Economía

Estacioneros no quieren la suba de combustibles sino mejorar rentabilidad

El secretario de la Asociación de  Estaciones de Servicio Independientes (AESI), Eduardo Bajlec, afirmó hoy que si las refinerías bajaran “dos dólares” el precio  interno de venta del barril de petróleo, se podría “duplicar la rentabilidad” de las estaciones de servicio.

Sábado 27 de Diciembre de 2008

Buenos Aires-  El secretario de la Asociación de  Estaciones de Servicio Independientes (AESI), Eduardo Bajlec, afirmó hoy que si las refinerías bajaran “dos dólares” el precio  interno de venta del barril de petróleo, se podría “duplicar la rentabilidad” de las estaciones de servicio.

“Con el valor de barril de petróleo crudo a 36 dólares a nivel  mundial, no hay razón para mantenerlo en 42 dólares en la  Argentina”, indicó Bajlec a radio América.

Así subrayó que “si las refinerías bajan de 42 a 40 dólares el  precio interno, con esos 2 dólares alcanza para duplicar la  rentabilidad” de las estaciones de servicio que actualmente oscila  entre 7 y 8 por ciento del valor del litro de combustible.

A su criterio, “el Gobierno no hace nada, en este sentido,  porque de 40 mil millones de dólares que facturan las petroleras, se  lleva mucho dinero, prácticamente 10 mil millones” en concepto de  impuestos, ya que por cada litro de combustible, 70 por ciento del  precio corresponde a gravámenes fiscales.

Los propietarios de estaciones de servicio advirtieron que si  el Gobierno no da una respuesta satisfactoria al sector en su  reclamo de mejorar su rentabilidad, el próximo lunes se decidirá un  paro de actividades.

Los estacioneros aguardarán hasta ese momento una respuesta  del Gobierno a su pedido de diálogo para evaluar alguna alternativa  que permita a los expendedores de combustibles mejorar su  rentabilidad.

Además, los dueños de los surtidores argumentan que “hay un  reclamo de aumento salarial que no es posible hacer frente”.

A principios de mes, hubo un cese de actividades de 24 horas  en las estaciones de servicio, por el mismo reclamo que mantienen,  y sin embargo, desde el Gobierno “no ofrecieron nada”.

En consecuencia, y tras varias conversaciones con las  petroleras, el lunes por la tarde se reunirá la Mesa Multisectorial, que  conforman estacioneros y empleados, se analizará si hay alguna  oferta del Gobierno, y si no, se determinará una medida de fuerza, que  esta vez podría ser de 48 horas.

“Nosotros tenemos en cuenta las necesidades de la gente. Pero  esperamos que el Gobierno lo tenga en cuenta también”, indicaron  los propietarios de las estaciones de servicio, quienes remarcaron:  “No pedimos aumento de precios de los combustibles”.

A partir de 2002, cuando la Argentina abandonó la paridad  entre el peso y el dólar, y el petróleo comenzó una escalada en el  precio de barril de crudo a nivel mundial, el gobierno nacional  suscribió un convenio con las petroleras para fijar un valor interno.

Con esto se buscaba también mantener a raya los precios de los  combustibles, que ya se habían disparado por la salida de la  Convertibilidad.

Así, el valor del petróleo en el mercado interno se fijó en  una primera etapa en 35 dólares el barril, y fue pausadamente  incrementándose a lo largo de los últimos seis años, aunque en muchísimo  menor medida que a nivel mundial, ya que internamente alcanzó a  42 dólares, cuando afuera triplicó esa cifra.

Sin embargo, la crisis financiera internacional tumbó  inesperadamente el valor del crudo en el mercado mundial, y en cuestión de  meses fue derrumbándose hasta cerrar esta semana en casi 38  dólares.

Por eso, los propietarios de las estaciones de servicio exigen  que el valor interno acompañe en parte la baja mundial, para  permitir aumentar de esa manera la rentabilidad de los surtidores. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario