Economía

Evalúan aplicar la "tarifa plana" para el gas

El principal objetivo de la medida es disminuir el impacto sobre el bolsillo de las altas facturas.

Sábado 08 de Septiembre de 2018

El dólar cotizó ayer con tendencia negativa por tercer día consecutivo y finalizó la última jornada de la semana a $ 38,50 para la venta en las casas de cambio de Rosario. Así, terminó la semana con un leve retroceso de 18 centavos tras dispararse el martes por encima de los 40 pesos.

   En el sector mayorista, la divisa cerró a $36,99, lo que representó una caída de 36 centavos frente al día anterior, mientras que a lo largo de la semana acumuló un avance de 14 centavos. El volumen de negocios concretado en el segmento de contado fue limitado al llegar a u$s 398,803 millones.

   En el inicio de semana, el dólar había operado con una fuerte tendencia alcista que parecía no tener freno, pero con el correr de los días el precio se desinfló, particularmente luego de una sorpresiva venta directa del Banco Central.

   La autoridad monetaria decidió retomar las intervenciones tras mantenerse al margen desde junio pasado, cuando se firmó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El organismo se opuso en un principio a la utilización de reservas para operar en el mercado del dólar, porque así rifó el gobierno más de 15 mil millones de dólares en el año sin poder contener la corrida.

   Apurado por un nuevo pico de crisis, el presidente del Banco Central, Luis Caputo, consiguió la venia y vendió el martes u$s 235,1 millones para frenar la divisa. Y por tres días lo logró.

   Ayer Caputo admitió que "en los últimos dos días cambió la estrategia". Y avisó: "Con el tipo de cambio competitivo que tenemos, si hay que poner dólares sobre la mesa, se ponen".

   Por su parte, el presidente Mauricio Macri advirtió que "tres días consecutivos de tranquilidad no significa que las cosas se hayan resuelto".

   Sin embargo, elogió a quien fuera su ministro de endeudamiento. "Es alguien que sabe", dijo.

   Mientras el dólar parecía encontrar un techo, las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires registraron ayer una caída del 0,46%, por una toma de ganancias. Los papeles del índice Merval subieron 1,7% en la semana.

   Con este resultado, el mercado bursátil quebró una racha positiva como consecuencia de una toma de ganancias. El volumen negociado llegó a 914,8 millones de pesos.

   Los papeles que registraron las bajas más pronunciadas fueron Banco Macro (5,3%), Galicia (5,3%) y Edenor (4%).

   En el mercado de bonos, los nominados en dólares bajaron hasta 1,6% y el riesgo país de la Argentina que mide el banco JP Morgan cedió 1,9%, a 715 puntos básicos.

   El mercado recibió con optimismo las nuevas negociaciones encaradas con el FMI para intentar adelantar desembolsos del préstamo acordado en junio. Incluso, en la plaza se especula con la posibilidad de que el organismo multilateral otorgue fondos extra a la Argentina para superar la crisis cambiaria.

   En procura de seguir desarmando el stock de Lebac, el Ministerio de Hacienda, que conduce Nicolás Dujovne, convocó a una nueva licitación de Letras del Tesoro en dólares y Letras del Tesoro capitalizables en pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario