Elecciones 2017

El PRO adelantó que tras el resultado irá por la presidencia del nuevo Concejo

Al cierre de esta edición, la lista encabezada por Roy López Molina cosechaba 193.199 votos, el 36,96 por ciento de los sufragios válidos emitidos.

Lunes 23 de Octubre de 2017

Las elecciones legislativas locales configuraron ayer un nuevo Concejo en el que Cambiemos tendrá el bloque con más concejales, seguido por el justicialismo, el Frente Progresista y Ciudad Futura. Y tras el rotundo triunfo de la lista encabezada por Roy López Molina, en el macrismo adelantaron anoche que irán por la presidencia del cuerpo legislativo local.

Así, las urnas terminaron configurando un nuevo tablero político en el Palacio Vasallo, donde el macrismo sigue sumando espacios. La fuerza política que hizo pie en Rosario en 2009 de la mano de la ex directora del Hogar del Huérfano, Laura Weskamp, quien ese año logró el 9 por ciento de los votos y con 40.200 sufragios se convirtió en la primera concejala del PRO en la ciudad, ha tenido un crecimiento sin pausa.

De aquella performance a la de anoche, la cosecha de votos no ha dejado de ir en ascenso. Al cierre de esta edición, la lista encabezada por Roy López Molina cosechaba 193.199 votos, el 36,96 por ciento de los sufragios válidos emitidos. Así, no sólo retenía las dos bancas que ponía en juego, sino que sumaba cuatro, por lo que Cambiemos tendrá en el período 2017/2019 un bloque compuesto por nueve concejales, el más numeroso del Palacio Vasallo.

El peronismo y el Frente Progresista, en tanto, tendrán bloques con siete concejales cada uno, aunque en ambos casos esos bloques tienen sus particularidades.

En el caso del peronismo el desafío pasa por lograr la unión en un hiperfragmentado movimiento que, por lo menos en lo que se observa hoy en el Concejo, está lejos del "todos unidos triunfaremos" que pregona la legendaria marcha.

Actualmente, los ocho concejales que tiene el peronismo están distribuidos en seis bloques, cada uno con una afinidad a distintos sectores del PJ que van desde la Cámpora al Movimiento Evita, pasando por el Cavallerismo y el Kirchnerismo.

En el Concejo que viene el peronismo tendrá un edil menos (ayer ponía en juego 4 bancas y retuvo 3), pero el desafío de Roberto Sukerman (el hombre que lideró la lista del sector) será amalgamar esta dispersión de miradas justicialistas.

Si logra que el peronismo vote unido, entonces tal vez se cumpla lo que la reelecta concejala Norma López sentenció anoche, cuando dijo que el sector "se consolida como la fuerza opositora de mayor fortaleza en Rosario".

Por lo pronto, ayer en el búnker del PJ se la vio a la actual concejala María Fernanda Gigliani y a Eduardo Toniolli, ambos integrantes de dos bloques distintos de este disperso panperonismo. Pero se notaron las ausencias de Osvaldo Miatello y Marina Magnani.

Oficialismo

Por el lado del Frente Progresista Cívico y Social las noticias no fueron muy buenas. Si bien Pablo Javkin, el hombre que encabezó la lista oficialista, celebró haber duplicado el magro resultado de las Paso, la de anoche no fue la mejor elección de la coalición.

Ponía en juego cinco bancas, de las cuales logró retener tres, y ahora deberá atravesar estos próximos dos años con un bloque compuesto por siete concejales y cicatrizar algunas heridas internas. Cabe recordar, por ejemplo, que uno de sus integrantes es María Eugenia Schmuck, la radical a quien el socialismo no acompañó en su deseo de ser presidenta del Concejo y se inclinó por Daniela León. Paradojas del destino, anoche León se quedó afuera de su sexto deseo reeleccionista compitiendo desde la oposición a la administración Fein.

El otro sector político presente en el Concejo es el de Ciudad Futura, que en la elección de ayer no ponía en juego ninguna banca y sumó otra, la del pastor Eduardo Trasante.

Así, el sector político que edificó su militancia desde el barrio Nuevo Alberdi, reducto del noroeste rosarino donde ayer triunfó Cambiemos y Trasante quedó tercero atrás de Sukerman, tendrá cuatro ediles, por lo que anoche celebró en el Distrito Siete, el bar cultural que administra en Ovidio Lagos y Córdoba.

Algo es seguro, el nuevo Concejo quedó conformado por cuatro fuerzas políticas bien definidas a lo que se suma en soledad la voz de la izquierda, de la mano de Celeste Lepratti, concejala del Frente Social y Popular que ayer no ponía en juego su banca. Será vital la búsqueda de consensos para viabilizar las distintas iniciativas. Y entre sus bancas tal vez comience a cimentarse el perfil de quien podría llegar a la Intendencia en 2019.

Desde 2009, cuando obtuvo su primer concejal con el 9 por ciento de los votos, el macrismo en Rosario no ha parado de crecer

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario