Economía

¿El precio de todo y el valor de nada?

La formación de los hijos también incluye aportar lineamientos básicos sobre cómo funciona el sistema económico.

Domingo 05 de Febrero de 2017

Uno de los objetivos de este espacio Econo-mía es acercarte la ciencia para que tomemos las mejores decisiones, todos los días. Cuanto mejor formados estemos las chances de elegir mejor aumentan y no son menos los costos.

Es común y cierto oír que la educación económica (también) empieza por casa. Estas primeras lecciones nos van forjando como individuos y líderes, también nos brindan los lineamientos básicos de cómo funciona un sistema económico, al punto que la buena o mala educación nos puede condicionar a como actuaremos en lo mediato.

Una de consignas que rápidamente debemos incorporar y transmitir a nuestros hijos es el precio y el valor de cosas, mas aún en el momento económico del mundo en el que las redes, la web y los sistemas de valores nos acercan tanta información como confusión de cuáles son los verdaderos valores centrales y ejes de la vida misma. Si bien cada uno de nosotros tenemos nuestro propio mundo y escalas de valores propias, lo cierto es que en la economía estos dos temas son, fueron y serán ejes de estudios eternos.

El economista y filósofo escocés Adam Smith (1723-1790) fue uno de los pioneros en hablar sobre el "valor" de las cosas al decir que la medida más adecuada que cuantifica el valor de las cosas era la cantidad de trabajo que te insume conseguir el bien o servicio que deseas, algo así como el desgaste que debes hacer para conseguirlas.

David Ricardo otro economista, inglés (1772-1823) en su obra "Principios de economía política y tributación (1817)" evoluciona la idea anterior en que todos los bienes para ser útiles deben tener un valor de uso y cambio. Por último que el valor de un bien esta dado por la escasez.

El final se sumo un tal Karl Marx (1818-1883) con un sinfín de títulos y formaciones tales como: fue un filósofo, economista, periodista, intelectual y militante comunista prusiano de origen judío. Karl se sumaba a la idea que el valor de las cosas estaba dado por el trabajo incorporado que tenia cada bien o servicio. A partir de allí luego desarrollo su teoría famosa de la plusvalía capitalista (tema para otro día).

¿Qué es el precio en la economía? ¿ Todos sabemos que lo que cuesta vale. La primera premisa a verificar es que cuesta?

La moneda al igual que el precio son convenciones económicas que desde el inicio de la relación humana fueron de utilidad para ordenar las transacciones y darle escala de valores a las cosas.

Valor y precio

Técnicamente el "precio" es la recompensa (puede o no ser en unidades monetarias) a quien produce ese bien o servicio del que te querés apropiar. Los precios ordenan la economía del lado de la oferta (quien produce) perimiéndole evaluar cantidades a producir, estimar rentabilidades, proyectos inversiones y activar o no un negocio. Por el lado de la demanda, te permite ordenar tu escala de prioridades en función del presupuesto. El precio te canta la verdad si podes o no acceder a lo que querés. Los precios también van a variar dependiendo el tipo de mercado que la economía tiene (sea competitiva o no). Si tenés un solo proveedor de un bien o servicio, adivina quién y cómo define el precio? Adivinaste.

¿Y el valor de las cosas?

El precio en definitiva es un concepto objetivo, digo porque para determinarlo abordas la construcción del mismo con diferentes técnicas. Un precio de un producto X, tiene en cuenta costos reales de producción, impuestos y márgenes de rentabilidad. Diríamos que las matemáticas juegan un rol determinante.

En cambio el "valor" de las cosas asume una escala un tanto diferente. Un mismo bien o servicio es considerado bajo diferentes patrones, tantos como seres humanos somos. Cada uno le asigna un valor a las cosas dependiendo su propia escala y es allí adonde nuevamente la enseñanza del hogar nos pone a prueba. ¿Qué enseñanza dejamos a nuestros hijos sobre el valor del sacrificio, el trabajo y la responsabilidad para con el fruto de ello conseguir lo que buscamos? Ahora la psicología y la sociología nos ayudan a develar el mito, las matemáticas juegan poco en este partido.

Los economistas se debatieron por años entre el valor de uso (como medio para satisfacer una necesidad concreta) y el valor de cambio de las cosas (la proporción en que se intercambian las mercancías entre sí, determinada por el tiempo de socialmente necesario para producirlas). Los bienes o servicios que no reunían estas dos condiciones tenían un valor limitado o nulo.

Siempre me pregunto cómo explicarles a mis hijos estas consignas. Como lograr llegarles para que entiendan que el "precio" es una medida de valor rígida que quizás no manejas (que el mercado la impone) y que si tu presupuesto está limitado, puede que un precio te margine de un deseo y te devuelva cierta frustración.

En cambio el "valor" de las cosas tiene una interpretación más personal e independiente de las condiciones del mercado y fuerte arraigo en tu formación personal-familiar (escala de valores). Enfoquemos nuestro esfuerzo en saber encontrar el valor a las cosas. Para el precio, está el mercado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario