Economía

Fuerte adhesión al paro de Camioneros y los gremios de las CTA

Ayer no funcionó el transporte de cargas ni la recolección de residuos. Tampoco hubo clases. Moyano amenazó con un paro de 72 horas.

Viernes 15 de Junio de 2018

El Sindicato de Camioneros y las dos CTA protagonizaron ayer un paro de actividades y marcharon a la Plaza de Mayo, donde lanzaron duras críticas contra el gobierno, al tiempo que anunciaron un endurecimiento de su plan de protestas. El gremio que conducen los Moyano realizará una huelga de 72 horas entre el 25 y 27 de este mes, mientras que las centrales alternativas convocaron a otra movilización para el 9 de julio.

Sin cortes de ruta, unos 200.000 choferes de camiones paralizaron en todo el país el transporte de mercaderías, de caudales y la recolección de residuos, en una huelga con la que reforzaron su reclamo de un incremento salarial del 27 por ciento.

Puja por las paritarias

Durante el acto realizado en la Plaza de Mayo, Pablo Moyano anunció que Camioneros se encamina a una nueva huelga, pero de 72 horas, comenzando el 25 de este mes, en adhesión al paro general de la CGT, y continuando dos días más, el 26 y 27. "A los empresarios del transporte les pido que no se dejen presionar por el ministro (de Trabajo, Jorge) Triaca; si no obtenemos respuestas esta semana les decimos a los compañeros Camioneros que están acá y en las rutas, que este gremio va a adherir al paro general del 25 de junio y paramos el 26 y el 27", remarcó.

"El gobierno dijo que no podía eliminar Ganancias en el aguinaldo porque terminan de perder 9.000 millones de pesos", se quejó. Y recomendó: "Que les saque el dinero a las mineras, al campo, a los bancos o que sus funcionarios traigan la plata que tienen afuera, pero que no se las saquen a los trabajadores", reclamó Pablo Moyano al abrir el acto en Plaza de Mayo.

A su turno, el líder de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, confirmó que las dos centrales se plegarán al paro general que dispuso la CGT para el 25 de junio y señaló que hay que "movilizar y pelear en las calles para que se caiga este modelo económico".

"Si no hubiera habido pelea el gobierno no subía del 15 al 20 por ciento el tope salarial, que aunque sigue siendo una mierda, al menos tuvo que aumentar cinco puntos", dijo.

Por eso, instó a seguir saliendo a la calle, aunque "al otro día no haya milagro", indicó.

El jefe de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, advirtió que tras el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional volverá a cobrar impulso el proyecto de reforma laboral, aunque señaló que "se lo van a tener que meter en los cajones".

El dirigente llamó a "salir a pelear el salario, la dignidad, las leyes de trabajo y los convenios".

Ciudad paralizada

En Rosario el paro de transportistas arrancó a las 0 con la concentración de camiones en la zona de la avenida Circunvalación y Perón, sin bloqueos ni cortes, y también hubo concentración de camiones en las rutas 19, 34, 1, 68 y 11. El Sindicato de Recolectores de Rosario, representativo en todo Santa Fe del gremio de camioneros mantuvo la medida durante toda la jornada, por lo que el servicio de recolección recién hoy volverá a la normalidad.

"Es total el acatamiento del paro de camioneros en Santa Fe", aseguró Marcelo Andrada, secretario general del Sindicato de Recolectores de Rosario.

El dirigente reiteró que el gremio sostiene el reclamo de una paritaria libre y un aumento salarial de un 27 por ciento, que consideró "justo en virtud de una inflación que a fin de años seguro rozará el 30 por ciento".

"También hay que pensar en un dólar que sigue subiendo y los mismos empresarios transportistas no aguantan más; muchos sectores la están pasando mal y no se puede más. Aparte, a nosotros nos quieren reformar el convenio colectivo de trabajo y nos quieren dar un 15 por ciento, pero no lo vamos a aceptar", agregó el dirigente gremial.

Los sindicatos nucleados en las dos CTA también pararon, entre otras cosas para reclamar que se elimine el tope a las paritarias y en rechazo al acuerdo del gobierno nacional con el FMI.

La huelga de la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma se sintió en especial en las escuelas, a raíz de la adhesión de los gremios docentes y la atención en dependencias públicas por la sumatoria de ATE, entre otras organizaciones como Aceiteros, el Sindicato de Prensa de Rosario (SPR) y distintas organizaciones sociales.

En Rosario hubo también una manifestación que recorrió la zona céntrica (ver aparte) y piquetes encabezados por la Corriente Clasista y Combativa en distintos puntos de acceso a la ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario