Economía

El titular de Smata advirtió que el sector automotriz del país "está estancado"

Pignanelli precisó que cinco de las once terminales aplican un plan de contingencia contra la crisis. El sindicalista detalló que 12 mil operarios son suspendidos dos días al mes.

Lunes 01 de Septiembre de 2014

Al menos cinco de las once automotrices que fabrican automóviles en la Argentina están aplicando un plan de contingencia contra la crisis del sector y mantienen suspensiones de unos 12.000 operarios dos días al mes. La preocupante cifra fue revelada por el secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Ricardo Pignanelli, quien advirtió que la producción de vehículos está "estancada".

"Tenemos el 50 por ciento de las terminales con suspensiones. Hay 12.000 personas que dos días por mes son licenciadas" dijo el sindicalista y agregó que la crisis fue generada por la caída de la demanda intenta y en gran medida por la baja de las importaciones en Brasil.

El secretario general de Smata consideró que con el plan que el gobierno nacional para financiar la compra de autos cero kilómetros se podrían producir "20 mil unidades más".

"Con ese plan que se lanzó creo que andamos con 20 mil unidades más. Si antes eran 660 (mil unidades), ahora andaremos en 680, 690. Si llegan a estirar el Procreauto hasta noviembre, llegamos a las 700 mil unidades", apostó.

Pignanelli se mostró preocupado por la situación económica de la Argentina y por el aumento de la conflictividad laboral en las empresas, debido al aumento de las demandas de los trabajadores y de las cuestiones políticas que se disputan la representación.

"Faltaría que pare la inflación, que se retoque el impuesto a la Ganancias, faltan muchas cosas", expresó Pignanelli y pidió prudencia porque "también estamos frente a una coyuntura muy importante con el tema de los fondos buitre" y el conflicto de la deuda externa.

Respecto al último paro convocado por la CGT opositora que conduce Hugo Moyano, el jefe de los mecánicos analizó que "no fue contundente" el paro del jueves pasado impulsado por la central y argumentó que eso se debió las divisiones del movimiento obrero.

"No fue un paro contundente, una cosa sería un paro nacional con unidad en la CGT y otra cosa es que quien convoca al paro no esté en unidad con el movimiento obrero. Lo mismo nos podría pasar a nosotros si convocáramos a un paro", dijo.

Explicó que los jefes sindicales e incluso las bases pueden tener "unidad de concepción, con un objetivo claro, pero de ahí a que eso sea un casamiento es distinto"

"Unidad de concepción es cuando tenés claro el objetivo, perseguís ese objetivo y obtenés la unidad hasta alcanzarlo. Nuestro objetivo profundo debería ser que éste modelo no cambie al margen de quién lo conduzca", dijo Pignanelli.

Elecciones. Por otra parte, el sindicalista señaló que en 2015 los candidatos pueden ser Daniel Scioli, Julián Dominguez, Sergio Urribarri u otro, pero lo "importante" es que atrás de ese candidato "vaya todo el peronismo" para garantizar la continuidad de éste modelo.

"Yo creo que deberíamos juntarnos con todos los candidatos para saber cómo sigue ésta historia, cómo hacemos para que no aumente la desocupación. Es importante que el movimiento obrero se empiece a sentar con los candidatos. Yo me junto con todos, quiero saber también qué va a hacer (Mauricio) Macri", afirmó el titular del gremio que nuclea a los trabajadores de las automotrices radicadas en el país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario