Economía

Empresas agroalimentarias locales buscan hacer pie en el mercado ruso

Una misión argentina parte a Moscú a hacer negocios. Cadenas minoristas del país euroasiático buscan proveedores de la región luego del cierre del mercado a productos de EEUU y Europa.

Lunes 18 de Agosto de 2014

La Cámara de Comercio Argentino-Rusa (Caciar) convocó a productores de alimentos argentinos a ofrecer su mercadería en Rusia, país que cerró su mercado a las importaciones provenientes de Europa, Estados Unidos, Australia, Canadá y Noruega, como respuesta a las sanciones aplicadas por la crisis con Ucrania.

La entidad indicó que desde el 7 de agosto, cuando el presidente Valdimir Putin dispuso esa medida por un año, "Se está recibiendo gran cantidad de pedidos de empresas rusas de primera línea, buena parte de ellas proveedoras de cadenas de supermercados que tienen exclusividad con importantes marcas europeas".

Una misión encabezada por los ministros de Industria, Débora Giorgi; de Agricultura, Carlos Casamiquela; y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Carlos Bianco, partirá hoy a Moscú para apuntalar las relaciones. Allí se entrevistarán con el director del Servicio de Inspección Agrícola y Ganadera, Serguéi Dankvert, funcionario que ya estuvo en Argentina, acompañando al presidente ruso Vladimir Putin, en su reciente gira por la región. Es considerado el funcionario más influyente en el área de provisión y regulación de alimentos de la Federación Rusa.

Pero más allá de estas gestiones, las empresas rusas ya enviaron consultas y pedidos sobre alimentos. La mayor demanda se centra en lácteos, pastas, conservas vegetales, embutidos y derivados.

El presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL), Miguel Paulón, estimó que el nuevo escenario podría significar un aumento de 20 por ciento en las exportaciones totales del sector lácteo argentino.

La cámara de comercio argentino-rusa invitó en su págin web (www.caciar.com.ar) "a todos los sectores productivos del país a capitalizar esta extraordinaria oportunidad". Explicó que las importaciones rusas involucradas en el cierre de esos mercados equivalen a 18.236 millones de dólares, que el país pretende reorientar.

El coordinador general de la entidad, Matías García Tuñón, precisó que más allá de los productos que Argentina ya exporta a Rusia, existen oportunidades en otros rubros, como aceite de oliva, pastas o productos gourmet. Indicó que uno de los rubros que se puede profundizar, dependiendo de la capacidad productiva local, es el de las carnes, en el que Argentina "está jugando fuerte en Rusia desde el año pasado, con el envío de cortes enfriados, lo que implica mayores ingresos que la venta de los congelados".

El especialista en mercado de la carne Víctor Tonelli señaló al canal ruso RT en español que "Rusia siempre fue un mercado muy importante para Argentina tanto en volúmenes como por el buen valor por el tipo de corte que lleva".

La decisión del gobierno ruso abre la posibilidad de cambiar el resultado de la balanza bilateral, que el año pasado sumó 2.440 millones de dólares,

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS