Economía

Empleados de estaciones de servicios santafesinos van al paro el viernes

El sindicato de obreros de estaciones de servicios lanzó ayer un paro para el viernes en toda la provincia de Santa Fe.

Miércoles 04 de Mayo de 2011

El sindicato de obreros de estaciones de servicios lanzó ayer un paro para el viernes en toda la provincia de Santa Fe. Los trabajadores rechazaron un incremento salarial del 24 por ciento escalonado ofrecido por la patronal del sector. Reclaman un piso de 4.000 pesos. La medida de fuerza se concretará si mañana, en la última audiencia dentro de la conciliación obligatoria, no hay acuerdo.

El gremio, encabezado por Ismael Marcón, tenía previsto realizar el paro en Semana Santa, pero fue suspendido tras decretar el Ministerio de Trabajo la conciliación obligatoria.

El secretario general de los estacioneros aseguró que la medida de fuerza se lanzó paro dado que hasta el momento no produjeron avances en las negociaciones. El viernes vence el plazo de la conciliación obligatoria. También anunció paros sorpresivos en las pymes del sector.

Empresarios y gremio se verán las caras mañana en la delegación local de la cartera laboral de la Nación. Para el gremio, el 24 por ciento ofrecido por la patronal es "insuficiente", y además rechazan que sea escalonado: 8 por ciento en mayo, 8 por ciento en agosto y los restantes 8 por ciento en diciembre. Los empresarios aducen que no pueden ofrecer más dado que las bonificaciones de las petroleras son bajas.

El sueldo básico, a partir de abril, para los empleados de estaciones de servicios en la región es de 2.700 pesos. Piden un piso de 4.000 pesos. El sector emplea en la región a 4.000 personas.

El reclamo de los obreros de estaciones de servicios se replica en un creciente número de gremios, donde los sueldos básicos fueron erosionados por la maquinita remarcadora. El ritmo inflacionario está terminando de dejar atrás en las paritarias de este año los pedidos de aumento vía porcentajes y ganan definitivamente terreno los reclamos para elevar los pisos salariales de los 2.000 y 2.500 pesos actuales a 3.500 y 4.000 pesos. Los planteos sindicales apuntan a cubrir una canasta familiar básica, pero desde el sector empresario se plantan en ofrecimientos porcentuales.

El sindicato de Aceiteros de Rosario logró en 2010 el primer acuerdo que asociaba el básico a la canasta básica y lo replicó en enero de este año, cuando rubricó un piso de 5.000 pesos. La pauta se extendió después al cordón industrial y determinados sectores estatales.

Heavy. La reproducción de dictados de conciliaciones obligatorias en el marco de la actual oleada de negociaciones paritarias expone la dureza de las posturas. La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) ya adelantó que comenzará con paros a partir del 12 de mayo, fecha que vence la conciliación, si no hay acuerdo con las cámaras patronales del sector. Reclaman un piso de 3.500 pesos y abrir la escala de categorías. El básico en algunas ramas ronda los 2.200 pesos. Los industriales consideran desproporcionado el pedido. Aseguran que abrir la escala en determinados casos representarían incrementos del 75 por ciento. Se mantienen en la oferta del 20 por ciento. Las partes se volverán a reunir mañana en Buenos Aires.

Salud. La Asociación de Trabajadores de la Sanidad (Atsa Rosario) comenzaron ayer las negociaciones paritarias. El sueldo básico en el sector es de 2.800 pesos. Las aspiraciones también serían elevar ese piso a 4.000 pesos. "Iremos por nuevo salarios para los trabajadores de todas las areas de la salud privada", dijeron desde Atsa Rosario, que recordó que así se resolvió último Congreso ordinario realizado días atras.

Con poca banca. Los bancarios es otro sector al que el Ministerio de Trabajo nacional le dictó la conciliación la semana pasada. Fue después de que el gremio lanzara un paro el jueves pasado e insistiera con un pedido de aumento del 30 por ciento del salario, y que sea remunerativo y retroactivo al 1º de enero. Las cámaras del sector se habían plantado en el 24 por ciento. Mañana se volverán a ver las caras en la cartera laboral. La conciliación obligatoria vence el 18 de mayo. El dirigente local, Matías Layús, recordó que el gremio sigue en estado de alerta y movilización.

Huelga nacional de petroleros

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario