Economía

El temporal suma presión a los precios de la canasta básica

Tensión económica. Las pérdidas en la producción y los problemas logísticos ya provocaron algunos aumentos de precios. Hay alerta en el sector comercial.

Miércoles 20 de Abril de 2016

El desastre hídrico en la región y su impacto en las producciones y caminos podría sumar al aumento generalizado de precios un nuevo factor de suba. Fundamentalmente, en el costo de productos básicos como lácteos, verduras y hortalizas. Desde la semana pasada, los proveedores de carne ya aplicaron un incremento que por ahora es absorbido por los comerciantes.

En principio, "hay un alerta sobre el aprovisionamiento de quesos de algunas empresas de la zona. Evidentemente no poder llegar a los tambos no es un pequeño detalle. Entonces como hay una previsión de que no van a tener leche para fabricar, están reduciendo las ventas como una medida preventiva", señaló Juan Milito, presidente del Centro de Almaceneros de Rosario. El dirigente reveló que hay un rumor sobre un posible aumento de un 6 por ciento que se aplicaría antes del viernes en leches y yogures una de las firmas líderes del sector lácteo, "pero no está confirmado".

Desde la Cámara de Supermercados de Rosario indicaron que hasta el momento la entidad "no ha recibido ninguna alarma en los últimos días. Los lácteos específicamente hasta ahora no han sufrido ninguna variación de los precios, y el stock y llegada al público está siendo normal. Algunas industrias están retirando ofertas pero no como consecuencia del clima sino porque terminaron las promociones", expresó la gerenta de la entidad, Verónica Solmi. "Obviamente que todos los meses estamos peleando por las listas de las distintas empresas, no sólo de lácteos, por el no aumento de parte de las formadoras de precios", explicó.

Para el presidente del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac), Marcos Aviano, "no hace falta que nos lleguen reportes para saber que va a llegar un momento en que algunos productos, como ciertas verduras y hortalizas, posiblemente tengan un precio mayor por faltantes". De hecho, hubo denuncias de aumentos en zapallitos y berenjenas.

Desde mediados de la semana pasada, los carniceros están recibiendo un 10 por ciento de aumento de los proveedores, debido al impacto de la crisis hídrica en la hacienda. "De todas maneras hemos decidido no trasladarlo a la góndola porque vamos a esperar a que se normalice el tiempo. Esta es una situación excepcional", señaló el titular de la Sociedad de Carniceros de Rosario, José García.

El dirigente renegó porque "con tal de responder a los clientes se ha pagado cualquier barbaridad. Vivos existen en todos los lugares: los que se aprovechan de esta situación, como lo que tienen campo cerca de la ruta y pueden sacar la hacienda y la quieren cobrar a lo que no vale".

"El consumo venía disminuido después del aumento de noviembre y diciembre. Enero y febrero no los contamos porque son meses de vacaciones, pero marzo y abril no se ha recuperado, y en los barrios el impacto es más fuerte que en el centro, por el poder adquisitivo. El panorama para nosotros es tan difícil como el de todos los argentinos", concluyó García.

Abril difícil. El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, alertó ayer que "abril es un mes muy complicado en términos de inflación", pero confió en que hacia la segunda mitad del año, la inflación estará más cerca del 1 por ciento que del 2 por ciento".

En tanto, las expectativas de inflación para los próximos doce meses que mide la Universidad Torcuato Di Tella saltaron al 36 por ciento en abril. Las expectativas crecieron 4,6 puntos porcentuales sólo en un mes.

Avanza la doble indemnización

El presidente de la comisión de Legislación de Trabajo de la Cámara de Diputados, Alberto Roberti (bloque Justicialista), confirmó que hoy el cuerpo tratará un proyecto consensuado e impulsado por la oposición para prorrogar la emergencia ocupacional sancionada en 2002 y para duplicar las indemnizaciones en casos de despidos. Para el diputado, el reciente aumento de tarifas sumado a la alta inflación y la crisis del empleo conforman “un cóctel muy parecido a situaciones que ya vivimos a principios de la década pasada”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario