Economía

Ex directivo de Techint declaró como "arrepentido" y fue liberado

Otro miembro del poderoso holding se presentó a declarar y dar la versión de la empresa sobre los presuntos sobornos.

Miércoles 08 de Agosto de 2018

Después de la declaración en la causa por los cuadernos de las presuntas coimas del ex ejecutivo de Techint Héctor Zabaleta, quien ingresó al régimen del imputado colaborador y obtuvo la excarcelación, se presentó ayer a brindar una declaración testimonial otro directivo del poderoso grupo empresarial: Luis Betnaza.

Betnaza, un hombre clave en la compañía constructora, concurrió al despacho del juez federal Claudio Bonadio para dar la versión de la empresa sobre las acusaciones referidas al supuesto pago de sobornos al ex funcionario Roberto Baratta.

Por la mañana, después de pasar la noche detenido en la sede de la Policía Federal Argentina (PFA), Zabaleta, ex director de Administración de Techint, se había convertido en otro de los empresarios que se declaró arrepentido y, de ese modo, fue liberado luego de que el juez homologara el acuerdo firmado con la fiscalía.

Ante el magistrado, Zabaleta admitió "la entrega de dinero y montos que se pagaron" vinculados a los fondos ilegales bajo investigación en la causa de los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno.

Según fuentes judiciales, en los cuadernos "hay claras y contundentes referencias" al rol de Zabaleta en el circuito de sobornos, pero la detención además se basó en medidas de prueba colectadas por el tribunal.

Techint figura nombrada en varias oportunidades en los cuadernos que hizo el ex chofer de Baratta, la mano derecha del otrora ministro de Planificación Federal Julio De Vido (actualmente detenido).

La compañía difundió un comunicado en el que aseguró que sólo recibió el uno por ciento de las obras públicas adjudicadas por el kirchnerismo, a pesar de que es la mayor constructora de la Argentina.

En la imputación en la causa conocida como los cuadernos de las coimas, Zabaleta no figuraba acusado directamente. Sin embargo, el miércoles pasado la sede de la empresa fue allanada por orden del juez Bonadio.

Zabaleta negoció con el fiscal Carlos Stornelli las condiciones para convertirse en imputado colaborador, el mismo camino elegido hasta ahora por los acusados Angelo Calcaterra (primo del presidente Mauricio Macri), Javier Sánchez Caballero y Juan de Goycoechea. Luego, el juez homologó el acuerdo.

El ex directivo de Techint fue detenido anteayer luego de que se revelara que en los registros de Centeno se mencionan nueve operaciones con traslados de "bolsos" y "paquetes con dinero" que involucran al holding siderúrgico propiedad de Paolo Rocca.

Para muchos ejecutivos la figura del arrepentido se transformó en un salvoconducto que les podría permitir evitar la cárcel o, al menos, esperar el juicio oral en libertad.

Es que la ley permite una reducción de pena importante para quienes aporten información verídica sobre el hecho que se investiga.

También se presentaron en Comodoro Py Javier Fernández, actual auditor general de la Nación, quien negó los escritos de Centeno, y el empresario kirchnerista Rudy Ulloa (ver aparte).

Fernández llegó cerca de las 9.30 a los Tribunales, donde permaneció unas tres horas. Al brindar su testimonio, aseguró que no tuvo ninguna relación con la trama de presunta corrupción que se relata en los cuadernos de Centeno, a pesar de que lo mencionan como operador judicial del PJ y lo involucran en el mecanismo de pagos ilegales.

Llevó, además, "una valija llena de documentación" con los informes que hizo en la Auditoría General de la Nación (AGN) y las denuncias que presentó "contra distintos funcionarios del kirchnerismo", según precisó para desligarse del escándalo.

Junto al ex juez Norberto Oyarbide, quien declarará hoy, Fernández está acusado de mantener reuniones con magistrados federales y ex funcionarios de Planificación, con el objetivo de "trabar causas judiciales" que recaían sobre la anterior gestión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario