Economía

Estadísticas del Indec, algo más que números

La propuesta del Ejecutivo nacional para crear un nuevo sistema estadístico abre el debate entre los especialistas.

Domingo 22 de Abril de 2018

El funcionamiento del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) estuvo seriamente cuestionado. Las sospechas sobre manipulación de las estadísticas fueron una constante una década atrás y el gobierno de Mauricio Macri está dispuesto a cambiar esa imagen y "normalizar" la situación. Es por eso que el Ejecutivo trabaja en un proyecto de ley para que el instituto se potencie "con mayor autonomía" y avance definitivamente hacia su "independencia real".

"Se busca la independencia real del instituto, con cargos que sean concursados y donde la remoción de los funcionarios no sea discrecional", trascendió desde el Ministerio de Hacienda.

De esta manera, el gobierno apunta a darle "real autonomía" al instituto, a través de una ley que lo proteja de "abusos como los que se cometieron en el gobierno anterior".

El espíritu del proyecto de ley es que el nuevo Indec "tenga un Consejo integrado por miembros del Ejecutivo y de la sociedad civil, que aún carecen de representación", para así asemejarse a un esquema similar al de otros países desarrollados. "La independencia metodológica será potenciada por su mayor autonomía. Pretendemos su independencia real, con cargos que sean concursados y donde la remoción de los funcionarios no sea discrecional", trascendió desde la cartera de Hacienda.

El objetivo del gobierno es que la transparencia de las estadísticas no dependa de un gobierno de turno, sino que se encuentren protegidas por un marco legal".

Al estilo de lo que promueve la Ocde —una misión estuvo esta semana en el país realizando una revisión integral del sistema estadístico nacional como parte del proceso necesario para que Argentina forme parte del organismo multilateral— "los países deben asegurar la independencia de sus oficinas de estadística oficial de otros organismos políticos, administrativos o del sector privado".

Sin embargo, las posturas sobre un posible cambio en la lógica del Indec despierta visiones encontradas. Ex directivos del organismo estadístico —integrantes del Movimiento pro Recuperación del Indec "Lucía Vera"— cuestionaron el proyecto oficial de reforma. A través de una declaración, los ex funcionarios señalan que "cualquier reforma respecto al organismo rector de las estadísticas en Argentina debe tener como uno de los fines primordiales evitar la repetición de hechos como los ocurridos entre 2007 y 2015 en que las estadísticas fueron burdamente manipuladas y tergiversadas provocando un total descrédito de la función del Indec".

Preocupación

También sostienen que "ven con preocupación" que el proyecto oficial impulse que el Consejo Consultivo de Información Estadística sea reemplazado por un organismo, el Consejo Nacional de Información Estadística, cuyo directorio está integrado por representantes de tres ministerios y del Banco Central.

Los referentes del movimiento por la recuperación del Indec se mostraron preocupados porque "el Consejo Nacional pasa a ser el órgano rector del sistema estadístico nacional, al cual queda subordinado el Indec" y sostienen que "lejos de gozar de una mayor independencia y autonomía, el Indec aparece subordinado a un órgano con mayoría de representantes del poder político".

Los ex funcionarios promueven "desde 2007" la autonomía funcional y autarquía financiera del organismo; la designación de autoridades y cargos técnicos por concurso de oposición con jurados científica y éticamente inobjetables; la creación de un Consejo Consultivo de Información Estadística integrado por representantes de los usuarios de la información estadística producida por el Indec y de un Consejo Federal formado por representantes de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

También proponen la creación, en el ámbito del Congreso de la Nación, de la Comisión Bicameral de Control y Seguimiento del Sistema Estadístico Nacional, a cargo del monitoreo y seguimiento de las políticas públicas en materia de estadísticas y censos y un estricto respeto al secreto estadístico y sanciones penales para los funcionarios públicos que lo violen.

Al ser consultado sobre el proyecto de reforma, el licenciado en estadística Alfredo Coniglio consideró que "lo único positivo es el cambio del nombre, de Instituto Nacional de Estadística y Censos a Instituto Nacional de Estadística".

"Los censos son una herramienta de la estadística y por lo tanto esta de más en el titulo", señaló Coniglio.

El especialista en el área apuntó que "lo negativo sobre los proyectos que existen es que sigan pensando que la estadística es una ciencia que solo se ocupa de la economía y además se olvidan de que si es un proyecto federal, deben tener en cuenta a los organismos provinciales de estadística".

"Considero que el gobierno nacional, tanto el actual como los anteriores y los futuros gobiernos, tienen todo el derecho de tener un organismo estadístico, porque las decisiones políticas de todo gobierno necesitan de información para la toma de decisiones, pero por eso no deben pensar que los ciudadanos consideren que estos organismos estén separados de la política partidaria", detalló Coniglio.

El ex director del Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec) propuso "la creación de un organismo estadístico que dependa del poder legislativo, donde puede ser mejor controlado por todos los partidos políticos, sean de la mayoría o de la minoría y por lo tanto más democrático, se ocupe de auditar los procedimientos estadísticos del gobierno nacional".

Por su parte, el estadístico Hugo Ambrosi advirtió que "existe la idea de que las estadísticas que produce la oficina nacional de estadística solamente deben atender las necesidades del gobierno" y, en ese sentido, sugirió que "ese criterio constituye lo que podría llamarse la Gran Tentación, en su forma leve".

"¿Cuál es la Gran Tentación en su versión más grave y peligrosa? Se presenta si el gobierno falsea las estadísticas, las manipula, incumple con su obligación de informar con transparencia. En esa situación la democracia está en jaque. No es posible ejercer los controles ni llevar a cabo la debida evaluación de la gestión porque simplemente no hay como hacerlo, porque los instrumentos de medición han sido dañados", precisó el autor del recientemente publicado libro "La república de los datos".

El doctor en estadística subrayó que "es necesario plantearse el desafío de pensar creativamente qué sistema estadístico tenemos que darnos, para que nuestra democracia funcione y para que su acción esté dirigida al bien común".

Ambrosi sostiene que para llevar adelante los cambios necesarios en el país es fundamental contar con profesionales estadísticos preparados rigurosa y adecuadamente, en número suficiente para atender las necesidades del gobierno, de las empresas y de las organizaciones sociales. El otro problema que debe enfrentar la reorganización estadística del país es la falta de regulación de la actividad profesional. Y el Estado delega en los consejos profesionales la supervisión del ejercicio profesional, el cual es evaluado según normas éticas y las buenas prácticas establecidas.

"Los cambios requerirán tiempo", destacó Ambrosi, para quien hay que poner en marcha una ley nacional de estadística y un consejo profesional de estadística.

Sobre la ley nacional de estadística, Ambrosi indicó que tiene el propósito de establecer las "bases y puntos de partida" de la organización estadística del país. "Es una norma que además de establecer principios y criterios contiene un plan que servirá de columna vertebral de la estrategia nacional de desarrollo estadístico", apuntó.

Sobre el consejo profesional de estadística recordó que actualmente solamente la provincia de Santa Fe ha incorporado a los estadísticos a las profesiones regladas por el consejo profesional de ciencias económicas. Sin embargo, dijo que la transversalidad de la Estadística excede el marco de las profesiones ligadas a la economía y hace conveniente establecer un órgano especializado que fije un marco profesional único a través de las distintas áreas del trabajo estadístico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario