Economía

El presupuesto nacional 2016 prevé 36% más de fondos para Santa Fe

El proyecto de la ley de leyes estipula un aumento del 44% del gasto en seguridad para reforzar las políticas en esa área. Un informe advierte que la provincia recibirá el año que viene $64 mil millones

Lunes 28 de Septiembre de 2015

Según el proyecto de ley del presupuesto nacional 2016, el gobierno prevé gastar en la provincia de Santa Fe aproximadamente 64 mil millones de pesos, es decir un 36% más que en 2015. Así lo destacó en un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso) que dirige el economista Andrés Asiain.
  En forma adicional, el Estado nacional distribuirá 46 mil millones de pesos en carácter de coparticipación federal de impuestos, 1.544 millones de pesos se remitirán por el Fondo Federal Solidario (fondo sojero) y 50 mil millones de pesos se destinarán a las universidades nacionales de la provincia.
  Entre los principales destinos del gasto se destaca que el 75% de la suma nacional en Santa Fe es destinada a seguridad social, unos $47 mil millones —que a través de Ansés cubre a 480 mil jubilados— 257 mil beneficiarios de Asignación Universal por Hijo, 35 mil beneficiarios del plan Progresar, entre otros.
  Además, el Ministerio de Seguridad destinará 1.055 millones de pesos a la provincia, con un incremento del 44 por ciento respecto de 2015.
  El presupuesto nacional también prevé una inversión en obras en Santa Fe por algo más de 1.200 millones de pesos que serán destinados principalmente a obras viales, así como también se destinarán 1.085 millones a Enargas para subsidios de transporte y distribución de gas.
  En total, más de 800 mil santafesinos, que supera al 25% de la población, es beneficiario de alguna de las políticas llevadas a cabo por el gobierno nacional.
  Así el Estado nacional prevé gastar en la provincia de Santa Fe el año próximo una cifra equivalente al 83% del presupuesto aprobado por la provincia para 2015, subrayó el informe.
  Según la clasificación geográfica del gasto, el gobierno nacional va a gastar e invertir el año que viene en Santa Fe algo más de 63.742 millones de pesos, un 36% más que lo proyectado para el corriente año.
  “Para entender el peso relativo de este gasto, el presupuesto aprobado por la provincia en 2015 es de 75.881 millones de pesos”, sostuvo el reporte cuyos autores son Cristian Nieto y Celina Calore.
  Los analistas destacaron que “el principal problema de la provincia es, sin dudas, la inseguridad”. Por ello, el presupuesto nacional 2016 prevé un incremento del gasto en seguridad del 44%, explicado principalmente por la política de asistencia en seguridad ciudadana que viene realizando la Gendarmería en Rosario —para apaciguar la ciudad por el crecimiento del narcotráfico— que demanda unos $ 573 millones siendo esta cifra un 70% mayor a la prevista para 2015 ($337 millones).
  Por otra parte, el informe elaborado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz indicó que la Universidad Nacional de Rosario recibirá el año que viene $ 2.540 millones, lo que representa un 5% del gasto del Estado nacional en universidades.

El oficialismo busca el dictamen en comisión

El Bloque de diputados del Frente para la Victoria buscará esta semana emitir dictamen favorable al proyecto de ley de presupuesto 2016 y a la prórroga de los impuestos al cheque y del adicional a los cigarrillos, de manera de poder tratarlos en las sesiones de la primera o segunda semana de octubre.
  Por lo pronto, mañana el kirchnerista Roberto Feletti convocó una reunión de la comisión de Presupuesto, con el fin de analizar los proyecto de gastos y recursos para el próximo año y la prórroga de los impuestos a los débitos y créditos y el adicional del 7% sobre los cigarrillos.
  La intención es analizar las iniciativas y firmar los respectivos dictámenes para lo cual junto a los aliados históricos del Frente Cívico de Santiago del Estero, Solidario Si y otros bloques monobloques tienen asegurada la mayoría necesaria para cumplir con ese objetivo.
  La Comisión de Presupuesto y Hacienda fue convocada para las 17, tras haber recibido la semana pasada a los funcionarios del equipo económico, el viceministro Emanuel lvarez Agis, y los secretario de Hacienda, Juan Pezoa, y de Finanzas, Pablo López.
  En ese plenario los diputados analizarán el presupuesto para 2016 que contempla un crecimiento de la economía del 3%, una pauta del aumento de precios del 14,5 y un dólar de 10,6 pesos y destinar más del 60% de sus recursos al gasto social.
  Además junto con esta iniciativa se analizará la prórroga por dos años de los impuestos que vencen este año que son el tributo al cheque que aporta una recaudación de 120.182 millones de pesos, del 7 por ciento del adicional del cigarrillo y del monotributo que suma 6.987 millones de pesos al erario público.
  Si bien no se confirmó de manera oficial, en el análisis también podría ingresar el proyecto que extiende la emergencia económica.
  De acuerdo a lo expuesto por Alvarez Agis, en el 2016 la Argentina tendrá un crecimiento de alrededor de 3 por ciento, mientras que para el corriente año la previsión es de 2,3%, cinco décimas menos que el previsto en 2015.

Advierten subetimación de los ingresos fiscales

Considerando los presupuestos presentados a lo largo de los últimos 10 años, entre 2005 y 2014, surge un patrón de subestimación de los ingresos fiscales en términos nominales. “Está derivado de los supuestos macroeconómicos utilizados, con diferencias de varios puntos porcentuales entre lo estimado y los observado para variables tales como la inflación, el crecimiento del PIB y el tipo de cambio”, consideraron los economistas Marcelo Capello, Néstor Grión y Vanessa Toselli, en el editorial del Informe de Coyuntura del Ieral de Fundación Mediterránea.
  En el análisis sostuvieron que “la diferencia entre lo presupuestado y lo observado se da incluso para los cálculos vinculados con el cierre fiscal del 2015”.
  “Dado que se conocen los datos del primer semestre, se tiene que para cumplir los guarismos previstos para este año sería necesario un ajuste de 41,3 % en los gastos de capital del segundo semestre, de 17,7 % en las transferencias corrientes y de 17,5 % en las prestaciones de la seguridad social”, advirtieron.
  Por su parte, el informe plantea que la economía tendrá una suba del PIB nominal del 21,1% el año próximo, “posibilitando un crecimiento de los recursos del gobierno nacional del 21,4%”.
  “Si a esto se le añade que se plantea ejecutar un gasto primario de 160.000 millones de pesos (17% de aumento), se obtiene una mejora en el saldo primario, que pasaría de un déficit de $39.800 millones para este año (estimado por el gobierno) a un superávit de $11.100 millones en 2016”, dijeron.
  Señalaron que “el proyecto de presupuesto presentado por el ejecutivo Nacional se elaboró considerando un crecimiento real de la economía para el año 2016 del orden del 3%, una variación del índice de precios implícitos del 17,6%, que en conjunto con el crecimiento real denotan una proyección de crecimiento nominal del 21,1%”.
  En el período considerado, los componentes que más se desviaron fueron el índice de precios al consumidor, y el PIB Nominal, “mientras que si se considera solamente el año 2014, el tipo de cambio y el índice de precios al consumidor son los indicadores que más se alejaron de los valores utilizados para la confección del presupuesto”, añadieron.
  Tanto los recursos como el gasto primario presentan desviaciones sistemáticas respecto a los montos previstos en el presupuesto, según el informe.
  “Mientras que los recursos muestran una diferencia promedio del 9.8% entre los años 2005 y 2014, la subestimación de los gastos alcanza el 15.2% promedio en igual lapso”, dijeron.
  Además agregaron que “en los últimos 10 años (2006-2015) la subestimación del gasto en el presupuesto permitió al Poder Ejecutivo disponer más discrecionalmente los excedentes por un valor acumulado de 1,5 millón de millones de pesos, a precios de 2015, muy cercano a las erogaciones que se observarán en 2015”.
  “Esto es, en una década el gobierno dispuso de un presupuesto adicional para disponer más discrecionalmente que lo que resultaba aprobado en el Congreso de la Nación”, sostuvieron los especialistas del Ieral.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS