Economía

El peronismo no K avanza en un frente que rompa la polarización Macri-Cristina

El llamado Peronismo Federal y el Frente Renovador protagonizaron ayer dos cónclaves paralelos, en Tucumán y La Pampa, con la finalidad de avanzar en el armado de una propuesta electoral que rompa la polarización que plantean Cambiemos y el kirchnerismo.

Viernes 06 de Julio de 2018

El llamado Peronismo Federal y el Frente Renovador protagonizaron ayer dos cónclaves paralelos, en Tucumán y La Pampa, con la finalidad de avanzar en el armado de una propuesta electoral que rompa la polarización que plantean Cambiemos y el kirchnerismo.

Por un lado, el líder del Frente Renovador (FR), Sergio Massa, y el diputado justicialista Diego Bossio se reunieron con el gobernador de La Pampa, Carlos Verna, y su gabinete, mientras que legisladores nacionales de estos dos espacios se juntaron con el mandatario tucumano, Juan Manzur.

El massismo dio así un paso más en su diferenciación con el kirchnerismo cuando no pocos aventuraban un acercamiento al él, en una estrategia de unidad opositora para tener más chances de doblegar al oficialismo en 2019.

Según fuentes del FR, en la conversación que mantuvieron Massa y Bossio con Manzur dominó la discusión sobre la actualidad económica del país, como el acuerdo con el FMI y la situación del dólar.

Massa aprovechó para entregarle a Verna un borrador con sus principales propuestas económicas, como eliminar el IVA de la canasta básica, que los servicios públicos no aumenten más que los sueldos, liberar las paritaria e implementar créditos a cinco años para la producción de las pymes, en pesos y a tasas fijas, entre otros puntos.

En la reunión estuvieron también los diputados nacionales Raúl Pérez (FR) y Sergio Ziliotto (justicialista), además de los ministros de Gobierno y Justicia y de Hacienda y Finanzas provincial, Daniel Bensusán y Ernesto Franco, respectivamente.

Con Manzur en Tucumán

Paralelamente, diputados nacionales que integran el denominado Peronismo Federal viajaron a Tucumán para dialogar con Manzur. La comitiva estaba integrada por el jefe del bloque Justicialista en la Cámara baja, Pablo Kosiner; su par del massismo, Graciela Camaño, el referente económico del FR Marco Lavagna, y el diputado de Córdoba Federal Martín Llaryora, entre otros.

"Tenemos una responsabilidad parlamentaria pero, además, el objetivo de construir una opción superadora", sostuvo Kosiner, quien llamó a "consolidar esta construcción política".

Por su parte, Camaño cuestionó las políticas económicas del oficialismo y resaltó la importancia de "la unidad de la oposición".

"Pasan cosas graves. Se habla de si hay acuerdo o no hay acuerdo. Un acuerdo ficticio, porque el gobierno no sabe para dónde va. No me voy a meter en temas económicos porque Marci lo hace de forma maravillosa. Pero ellos no saben lo que quieren", cuestionó la jefa del bloque massista, y agregó: "El país está sin brújula" y "los desaciertos políticos generan cimbronazos en donde miles de argentinos quedan en el camino".

Más allá de la discusión político-electoral, en la reunión se buscó llegar a posicionamientos sobre los principales debates que están en la agenda del Congreso, como la ley de presupuesto.

"El peor problema es que quien nos gobierna parece que no sabe a dónde vamos. El modelo basado en la especulación financiera, o en propinas, no llevan a ningún lado. Sólo profundizará la crisis", manifestó Llaryora.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario