Economía

Empleados de Mahle piden más compromiso a la UOM y prometen endurecer la lucha

Un grupo de trabajadores de la fábrica de aros de pistón Mahle se trasladó esta mañana hasta la sede de la Unión Obrera Metalúrgica para reclamarle al gremio que asuma un "mayor compromiso" en el conflicto que mantienen con la empresa, en tanto que la UOM se comprometió a darle respuesta a sus pedidos de fondo para la lucha, y entregarles bolsones de comida y medicamentos.

Miércoles 12 de Agosto de 2009

Rosario.- Un grupo de trabajadores de la fábrica de aros de pistón Mahle se trasladó esta mañana hasta la sede de la Unión Obrera Metalúrgica para reclamarle al gremio que asuma un "mayor compromiso" en el conflicto que mantienen con la empresa, en tanto que la UOM se comprometió a darle respuesta a sus pedidos de fondo para la lucha, y entregarles bolsones de comida y medicamentos.

Los trabajadores de Mahle, quienes cuestionaron duramente a a la UOM en una asamblea, entregaron un petitorio donde se reclama un fondo de lucha ("no tenemos para pagar el gas ni los impuestos", sostuvieron) y exigieron un paro nacional y uno regional.

"Ya vemos tantas manos negras, pero aunque sea arrastrándonos vamos a luchar. Si en 24 horas no tenemos noticias se hará una asamblea para decidir qué hacemos. Queremos noticias de ellos. Solamente están para leeer un acta cuando van al Ministerio, después desaparecen", dijo Sergio, uno de los empleados de Mahle que participó del reclamo en la sede del gremio.

"Queremos a De Paul, a Caló, no a los pinches que vienen. Tengo 31 años de fábrica pero voy a luchar hasta el final", agregó.

Esta mañana, en declaraciones radiales, Mónica Piccioni, una de las trabajadoras de Mahle, señaló que "vamos a presentar un petitorio de cuatro puntos a la CD de la UOM exigiéndole mayor presencia. Desde que nos movimos hacia la sede de la empresa en Rafaela nadie se presentó y estamos cansados".

"Les pedimos que hagan acto de presencia al gremio. Ayer hablé con Claudio Maldonado (delegado de Mahle) y ni siquiera llamaron por teléfono. Es una vergüenza. La ciudad de Rafaela está con nosotros y ellos no aportaron. Por eso nosotros decidimos empezar a jugar más fuerte. Se viene un endurecimiento muy fuerte de la lucha y no vamos a parar. Desde el 24 de abril venimos dando plazos, confiamos, creimos. Y ya nos dimos cuenta que hasta el propio gobierno nacional nos jodió".

La trabajadora dijo que "la gente de la UOM se va a enojar mucho, pero no descartamos ocupar pacíficamente la sede del gremio. No nos dan subsidios para poder movernos argumentando que no tenían fondos. Nosotros estamos haciendo todo a pulmón".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS