Economía

En la coyuntura, todos los caminos conducen al blue

 El gobierno nacional tomó una serie de medidas económicas que derivaron en una gran incertidumbre en el mercado cambiario, esto trajo como consecuencia una fuerte suba en el dólar blue.

Domingo 17 de Agosto de 2014

Nunca una administración gubernamental tomó tantas medidas juntas para generar incertidumbre. El dólar blue en Rosario 13,45 y sigue en la suba.

   El gobierno nacional tomó una serie de medidas económicas que derivaron en una gran incertidumbre en el mercado cambiario, esto trajo como consecuencia una fuerte suba en el dólar blue. A continuación un repaso de las últimas acciones oficiales.

    • Ante una sentencia adversa en el juzgado de Nueva York, el gobierno argentino desobedeció y sigue ofreciendo como moneda de cambio un canje de deuda, que no satisface a los acreedores y omite la decisión del juez.

   • Advierte que no pagará ahora y tampoco en enero, cuando caiga la cláusula de acreedor más favorecido. Esto hizo que bancos internacionales dejen de lado la posibilidad de comprarle la deuda a los fondos buitre, y allanarle el camino a Argentina, en el tránsito hacia la toma de financiamiento en los mercados financieros internacionales.

   • Como la Argentina no cumple la sentencia en tribunales americanos tiene congelado los fondos para pago de renta de títulos bajo ley extranjera. Esto hizo que el país sea declarado en cesación de pagos, y el 30 de septiembre bonistas que habían ingresado al canje, podrían pedir el pago completo.

   • En el ámbito internacional, el gobierno presenta una demanda en el Tribunal de la Haya contra el gobierno americano que fue desestimada ya que Estados Unidos.

   • En el plano interno, el ministro de Economía avanza sobre la estructura de decisiones del Banco Central, y baja la tasa de interés en pesos, lo que deriva en una caída de depósitos a plazo fijo, y la búsqueda de alternativas de inversión, en el dólar bolsa y el dólar blue.

   • Como señal a los mercados, el déficit fiscal se ubica en niveles estrafalarios. Los gastos siguen creciendo a un ritmo superior al 40%, mientras que los ingresos crecen a niveles del 30% anual. Esto trae como resultado, que dicha brecha se financie vía emisión monetaria, dado la falta de crédito externo.

   • Se trabaja en una ley de abastecimiento fijando rentabilidad, niveles de venta, calidad, entre otras intromisiones a la actividad privada.

   • Las empresas públicas registran el mayor déficit de su historia, lo que implica una falta de control sobre las empresas del Estado.

   • El gobierno aplicó una ley antiterrorista a la empresa americana Donnelley, al interpretar que su quiebra pretende alterar el orden económico, y la vincula con los fondos buitre.

   • La tasa de inflación del congreso se ubicó en el 2,5% para julio, lo que implica una inflación del 23,2% para los primeros 7 meses del año, y del 39,4% anual.

   Hasta aquí, diez razones para seguir comprando dólar blue, las acciones y bonos siguen en baja, los títulos públicos están muy baratos, pero no hay demanda en el mercado y el escenario es cada día más oscuro.

COMO SIGUE EL AÑO. La Argentina se encuentra en una crisis de liquidez, ante la falta de reservas liquidas y disponibles suficientes. Atraviesa una crisis de solvencia, ya que los ingresos no alcanzan a cubrir los gastos. Tiene un negocio menos rentable, producto de la baja en el precio de la soja, lo que genera un efecto pobreza al hombre de campo, y a toda la Argentina. Recordemos que un 35% de lo que genera la soja, se lo queda el Estado en concepto de retenciones.

   Por ejemplo, en la cosecha 2011/2012 el productor vendía la soja a u$s 384, el año próximo podría venderla en u$s 265, esto implica una caída de u$s 119 por tonelada. En campos de la zona núcleo, donde el rinde equivale a 4 toneladas por hectárea, la pérdida de ingresos es de u$s 476 por hectárea, y sobre 100 hectáreas u$s 47.600, que a un tipo de cambio de 8,30 equivale a $3.950 por hectárea y en 100 hectáreas son $ 395.000. Para pasarlo en limpio, el hombre de campo en 200 hectáreas, pierde el equivalente a un departamento en el centro de Rosario. En 100 hectáreas pierde el equivalente a un auto de alta gama. Esto implica un efecto pobreza muy grande para la economía.

CONCLUSIóN. El tercer trimestre muestra claros signos de desaceleración. Se consolida el escenario de fuga de dólares, las reservas tocaron su máximo nivel, y están condenadas a retroceder.

   En el cuarto trimestre del año, los vencimientos externos, y las mayores erogaciones del Estado, llevarán a aun mayor abundancia de pesos, y escasez de dólares. Si se le suma un contexto de precios bajos para las materias primas, resultará un trimestre muy ajustado.

   El primer trimestre de 2015 vuelve a aparecer en el horizonte como el trimestre del ajuste, si es que el gobierno no decide dar un cambio de timón, y tomar medidas que atemperen la crisis. Es preferible que el ajuste lo haga el Estado, y no las propias fuerzas de mercado, algo que nunca es recomendable, porque se caen en excesos que luego se pagan muy caros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS