Economía

FMI: Lacunza consiguió turno para seguir hablando del desembolso

El ministro de Hacienda se reunió con la cúpula del organismo. No logró destrabar los u$s 5.400 millones, pero habrá otro encuentro en octubre.

Miércoles 25 de Septiembre de 2019

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, no logró que el Fondo Monetario Internacional (FMI) libere un nuevo tramo del crédito acordado con el gobierno de Mauricio Macri, por u$s 5.400 millones. Pero se llevó un turno para seguir conversando el tema. Será el 14 de octubre próximo en Washington. También recibió la promesa del jefe interino del organismo, David Lipton, de colaborar con el gobierno para que pueda "responder a la difícil situación y los tiempos desafiantes que se avecinan".

"Fue una buena reunión", dijo Lacunza, quien junto al presidente del Banco Central, Guido Sandleris, se reunió en Nueva York con Lipton, y el director del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner. Al término del encuentro, señaló a la prensa que les explicó a los funcionarios del organismo que el gobierno cumplió con las metas monetarias y fiscales. "Eso es lo que le compete a la Argentina, hicimos nuestra exposición y quedamos en seguir trabajando", dijo.

Como en las Mil y Una Noches, el ministro ganó tiempo de vida. Será recibido nuevamente en la semana del 14 de octubre en la sede de Washington, para seguir negociando.

El presidente Mauricio Macri, quien habló ayer en la asamblea general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pasó por la reunión sobre final. El ministro contó que estuvo unos 10 minutos, durante los que enfatizó que su gobierno "cumplió con todos los compromisos de meta fiscal y monetaria". No describió el efecto que provocó esta visita en los interlocutores.

Por lo pronto, Lipton manifestó su intención de continuar colaborando con el gobierno argentino y ayudarlo "a responder a la difícil situación y los tiempos desafiantes que se avecinan".

"Nuestro diálogo y estrecha colaboración con las autoridades argentinas continuará con las reuniones técnicas que tomarán lugar esta semana y antes de las reuniones anuales", dijo Lipton a través de un comunicado.

Lacunza y Sandleris tienen previsto volverse a reunir mañana con los representantes del FMI, en Washington, donde concurrirán a un acto por la creación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Lipton aseguró que "el diálogo y la estrecha colaboración" del Fondo con las autoridades argentinas continuará con las reuniones técnicas que "tomarán lugar esta semana y antes de las reuniones anuales".

Lacunza llegó a la reunión con tres temas para analizar el superávit de $ 13.000 millones de las cuentas del Estado en agosto, la decisión del Banco Central de dejar atrás el equilibrio en la base monetaria, por lo menos por septiembre y octubre, y el envío al Congreso del proyecto para "reperfilar" los pagos de la deuda emitida bajo legislación local que suman u$s 32.000 millones.

La construcción de la deuda

En tres años, el gobierno de Mauricio Macri aumentó en un 40 por ciento el monto de la deuda pública bruta y en un 170 por ciento la deuda que está en manos de residentes extranjeros se expandió un 170 por ciento. Al 30 de junio de 2019, la deuda pública bruta era de 337.235 millones de dólares, un 98 por ciento del PIB. Por su parte, la deuda pública externa llegó a 171.865 millones de dólares, lo que representa aproximadamente un 50 por ciento del producto.

En paralelo, se deterioró el indicador de solvencia de la economía, ya que el peso de la deuda pública en moneda extranjera sobre las exportaciones pasó de 212,6 por ciento en 2015 a 420 por ciento en junio de 2019. La deuda en manos de residentes extranjeros como porcentaje de las ventas al exterior creció de 90,8 por ciento en 2015 al 279 por ciento en la actualidad.

Al sumar capital más intereses en cada año, la situación del país resulta realmente complicada.

El total de los servicios de la deuda pública argentina contraída a junio de 2019, ascienden a u$s 49.055 millones en 2020, u$s 46.769 millones en 2021, u$s 52.223 millones de dólares en 2022, y u$s 41.899 millones de dólares en 2023.

Crédito electoral

Cuando a principios de 2018 el mercado internacional le cerró las puertas al financiamiento argentino, a raíz del acelerado y abultado endeudamiento en que había incurrido Macri, se desató una crisis cambiaria y financiera que el gobierno nacional intentó calmar con la firma de un acuerdo, en varias etapas, con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El organismo multilateral puso u$s 57 mil millones de dólares a disposición del presidente Mauricio Macri, de los cuales desembolsó casi u$s 47 mil millones.

Para el tercer trimestre del año estaba previsto el desembolso de un tramo de u$s 5.400 millones. Pero la debilidad política del presidente, sumada al descalabro que provocó, dejó en la nebulosa todo el programa financiero del gobierno nacional.

Lipton. El hombre a cargo del Fondo Monetario Internacional dijo que "seguirán las reuniones técnicas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS