Economía

Europa acordó un plan para comprar acciones de bancos en problemas

Los jefes de Estado y de gobierno de los 15 países que forman la zona del euro acordaron un plan que permitirá a las administraciones nacionales comprar acciones de bancos en problemas y garantizar la emisión de deuda de entidades financieras. La decisión permitirá destrabar el sistema de crédito interbancario, que hoy se presenta como el gran nudo de iliquidez en el sector.

Lunes 13 de Octubre de 2008

Los jefes de Estado y de gobierno de los 15 países que forman la zona del euro acordaron un plan que permitirá a las administraciones nacionales comprar acciones de bancos en problemas y garantizar la emisión de deuda de entidades financieras. La decisión permitirá destrabar el sistema de crédito interbancario, que hoy se presenta como el gran nudo de iliquidez en el sector. En una segunda etapa, estos instrumentos también podrán ser usados para rescatar a empresas de la economía real.

Al término de un fin de semana superpoblado de cumbres presidenciales que tuvieron como eje la crisis financiera internacional, los líderes de los países que tienen como moneda común al euro decidieron ir un paso más allá del genérico y discutido plan de acción acordado a regañadientes el viernes por las potencias nucleadas en el G-7. En este caso, el programa que se extenderá hasta fin del año 2009 tiene detalles, que se darán a conocer en sus puntos más específicos por cada Estado nacional a partir de hoy. Básicamente, coordina acciones para que cada país pueda aportar capital y brindar liquidez y garantías a los bancos, siguiendo el modelo implementado en Inglaterra.

Regalo. La medida adoptada por los líderes de las 15 naciones europeas no es "un regalo a los bancos", sostuvo el presidente Nicolas Sarkozy, anfitrión de la cumbre, que se hizo tres días antes de la cumbre ordinaria de los 27 países de la Unión Europea.

Sarkozy dijo que los gobiernos estaban listos para tomar participaciones en los bancos y que los detalles serían anunciados a nivel nacional, comenzando por Italia, Alemania y Francia, el lunes.

La ayuda está destinada a la población y a todas las empresas, señaló el primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo. En el texto aprobado ayer, se incluyen las siguientes medidas:

u Los países miembros de la eurozona asumirán participaciones en los bancos adquiriendo acciones preferenciales a un precio que considere el valor de mercado de la entidad en cuestión. Esta propuesta no está limitada a las entidades afectadas. "Los gobiernos deberían garantizar por un período determinado y bajo las condiciones comerciales adecuadas" la nueva deuda que emitan los bancos hasta por unos cinco años, señala el documento.

u El Banco Central Europeo (BCE) evaluará la posibilidad de ampliar la ayuda de liquidez a empresas que no pertenezcan al sector bancario. Sin embargo, no está previsto que esta medida se concrete antes de finalizada la crisis.

Antes de la cumbre, Sarkozy se reunió con el primer ministro británico Gordon Brown, cuya nacionalización parcial de bancos ofrece un potencial modelo para adoptar decisiones en los países de la zona del euro. Gran Bretaña no usa el euro.

Sarkozy dijo que la cumbre mostró que Europa es capaz, pese a las muchas fronteras nacionales, de responder colectivamente a la crisis.

Prueba de fuego. Los mercados vienen de una semana negrísima durante la que se tragaron el rescate millonario aprobado por el Congreso de Estados Unidos, la baja de tasas de interés coordinada por los bancos centrales del primer mundo y el plan de acción decidido por el Grupo de los Siete. Por eso, hoy será un día clave en materia financiera. "Si la confianza en los mercados no se restaura este fin de semana, será el final del juego", dijo Marco Annunziata, economista jefe de UniCredit.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario