Economía

Estatizarán Aerolíneas Argentinas

Aerolíneas Argentinas y Austral volverán a manos del Estado argentino en un plazo de sesenta días, durante el cual el gobierno y el grupo español Marsans, en su calidad de accionista principal a través de Interinvest, resolverán el valor de los activos y el precio de compra de acciones. Así lo anunció ayer el secretario de Transporte, Ricardo Jaime.

Viernes 18 de Julio de 2008

Aerolíneas Argentinas y Austral volverán a manos del Estado argentino en un plazo de sesenta días, durante el cual el gobierno y el grupo español Marsans, en su calidad de accionista principal a través de Interinvest, resolverán el valor de los activos y el precio de compra de acciones. Así lo anunció ayer el secretario de Transporte, Ricardo Jaime.

En conferencia de prensa, el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, señaló que se llegó a un "trabajoso acuerdo" con el grupo Marsans, que será refrendado el lunes por el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y los empresarios españoles Gonzalo Pascual Arias y Gerardo Díaz Ferrán.

Detalló, además, que "una vez que se completen los procedimientos correspondientes y se dé la debida intervención a la Comisión Bicameral y a todos los organismos del Estado que sean necesarios, es decisión del gobierno la capitalización de las compañías a través de procedimientos nacionales e internacionales que correspondan".

Jaime refirió que a partir de la firma del acuerdo se genera un proceso de transición integrando una comisión específica con dos representantes de la empresa y tres por el Estado nacional, que se abocarán a la tarea de justipreciar las empresas y garantizar su normal transferencia operativa.

El Secretario de Transporte puntualizó que "es un paso importantísimo que estamos dando desde el gobierno nacional para que estas empresas sigan volando en nuestro territorio y en el exterior".

El funcionario refirió que las dos compañías serán puestas en valor y capitalizadas. "Luego veremos si transferimos o no parte del paquete accionario al capital privado", señaló.

Privatizadas hace 18 años por el gobierno de Carlos Menem, la aerolínea de bandera y Austral atravesaron un proceso de varias gestiones, a manos de la española Iberia, de American Airlines, del Estado español a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) y, en los últimos años, del Grupo Marsans.

Esta semana el accionista principal reveló ante el Juzgado que entiende en la Convocatoria de Acreedores de Aerolíneas que el pasivo de esta compañía mas Austral ronda los 890 millones de dólares.

Jaime destacó que "el Estado nacional trabajará intensamente para recuperar estas compañías para el país", y se mostró confiado en que "esto tiene el acuerdo de toda la comunidad y de los trabajadores del sector". Junto al funcionario, participaron del anuncio los dirigentes sindicales Jorge Pérez Tamayo (Apla) y Edgardo Llano (APA).

La semana pasada el gobierno pidió la intervención de la Justicia ante la grave situación económica, financiera y operativa de estas compañías.

Desastre. Con un pasivo cercano a los 900 millones de dólares de los cuales unos 150 millones de dólares corresponden a boletos vendidos y no volados, la situación económico-financiera de Aerolíneas Argentinas se presenta como muy delicada.

Datos preliminares revelan que alrededor de 60 por ciento de las flotas requieren de urgentes repuestos y mantenimiento para reingresar al servicio. Aerolíneas tiene 57 aviones, con soéo 21 en servicio, mientras que Austral tiene 21 aviones, con sólo 7 en servicio.

El pasivo posconcursal y las deudas comerciales de las compañías suman 1.403.368.000 pesos, las deudas fiscales y previsionales suman 247.559.000 pesos y la deuda concursal 58.664.500 pesos. La venta de pasajes anticipados (no volados) representa 454.398.000 pesos, las previsiones 224.594.000 pesos, y las deudas bancarias y financieras suman 171.962.000 pesos, todo lo cual totaliza 2.560.565.000 pesos (890 millones de dólares) al 31 de mayo de 2008.

A esto deben sumarse un millón de dólares diarios por déficit operativo desde esa fecha, lo que eleva el pasivo a unos 940 millones de dólares.

En un plazo máximo de sesenta días el gobierno nacional definirá el costo que implicará para el Estado hacerse cargo del 100 por ciento de Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas.

Un consejo de transición tendrá a su cargo la administración y gerencia de las operaciones de Aerolíneas y de Austral, y también la gestión para valuar los activos materiales y estado de funcionamiento de ambas compañías, hasta la transferencia de las acciones a la Nación.

El gobierno y el accionista principal Interinvest, del Grupo español Marsans, convinieron que los precios de compra de cada uno de los paquetes accionarios se determinarán a partir de las valuaciones que efectuará una entidad especializada que designe Interinvest, y las que realice a pedido del Estado el Tribunal de Tasaciones.

"En caso de existir diferencias entre las valuaciones y de no arribarse a un acuerdo, se solicitará una tercera valuación de una entidad imparcial", puntualiza el convenio que se firmará el lunes.

"Ni un peso"

El secretario general de la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA), Ricardo Ciirelli, evaluó como "positivo" el regreso de Aerolíneas Argentinas a manos del Estado, pero advirtió que "la deuda que tiene el Grupo Marsans no tienen por qué pagarla los argentinos". Remarcó que el Estado no debería pagar "un peso" por las acciones de la compañía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario