Economía

Fernando Luciani: "Sin financiamiento no habrá una reactivación rápida"

El directivo del MAV destacó el rol del mercado de capitales durante la pandemia y el papel que jugará en los planes de recuperación

Domingo 23 de Agosto de 2020

Los efectos económicos de la pandemia potenciaron la importancia del mercado de capitales como opción de financiamiento para muchas pequeñas y medianas empresas. Así lo subrayó Fernando Luciani, director ejecutivo del Mercado Argentino de Valores (MAV), una institución con impronta rosarina que juega a fuerte a nivel nacional en el fondeo para la producción a través de instrumentos como los cheques, pagarés, Obligaciones Negociables y facturas, entre otras. El acuerdo del gobierno y los acreedores por la deuda externa, los planes oficiales para reactivar la economía pospandemia y la difusión de nuevas herramientas tecnológicas potencian esta operatoria. “Sin financiamiento no habrá recuperación rápida, y en eso el mercado de capitales tendrá un rol muy importante”, aseguró.

—¿Qué expectativas que hay desde el mercado de capitales, específicamente desde el Mercado Argentino de Valores, a partir del acuerdo por la deuda?

— Ese es el gran tema que vino a traer de alguna manera un poco de calma en el mercado local y también en los inversores internacionales que eran grandes tenedores de la deuda argentina. Las perspectivas deberían ser de alguna tranquilidad desde el punto de vista de las posibilidades de financiamiento internacional y la integración con el mundo. Creo que el gran problema del default no solamente son los juicios, que son importantes, sino también cómo todos los grandes flujos de capitales, que muchas veces son de dinero y otras de comercio entre países, se retraen y se cierran ante un escenario de default. Este primer acuerdo o esta primera parte creo que trae una gran tranquilidad a las empresas les permite proyectar un poco mejor sus vínculos internacionales, sus inversiones, más allá del parate general. Así que la primera visión es que es positivo para el mercado y, en concreto, para las empresas, los trabajadores, la industria, todo ese colectivo.

—¿Qué análisis hacés acerca de cómo está funcionando el mercado de capitales en este escenario de pandemia?

— Creo que funciona muy bien, en particular el vinculado al financiamiento de empresas pymes. Fue una de las patas que sostuvo y sostiene el financiamiento del capital de trabajo en tiempos de covid-19, que está muy resentido. Las empresas facturan menos, hay menor actividad. Y entonces hay más dificultad para pagar salarios, para comprar mercadería. Los productos de financiamiento del Mercado Argentino de Valores fueron estratégicos para que las empresas puedan vender sus cheques, sus facturas, sus pagarés para pagar gastos corrientes. Y creo que fue la diferencia, en algunos casos, entre la vida y la muerte de algunas empresas.

—¿Cómo valorás la oportunidad que tienen las instituciones del mercado de capitales para desarrollarse en lo que se denomina la pospandemia, en las estrategias de salida en esta situación?

— Creo que ese es otro de los temas verticales que estamos pensando todos los días. Porque sin financiamiento no hay posibilidad de que la reactivación sea rápida. El financiamiento en parte va a venir a partir de políticas públicas, y eso es muy valioso, pero nunca alcanzan. Entonces es necesario que los inversores privados empiecen a financiar a otros productos de desarrollo privado. Como dice el ministro de Economía, Martín Guzmán, y es un concepto importante, hay que recrear ahorro de los argentinos en pesos. Eso es, en definitiva, financiar a otras empresas a partir de que emiten obligaciones negociables, cheques, pagarés, que es lo que más funciona. Entonces veo que en la estrategia post Covid es clave el financiamiento en general. El mercado de capitales va a tener un rol también súper importante y las empresas que estén mejor calificadas, que más rápidamente puedan acceder a algún esquema de financiación bursátil, más rápido van a lograr componer toda su estructura económico financiera.

>> Leer más: El mercado de capitales, un aliado en tiempos de cuarentena

—Recientemente hicieron un acuerdo con el Ministerio de Desarrollo Productivo por el cual se va a activar un fondo para dar un poco de liquidez a estas operaciones. ¿Esto es así?

— Sí. El gobierno relanzó lo que se llama el Fondep, que es un fondo público- privado que administra el propio Ministerio a través de sus empresas financieras, el grupo Nación y demás, y que tiene por objetivo comprar en el Mercado Argentino de Valores facturas, cheques de pagos diferidos avalados por SGR, en la medida en que esos cheques, por ejemplo, forman parte de una cadena de valor elegible por el Estado. Así que es un fondo que tiene un altísimo valor también en la recomposición de ese entramado de capital de trabajo, esencial en este tiempo.

—¿Están trabajando bien con el gobierno nacional en función de promover estas iniciativas, de darle una vuelta más de tuerca a la posibilidad de que las empresas se financien en el mercado de capitales?

— Sí. Muy bien. La verdad que con los dos organismos con los que nosotros trabajamos, el Ministerio de Desarrollo Productivo y la Comisión Nacional de Valores, hay muchísima receptividad. Lo del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep) está en la órbita del Ministerio de Desarrollo y todo el equipo de gente joven que trabaja ahí es súper abierto a diseñar las mejores políticas de financiamiento para las empresas. Teniendo en claro el objetivo que compartimos, tanto desde el Ministerio como el propio Mercado Argentino de Valores, que es el financiamiento de la economía regional, de las empresas locales, para que sean más productivas, generar mayores ingresos, mayor empleo. Esos objetivos son compartidos, entonces es fácil alinear los esfuerzos.

Alternativa de financiación.jpg

— El MAV intervino en la colocación de deuda municipal. ¿Esta experiencia se puede trasladar a otros municipios, comunas u otros estamentos del Estado que justamente vayan también en ese camino?

— La experiencia fue muy buena. La Municipalidad tiene un equipo de gente con gran capacidad de exponer planes de trabajo de manera muy clara. Entonces también es fácil entender que la municipalidad de Rosario es un sujeto de crédito elegible para la mayoría de los inversores. Me parece que lo colocación de sus títulos va a ser una especie de señal para el resto de los municipios del país. Tal vez no todos tienen el mismo posicionamiento que tiene Rosario, por la fuerza económica que tiene la ciudad, y también porque está dentro de una provincia que tiene una conducta fiscal y planes de trabajo muy sólidos. Todo eso ayuda a que los productos sean bien elegibles por los inversores. Además quedamos todos muy contentos porque la municipalidad de Rosario hacía muchísimos años que no volvía al financiamiento en el mercado de capitales. Entonces esto fue como una vuelta de página y el inicio de un nuevo camino muy virtuoso del financiamiento. Ustedes vieron los resultados: una altísima demanda para ese producto y las tasas de financiamiento fueron súper convenientes también para el sector público.

— El gobierno nacional está tratando de recrear una curva de financiamiento en pesos para el propio Estado, de alguna forma pesificar la deuda que está también en proceso de negociación. ¿Consideras que esta vez eso tenga éxito?

— Es incierto porque mucho depende de la estabilidad de la moneda argentina, de la inflación. Porque el inversor, cuando invierte en pesos, tiene en cuenta todo esto que decimos: cuánto se valoriza el peso en relación con el dólar, mayor o menor emisión. Entonces yo creo que como objetivo es muy bueno, creo que están las capacidades para que se logre. Ahora, todo lo que tiene que ver con la pandemia, y la expansión monetaria necesaria en este tiempo, dificulta ese objetivo. Entonces creo que hay que volver a analizar esto a lo mejor sobre fin de año, cuando se pueda estabilizar un poco más la emisión monetaria y algunas otras variables que al inversor le permita cuantificar cuánto vale el peso respecto a las otras variables.

"Estamos tratando de terminar el año con todo el set de productos digitales para lograr que las empresas tengan la posibilidad de utilizarlos con un click, y que puedan financiarse y manejar todas sus cuentas a cobrar sin salir de su casa, lo cual también tiene que ver con la lógica de este tiempo de Covid-19" estamos tratando de terminar el año con todo el set de productos digitales para lograr que las empresas tengan la posibilidad de utilizarlos con un click, y que puedan financiarse y manejar todas sus cuentas a cobrar sin salir de su casa, lo cual también tiene que ver con la lógica de este tiempo de Covid-19

— Hablando puntualmente de los instrumentos que tiene el Mercado Argentino de Valores. ¿Cómo se está viendo ahora el escenario de tasas y cómo están actuando los demandantes de los instrumentos del MAV?

— Los cheques avalados por SGR están en torno una tasa nominal anual para una curva de 30 a 90 días de alrededor del 20% de interés, que es una tasa conveniente para quien se financia y eso tiene explicaciones en normativas que dirigen un poco el ahorro hacia ese lugar. Luego los otros dos productos que son el cheque de pago diferido cadena de valor, es decir, el que no tiene ningún aval más que el de el librador y el beneficiario, está entre el 23 y el 24 y el 27-28, según la empresa y demás. Creo que esa segunda curva es más razonable tanto para inversores y es muy aceptable para la persona que se financia. De todos modos el mayor volumen está en el cheque avalado por SGR porque sigue siendo un instrumento estratégico para el financiamiento de empresas pymes, que indudablemente van a encontrar la mejor relación de tasas.

— Cómo es el índice de cumplimiento o morosidad en la cadena de pagos y qué sectores son los que están recurriendo al financiamiento hoy por hoy?

— La morosidad aumentó en el mercado de capitales al ritmo que aumentó en la economía en general. Superó los índices. Estamos parecidos hoy a niveles de 2001 en materia de morosidad. Eso es a nivel general, tanto de Mercado de capitales, bancos, superó el promedio habitual que era entre el 4% y el 6%. Hoy estamos por arriba del 10% a 12%. De todos modos, en el mercado de capitales no tiene un impacto directo en su mayoría, porque la mayoría de los productos están avalados por SGR, que funciona como una cámara amortiguación de toda esta morosidad. La absorbe y le paga inversor. Entonces en el 98% de los casos no hubo ningún tipo de problema, las SGR funcionaron realmente muy bien. Luego en todos los productos sin garantías, si bien hay algo de mora, por definición las empresas que llegan al mercado de capitales tratan de tener la mayor previsión financiera Y entonces el incumplimiento con el acreedor no se da de manera tan agresiva. Puede haber alguna mora, pero no tanto. La actividad de la construcción y la industrial en general, la autopartista, son muy dinámicas y muy rápidas para reaccionar en todo lo que son estos indicios de reactivación. Ahí se ve una oferta importante de productos vinculados a esos sectores y después también hay muchas pymes vinculadas al sector servicios, especialmente las que tienen que ver con tecnología, que también necesitan hoy, ya no por defecto sino porque están creciendo, un financiamiento importante. Hablo de tecnología, armado de computadoras, venta de insumos. Las empresas que hacen insumos de oficina, por ejemplo, fue terrible cómo han crecido en sus necesidades de financiamiento, por la necesidad de abastecerse en la cuarentena. Todo el que vende laptops, sillones que uno lleva a su casa, todo eso necesita hoy mucho financiamiento, no porque no vendan, sino porque tienen que producir más. Entonces ahí no es para financiar un bache de trabajo sino para seguir produciendo. Esos son los sectores más importantes que están recurriendo al financiamiento y después están los más retraídos, como el turismo, gastronomía, que son los más lentos para reactivarse.

>> Leer más: Pymes: planificación financiera y opciones en el mercado

— Qué consejo le darías a aquellas empresas que han quedado muy afectadas por la pandemia? ¿Cómo hacen para animarse y acercarse al mercado de capitales financiarse?

— Este planteo es vertebral para una empresa pyme, es tan necesario y no se hace. Yo lo resumiría diciendo que la empresa tiene que tomar conciencia de la inclusión financiera y para eso tiene que vincularse con todos los actores del mercado financiero que son los bancos habituales con los que trabaja, tiene que vincularse indudablemente con un agente de Bolsa, que es el que le va a abrir la puerta a todo esto que es el mercado de capitales. A mí me parece que el mejor mensaje es que toda empresa tiene que estar pensando sus próximos 6 meses a un año de vida. Para eso tiene que tratar de poder elegir la mejor tasa de financiamiento, en el momento en el que la necesite. Y para eso tiene que tener todas las opciones. Obviamente tiene que estar con su banco, con su agente de Bolsa, con una carpeta en una SGR, tiene que manejar el E-cheq . Lo que no puede pasar es que nos encontremos con una pyme que no tenga la posibilidad de elegir. Y el punto de partida es vincularse, saber a quién llamar si quiere ir a un banco o al mercado de capitales. Para eso en la página del MAV tienen el listado de los agentes de Bolsa de todo el país, y a partir de ahí pueden establecer un vínculo, que es lo más virtuoso que le puede pasar a una pyme.

—¿Desde el Mercado Argentino de Valores están pensando nuevas propuestas o productos?

— Estamos creciendo mucho y tratando de cubrir todas estas expectativas que son siempre difíciles, porque financiar a las 700 mil pymes de Argentina realmente es un desafío importante. Hoy el mercado de capitales en general llega, siendo generoso, al 10% de todo eso, lo cual quiere decir qué nos queda muchísimo todavía por crecer y es una deuda que hay en general con las empresas. Después, como productos más modernos estamos tratando de generar todo un modelo de negociación de facturas electrónicas a partir de esquemas digitales. El E-cheq nos llevó toda esta parte del año para ponerlo en funcionamiento, para que las empresas lo adopten. Entonces el resumen es la digitalización: estamos tratando de terminar el año con todo el set de productos digitales para lograr que las empresas tengan la posibilidad de utilizarlos con un click, y que puedan financiarse y manejar todas sus cuentas a cobrar sin salir de su casa, lo cual también tiene que ver con la lógica de este tiempo de Covid-19.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario