Economía

El "Nobel" de Economía fue para dos expertos en teoría de las subastas

El galardón fue otorgado a los profesores estadounidenses Paul Milgrom y Robert Wilson

Martes 13 de Octubre de 2020

El Premio de Ciencias Económicas del Banco de Suecia, conocido popularmente como Premio Nobel de Economía, fue otorgado ayer a los profesores estadounidenses Paul Milgrom y Robert Wilson, cuyo trabajo innovador sobre “mejoras en la teoría de las subastas e invención de nuevos formatos de subastas”, fue utilizado en particular para la asignación de frecuencias de telecomunicaciones y en múltiples actividades.

La Real Academia de Ciencias sueca señaló que los hallazgos de Milgrom y Wilson, dos expertos de la universidad de Stanford, de 72 y 83 años, beneficiaron “a vendedores, compradores y contribuyentes de todo el mundo”.

“Los nuevos formatos de subasta son un hermoso ejemplo de cómo la investigación básica puede generar posteriormente invenciones que beneficien a la sociedad”, afirmó la Academia en un comunicado. Y agregó: “Las subastas están en todas partes y afectan nuestra vida cotidiana”.

Concretamente, se utilizaron los nuevos formatos de subasta para espectros de radio, cuotas de pesca, franjas horarias de aterrizaje de aeronaves y derechos de emisión, entro muchos otros espacios económicos y sociales.

Milgron y Wilson integraban, al igual que otros expertos, el listado de favoritos a recibir el prestigioso premio.

Los primeros análisis sobre las pujas fueron realizados por Wilson en varios estudios que se remontan a los años 60 y 70 del siglo pasado, a través de los cuales elaboró una teoría de subasta de objetos con un valor común. Demostró cómo postores racionales tienden a colocar ofertas por debajo de su mejor estimación, preocupados por el hecho de pagar demás y perder económicamente. Esto, según lo planteado por el economista, se potencia cuando algunos participantes tienen más información que otros.

Wilson mostró también que, a mayor incertidumbre, hay más precaución de los postores y, por consiguiente, se obtiene un precio final bajo.

Milgrom, por su parte, formuló una teoría más general en la década del 80 que no sólo permite valores comunes sino también valores privados que varían de uno a otro postor. Con esto demostró que un formato dará al vendedor un ingreso mayor cuando los pujadores aprendan más sobre los valores estimados de los otros durante el concurso.

Ambos economistas crearon posteriormente nuevos formatos para licitar de forma simultánea objetos más complejos, pensando en un vendedor motivado más por el beneficio social que por el beneficio máximo.

El éxito obtenido ocasionó que muchos países, entre los que el Comité Nobel citó a India, Canadá, Noruega, Polonia, España, Reino Unido, Suecia y Alemania, utilizaran el método.

El Nobel de Economía no forma parte del legado de Alfred Nobel, ya que fue establecido en 1968 por el Riksbanken, el banco central sueco.

Paul Milgrom se licenció en Matemáticas en la Universidad de Michigan y se especializó en Estadística en la de Stanford, donde se doctoró en Economía.╠

Robert B. Wilson se licenció en Matemáticas en la Universidad de Harvard, para incorporarse años después a la Escuela de Negocios de Stanford.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario