Economía

El Senado convirtió en ley la movilidad de las jubilaciones

El Senado de la Nación convirtió ayer en ley el proyecto oficial de movilidad previsional, que establece dos ajustes de los haberes al año, tras obtener el respaldo de 45 votos a favor y el rechazo de 22 opositores, una diferencia superior a la esperada incluso para los propios integrantes de la bancada kirchnerista.

Jueves 02 de Octubre de 2008

El Senado de la Nación convirtió ayer en ley el proyecto oficial de movilidad previsional, que establece dos ajustes de los haberes al año, tras obtener el respaldo de 45 votos a favor y el rechazo de 22 opositores, una diferencia superior a la esperada incluso para los propios integrantes de la bancada kirchnerista.

  Para los artículos que aludían a la polémica fórmula de cálculo de los reajustes y el inicio de los pagos en marzo de 2009, el oficialismo perdió 6 votos, entre ellos los de los santafesinos Carlos Reutemann y Roxana Latorre, aunque el proyecto sacó una considerable ventaja al cosechar 39 sufragios, contra 28 negativos.

  La Cámara debatió durante ocho horas la iniciativa en medio de un clima que por momentos tuvo picos de tensión por el cuestionamiento cruzado entre varios legisladores, lo que fue alimentado a media tarde por rumores de que organizaciones de jubilados habían desbordado a la policía, que había montado vallas junto al Congreso, y pugnaron, sin éxito, por entrar.

 

Tensa sesión. El debate se inició después de las 11 y tuvo insistentes cruces de opiniones que revelaban un clima de nerviosismo, que se expresó en reiterados pedidos de interrupción a varios oradores, en particular durante las exposiciones de los senadores oficialistas Nicolás Fernández (Santa Cruz), José Mayans (Formosa) y Eduardo Torres (Misiones), quienes confrontaron con fuertes críticas a gobiernos anteriores.

  El titular del bloque de senadores oficalista, Miguel Pichetto, pidió ante la crítica de la oposición "un acto de confianza ante un gobierno que tuvo actitudes favorables al crecimiento de los haberes, como mostró desde 2003", el año de la asunción de Néstor Kirchner.

  Pichetto dijo que "el gobierno nacional tiene dos grandes desafíos el año próximo porque tiene un test electoral y otro de constitucionalidad". También expresó su confianza en que superará ambas situaciones porque creen "en la justicia social que promueve el Ejecutivo".

  La oposición rechazó, en particular, el sistema de actualización mediante un sistema de dos fórmulas, de la cual se aplicará siempre la que arroje el índice menor. Compartieron el rechazo del cálculo, considerándolo "confiscatorio" e "inconstitucional" las bancadas de la UCR y la Coalición Cívica, además de senadores del justicialismo disidente, el socialismo, bloques provinciales de Fuerza Republicana de Tucumán, el Frente Cívico y Social de Catamarca y radicales K, ex oficialistas de la Concertación.

 

Divergencia. También plantearon divergencias varios miembros del bloque oficialista, entre ellos el ex gobernador de Salta Juan Carlos Romero, los santafesinos Reutemann y Latorre, y la chaqueña Elena Corregido.

  El titular de la UCR, Gerardo Morales, recordó que en conjunto con otros partidos de oposición realizarán una presentación ante la Justicia pidiendo que la norma sea declarada "inconstitucional", al tiempo que la cuestionó por "confiscatoria e inentendible" y además "creará problemas en su aplicación".

  Sostuvo que la fórmula elegida por el gobierno deprimirá los haberes de los futuros jubilados y abrirá una creciente brecha entre los salarios de los trabajadores activos y los ingresos de los jubilados.

  En tanto, María Eugenia Estenssoro, de la Coalición Cívica, dijo que quería "denunciar que, de aprobarse este engaño va a pasar mucho tiempo hasta que este tema se pueda reabrir para corregir los errores que esta ley contiene", al tiempo que agregó que "ahora dicen que el aumento puede llegar a ser de un 18 por ciento, pero los funcionarios que han pasado por acá no han aportado ningún dato que permita conocer cuál puede ser el aumento a futuro".

  "La Ansés debería utilizar lo que ellos llaman excedente para ajustar las jubilaciones antes de plantear esta movilidad ya que las jubilaciones están muy retrasadas con respecto a los salarios, mientras utilizan esos fondos para cubrir canjes de deuda", señaló.

 

Inentendible. A su vez, el socialista santafesino Rubén Giustiniani expresó que la ley "es anticonstitucional" porque "no resuelve el problema de la movilidad, que la Corte Suprema dijo que tiene que estar vinculada con los aumentos de salarios de los activos", y agregó que la norma "también es ciega, porque nadie puede dilucidar cuáles son los porcentajes de los aumentos, ya que la fórmula no se entiende".

 

La ley. La norma, que alcanza a 5.600.000 jubilados y pensionados, establece que haya dos subas por año, en marzo y en septiembre, y abarca a todas las prestaciones previsionales. Para calcular la suba se tomará en cuenta lo que pasó en cada semestre calendario: de enero a junio para el ajuste de septiembre, y de julio a diciembre para el de marzo del año siguiente. Habrá dos índices alternativos: uno medirá la evolución de los salarios y la recaudación impositiva que va a la seguridad social, y el otro la evolución de los ingresos de la Ansés, de los cuales se elegirá el menor. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario