Economía

El Senado convirtió en ley la prórroga de las facultades delegadas al Ejecutivo

El Senado aprobó por 38 votos contra 30 la prórroga de las facultades delegadas al Poder Ejecutivo, en una sesión en la que también se convirtió en ley la emergencia agropecuaria y un régimen jubilatorio para docentes universitarios que restablece el 82 por ciento móvil para el sector.

Jueves 20 de Agosto de 2009

El Senado aprobó por 38 votos contra 30 la prórroga de las facultades delegadas al Poder Ejecutivo, en una sesión en la que también se convirtió en ley la emergencia agropecuaria y un régimen jubilatorio para docentes universitarios que restablece el 82 por ciento móvil para el sector.

Luego de que el titular del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, hiciera uso de la palabra se realizó la votación, aproximadamente a las 19.45. Puertas afueras, productores agropecuarios protagonizaron incidentes y lucharon con la policía en su intento por derribar los vallados que les impedían ingresar en el Congreso.

Votaron junto a la posición oficial 35 integrantes del bloque del Frente para la Victoria, tres aliados patagónicos (dos fueguinos y un neuquino) y lo hicieron en contra los representantes del  justicialismo disidente, del Acuerdo Cívico y Social y los oficialistas Ramón Saadi y Elena Corregido.

Durante ocho horas de debate, el kirchnerismo se abroqueló en la defensa de la iniciativa que aprobó la Cámara de Diputados la semana pasada, que fija además la creación de una comisión bicameral, de 8 miembros por cada cámara, para que en un plazo de 240 días analice y revise cuáles de las 1.900 normas dictadas hasta el año 1994 mantienen su vigencia.

Además establece que sólo podrán dictar medidas el presidente y el jefe de Gabinete, con lo que se prohíbe la subdelegación, que hasta ahora permitió que funcionarios de segunda orden hicieran  uso de facultades extraordinarias cedidas por el Congreso.

El santafesino Carlos Reutemann, enfrentado al kirchnerismo, ya había confirmado esta tarde su voto en contra del proyecto para prorrogar la legislación delegada con el argumento de que “el Congreso puede y debe tratar todas las iniciativas puntuales que se refieran a normas que permitan preservar la seguridad jurídica y el estado de derecho”.

“Por eso que el Congreso resigne una vez mas fijar políticas de fondo y de largo plazo en un tema crucial como es la política agropecuaria es un despropósito”, manifestó y no dudó que el Parlamento “ante el último acto electoral debe recuperar su rol como caja de resonancia de las discusiones de los grandes problemas del país”.

La senadora Roxana Latorre, que acaba de ser expulsada de la bancada que compartía con Carlos Reutemann, aprovechó su exposición en el recinto para volver “a desmentir que haya firmado el dictamen de mayoría” y reiteró que suscribió el despacho “en disidencia total”. Por tanto, la senadora responsabilizó “a un sector” la Sociedad Rural de su provincia haber “constituido esto -la firma del despacho- en un tema de Estado” y lo atribuyó al “clima de intolerancia que reina en el país”, al tiempo que ratificó su compromiso con la defensa de los intereses agropecuarios de su provincia.

Contrario también al proyecto, el senador porteño Samuel Cabanchik (Bs.As. Federal) denunció que hay un “intento oficial de asociar gobernabilidad con concentración del poder” de parte del oficialismo y consideró que si se sanciona la prórroga de la legislación de delegada “nosotros mismos habríamos abusado del derecho a la fuerza” en vez de defender “la fuerza del derecho”.

En el Senado se pudo ver un debate candente en torno del proyecto de ley para prorrogar por un año a partir del 24 de agosto las normas dictadas por el Poder Ejecutivo en uso de facultades delegadas, lo cual incluye la potestad del gobierno de establecer en el marco del Código Aduanero retenciones a las exportaciones agropecuarias.

La prerrogativa mantuvo en vilo a las entidades del campo que reclaman una rebaja en las retenciones, especialmente las que gravan la soja.

El miembro informante del proyecto avalado por el PJ fue el presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Nicolás Fernández (PJ- Santa Cruz), calificó de “fenomenal” el trabajo que hizo la Cámara baja con el proyecto y sostuvo que la media sanción que apoyaría el oficialismo “pone orden y claridad” y da “prolijidad” a las normas dictadas por las facultades delegadas.

El radical Luis Petcoff Naidenoff (Formosa) manifestó que “estamos empantanados en esta especie de democracia delegativa” e insistió en que el Congreso debe “recuperar su propio rol” en materia legislativa en materia de políticas públicas porque “para eso está”.

La primera voz que amagó “patear el tablero” dispuesto por el oficialismo provino de la senadora del PJ de San Luis, Liliana Negre de Alonso, quien con un dejo de dramatismo alegó que la prórroga de la delegación “es uno de los cuatro jinetes del Apocalipsis” y alegó que “esta ley no tiene límites en los daños que ha causado y que va a causar en el futuro”.

“Esto no es únicamente los intereses de un sector, estamos debatiendo la institucionalidad de la República Argentina. Estamos debatiendo el funcionamiento de la República, la naturaleza misma de este órgano al que nosotros pertenecemos”, expresó.

La salteña Sonia Escudero (peronismo disidente), por su parte, se volvió hacia la Constitución para expresarse en contra de la posición del oficialismo, al afirmar que “el Poder Ejecutivo ”carece de facultades legislativas para establecer derechos de exportación en cualquier materia que no sea específica y en este caso no hay ley que lo sustente“.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS