundo sobre la importancia del un sistema de comercio internacional basado en reglas, abierto y equitativo que contribuya a consolidar los objetivos de desarrollo sostenible de la agenda 2030 de la ONU".
En tanto, el representante de Brasil ubicó a las subvenciones a la agricultura "en el centro de las dificultades para avanzar". Así, "cuando el sistema multilateral de comercio enfrenta tantos desafíos no alcanza con declarar nuestro apoyo sino que hay que traducir esas declaraciones en una verdadera disposición de lograr objetivos", enfatizó.
Además, Japón resaltó la necesidad de reglamentar el comercio electrónico "con medidas justas" y anunció que el país volcará 300 millones de dólares para asistir a las mini, pequeñas y medianas empresas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario