Economía

Fisfe volvió a pedir que se declare la emergencia fabril

La entidad que agrupa a los industriales de la provincia reiteró su reclamo e incluyó el impacto de las inundaciones.

Viernes 25 de Enero de 2019

La Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) ratificó su pedido de declaración de la emergencia industrial en la provincia por 180 días. El pedido obedece al recrudecimiento de la situación fabril en Santa Fe pero también al impacto de la crisis hídrica en el norte del territorio.

"Desde la Federación Industrial de Santa Fe ratificamos nuestra preocupación por la situación del norte santafesino, golpeado hace varias semanas por un fenómeno climatológico de gran magnitud", señaló la entidad.

El gobierno provincial decretó la emergencia agropecuaria y el nacional dispuso la emergencia hídrica. Fisfe reconoció "el esfuerzo de autoridades provinciales y nacionales ante la situación" pero recordó que a fines del año pasado pidió la sanción de la emergencia industrial por 180 días.

Las inundaciones en el norte ensombrecen un panorama que ya viene muy complicado. En su informe de noviembre del año pasado la federación reportó una caída de 6,1 por ciento interanual y una contracción acumulada de 2,8 por ciento.

"La actividad industrial en Santa Fe termina 2018 con una marcada retracción por efecto del menor nivel de consumo interno", señalo entonces. La industria automotriz y el sector de minerales no metálicos fueron los que mostraron las bajas más pronunciadas.

La situación no parece haber mejorado sino más bien empeorado con el cambio de año. A una primera línea de empresas caídas con la apertura económica de 2016, que incluyó fábricas sustitutivas de importaciones como Mefro, se suma ahora el impacto de la desindustrialización sobre empresas de mayor envergadura y de sectores con mayor inserción en el comercio internacional.

El reciente anuncio de Pampa Energía del cierre de su planta de etileno, derivada además en parte de la parálisis de la refinería de Oil; los padecimientos de los fabricantes de maquinaria agrícola, las dificultades de las plantas procesadoras de productos oleaginosos y las preocupantes versiones internacionales sobre el futuro de las plantas sudamericanas de General Motors muestran una profundización de la crisis industrial.

"Hacemos un llamamiento para reinstalar nuestra propuesta en agenda y que se sancione la emergencia industrial provincial para evitar que la situación hídrica haga bajar las persianas de las empresas, que ya vienen sufriendo las consecuencias de las subas de tarifas y baja en los niveles de actividad", señalaron desde Fisfe.

Por el lado sindical, un grupo de gremios se reunirá el lunes en la sede rosarina de la UOM para articular propuestas de acción frente a la caída de industrias y pérdida de empleo. Antonio Donello, titular de la UOM local, reveló que como consecuencia de la política económica del gobierno nacional durante 2018 en Rosario y la región el sector "perdió 1.500 puestos de trabajo y están en riesgo otros 5.000".

Ecolatina ve una caída en 2019

La actividad económica descenderá este año el 1 por ciento, y de esta manera se quebrará un racha de aumentos en el Producto Bruto Interno (PBI) durante los años electorales, que comenzó en el 2011, aseguró ayer la consultora Ecolatina. La casa de estudios económicos consideró que los únicos motores del desarrollo económica durante la primera mitad del año "serán la cosecha gruesa y las exportaciones que puedan materializarse gracias al crecimiento de la economía brasileña". Esto permitiría que la economía experimente "una reactivación hacia el segundo trimestre del año, mejora que se vería interrumpida por la incertidumbre generada por el proceso electoral".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});