Economía

El Senado votó a favor del pedido de Bonfatti para tomar deuda

"Fíjase hasta la suma nominal de pesos 556.365.000 o su equivalente en moneda extranjera el monto a que refiere el artículo 48 de la ley 12.510 para el ejercicio 2012", dice el artículo...

Viernes 30 de Marzo de 2012

"Fíjase hasta la suma nominal de pesos 556.365.000 o su equivalente en moneda extranjera el monto a que refiere el artículo 48 de la ley 12.510 para el ejercicio 2012", dice el artículo primero de la ley a que ayer le dio unánime media sanción el Senado provincial, sobre tablas. Se trata de una autorización al gobierno de Antonio Bonfatti para que emita letras o pagarés. La iniciativa que encontró un interesante y civilizado acuerdo entre oficialismo y oposición en la Cámara alta, pasó a debate y consideración de la de Diputados donde, se descuenta, el trámite tendrá un exitoso aunque más sonoro final a la brevedad.

Respecto del proyecto enviado la semana pasada a la Legislatura, ayer sólo varió el monto. Pasó de los 456 millones pedido por el ministro Angel Sciara a los 556 millones votados, que deberán devolverse totalmente al 30 de noviembre, como producto de las negociaciones que socialistas y radicales llevaron adelante con la mayoría peronista del Senado. Si bien las puntadas iniciales las dieron el propio gobernador y su ministro de Gobierno, Rubén Galassi, la gestión del vicegobernador Jorge Henn resultó crucial para ensamblar el primer acuerdo crítico entre oficialismo y oposición.

Los más de 100 millones agregados serán destinados, a solicitud del PJ, para solventar las dificultades financieras que atraviesan los municipios y comunas de la provincia. Todo parece indicar que, al menos desde lo evidente, la cuestión fue la puntada clave que terminó de coser el acuerdo en un tiempo récord y sin que cada sector se cobrara el favor a dentelladas salvajes. No obstante, ayer los peronistas en la sesión no se privaron se criticar al gobierno de Hermes Binner aunque, casi todos, diferenciándolo del de su sucesor. Un cizaña, tampoco del todo inocua.

Henn, secundado por su correligionario presidente de la UCR, Hugo Marcucci, y el socialista Miguel Lisfchitz , lograron cohesionar las filas del Frente Progresista Cívico y Social en torno al pedido de autorización de endeudamiento. Todos han sido contestes de que se trata de un trámite tan rutinario y común que en la mayoría de los distritos del país (Córdoba, Buenos Aires, Capital Federal) poseen en sus leyes relacionadas a la materia mecanismos que los hacen automáticos sin requerimiento de autorización específica para cada caso de las Legislaturas.

Condiciones. El peronismo puso las condiciones de que los fondos que se tomen se destinen principalmente a saldar la deuda flotante y además que el Ejecutivo a informar cada 30 días el estado de las cuentas públicas a las Cámaras. No obstante, autorizó al Ejecutivo provincial a ceder en garantías recursos propios o fondos coparticipables de la Nación.

Los discursos (así estaba acordado para asegurar el trámite) se sucedieron una vez concluida la votación. La lista de oradores la abrió el radical Marcucci y, al promediar la misma, habló el socialista Lisfchitz.

"No significa endeudamiento que pueda extenderse más allá de este año, nuestra ley de presupuesto no fijó autorización de endeudamiento a corto plazo como es de práctica en otras provincias, en sus presupuestos 2012 Córdoba tiene autorizado endeudamiento por 830 millones; provincia de Buenos Aires por 3.000 millones y ciudad de Buenos Aires tiene también montos significativos", minimizó el radica.

Agujero. El fuego opositor lo abrió José Baucero recordando que a fines del año pasado le autorizaron una urgente ampliación del presupuesto 2011 por 1.400 millones de pesos. "Hace días nos enteramos que el ejercicio 2011 se cerró un déficit 1.665 millones y que la deuda flotante de personal, proveedores y otros gastos a septiembre de 2011 ascendía a 3.002 millones pero no sabemos a cuánto ascendía al cierre del ejercicio y menos sabemos a cuánto hoy en día", dijo.

Santa Fe se suma al club de provincias endeudadas

Con cuentas en rojo y con pocas chances de contar con recursos nacionales, las provincias entraron en 2012 en un nuevo ciclo de endeudamiento en el mercado de capitales. Con el pedido de autorización para emitir letras por 556 millones de pesos, el gobernador Antonio Bonfatti hace debutar a Santa Fe en este club que tiene como integrantes históricos a provincias como Buenos Aires y Córdoba.
  Precisamente, poco antes de que el Senado diera media sanción al mensaje enviado por el Poder Ejecutivo, el gobierno chaqueño colocaba 61,5 millones de pesos en letras, por 171 días a tasa Badlar más 2,9% anual. Fue el segundo tramo de un programa de emisión de 225 millones de pesos. También Córdoba realizó la segunda emisión, por 71,8 millones de pesos, de un programa anual de emisión de 830 millones de pesos. La colocación a 182 días se pactó a una tasa Badlar más 2,5% anual. Hace algunas semanas, el bonaerense Daniel Scioli emitió deuda por 864 millones de pesos. La propia presidenta de la Nación arrancó el año anunciando la refinanciación de deudas a las provincias que transfirieron sus pasivos al Estado nacional a principios de la década
  De la mano de la crisis fiscal de las provincias, los bancos y agentes del mercado financiero se preparan a volver a un negocio que floreció antes de la crisis de 2001: prestarle a los Estados provinciales.
  Un informe de la consultora Abeceb.com, llamó la intención, incluso, sobre otro fenómeno que se acopla al crecimiento de la deuda. La dolarización de la misma.
  El gobernador Bonfatti se mostró confiado en que la situación fiscal de la provincia se aliviará a partir del quinto mes del año. “A partir de mayo los tributos comienzan a cobrar mayor celeridad”, manifestó.

Críticas a la gestión de Binner

Los senadores peronistas enfatizaron, durante la sesión de ayer, sus críticas a la gestión de Hermes Binner al frente de la provincia. Argumentaron que dejó una situación difícil y complicada a Bonfatti y que el actual mandatario tiene “un mejor acercamiento y diálogo” con el peronismo.
  Alcides Calvo recordó que el año pasado, cuando aprobaron el presupuesto desde el PJ, no pensaron que el “escenario sería déficit, deuda flotante en grandes niveles y problemas para cubrir toda clase de obligaciones inclusive los sueldos”. Y agregó: “Gastaron más de lo que entró, esta es la situación que tienen sincerar el gobernador y su ministro de Economía”. Rubén Pirola reclamó que las deudas “no solo se contabilicen en términos financieros sino sociales, después de cuatro años de gestión socialista unas y otras se han profundizado”.
  Lifschitz salió al cruce “para llevarles tranquilidad a Calvo y Pirola de que el futuro provincial está en buenas manos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS